Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Presidente del Pabellón de la Fama: “No pasa alguien que no tenga mérito”

El Comité Permanente explica su sistema para escoger a los inmortales

Expandir imagen
Presidente del Pabellón de la Fama: “No pasa alguien que no tenga mérito”
El presidente del Pabellón de la Fama, Dionisio Guzmán.

Al Pabellón de la Fama entrarán no los mejores, ni los muy buenos, sino, de ese grupo los que guarden el nivel de “la excelencia”.

Así quedó establecido por el presidente del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, Dionisio Guzmán, quien se apoya en el artículo décimo de los estatutos, basado en los requisitos de nominación. “Para ser nominado como inmortal del deporte, el candidato propuesto deberá reunir los requisitos de excelencia, honestidad y juego limpio establecidos en los Estatutos vigentes y haber cumplido con sus obligaciones y compromisos internacionales oficiales”.

¿Y quiénes pueden ser inmortales?, son dos grupos, los propulsores y los atletas y dentro del primer renglón se incluyen árbitros, anotadores, jueces de diferentes disciplinas, periodistas, entrenadores, asistentes, personal médico. “Todo el que participa en una actividad deportiva, que no sea atleta entra en un renglón que nosotros llamamos propulsores” y por supuesto, “el atleta que haya desarrollado una extraordinaria vida deportiva y que esté acompañado de una conducta ciudadana ejemplar”, dijo Guzmán al conversar con Diario Libre sobre el procedimiento del Pabellón de la Fama, conversación a la que se unieron los miembros del comité permanente (grupo que elige más del 50 por ciento de los inmortales), Luis Schecker Ortiz, Marcos Jiménez y Rubén Andújar.

El Pabellón de la Fama, y Guzmán está consciente, está al tanto, ha sido objeto de cuestionamientos, y a veces críticas, que él de manera amable accedió a tratar sobre las mismas.

Un punto que año tras año se cuestiona es el nivel de los que alcanzan la inmortalidad. “Es difícil que aquí pase uno que no tenga mérito”, dijo Jiménez. Y Guzmán subraya, que es ahí “donde mucha gente se confunde, esto no es un concurso de popularidad, es un concurso de méritos y yo te lo digo, no pasa alguien que no tenga mérito”. Este, sin dudas, sería un tema de nunca acabar.

El próximo ceremonial de exaltación será el próximo 14 de noviembre a partir de las 10 de la mañana, cuando se exaltará a 10 deportistas, de los cuales dos son propulsores, tres exbeisbolistas y otros cinco deportistas.

Lo que se toma en cuenta

Antes de elaborar la boleta, cada expediente es discutido, explica Guzmán y luego se aplica un método que da puntuaciones a los diferentes niveles de participación de ese atleta, se toman en cuenta las medallas y premios de jugador más valioso.

También la puntuación variará si ganó un bronce, plata y oro, lo cual tendrá una puntuación mayor si es a nivel de Juegos Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos, Mundiales y Olímpicas.

“Aquí somos respetuosos de esos reglamentos”, dijo Jiménez, quien niega lo que a viva voz se ha dejado sentir en ocasiones sobre el sistema de elección del Pabellón. “Aquí no hay parcialidad, eso no es verdad”, dijo Jiménez y sugiere que no se puede hablar de lo que no se conoce.

A resumidas cuentas, plantea Andújar “la inmortalidad la define la excelencia y su conducta”, además. “Hay jugadores estelarísimos, que sin embargo fallaron en su conducta y eso no es un ejemplo para la juventud, ni para el deporte”, señala Schecker.

Sobre Grandes Ligas

No una vez se ha cuestionado el que peloteros de Grandes Ligas entren al santuario deportivo local sin haberse colocado nunca el uniforme nacional.

Los reglamentos, no los discriminan. “El Pabellón tiene por objetivo principal honrar a los atletas y propulsores en sus distintas categorías, que se hayan distinguido en forma extraordinaria, a nivel nacional e internacional, dándole lauros y gloria al deporte dominicano”, se lee en el artículo segundo del objetivo de este organismo.

“Este es el Salón de la Fama del deporte dominicano, el que está en Grandes Ligas tuvo la suerte de jugar a un nivel extraordinario. Eso no le quita mérito para estar aquí”, sostiene Guzmán.

¿Quiénes eligen?

Los llamados a elegir a los inmortales son: el comité de veteranos que está compuesto por nueve inmortales del deporte, que eligen un atleta que tenga más de 20 años de retiro, lo que equivale a que al llegar a esas dos décadas no aparecerá más en la boleta principal.

La otra entidad es la crónica deportiva nacional, que mediante el voto electrónico, que se implementó en el Pabellón hace unos tres o cuatro años, elige un beisbolista y un atleta.

Y el otro organismo de elección es el Comité Permanente que elige un beisbolista de Grandes Ligas, uno de la liga dominicana, dos propulsores y cuatro atletas.

El comité

El Comité Permanente del Pabellón de la Fama, creado enero de 1967, está conformado por 13 miembros que son los llamados a escoger la mayor cantidad de los candidatos.

Es la parte más llamativa, que un selecto grupo escoja la mayor cantidad de los deportistas, cuando este organismo pudiera ser ampliado. “Son los estatutos”, dijo Guzmán.

Última década

Sin entrar en debate de una presidencia y otra, Andújar defiende que “en los últimos 10 años es casi imposible que alguien pase sin mérito”.

Y es que cada quien, señala, tiene su reglamento de inmortalidad “nosotros nos regimos por el método que tiene casi 10 años”, dice Andújar, quien fija en cuatro, los aspectos fundamentales para ser electo: 1. La edad, al menos 40 años o 10 años de retiro; 2. Cinco años de retiro; 3. La excelencia deportiva y 4. La conducta, la ética y la integridad. “De esos cuatro aspectos depende todo”, dijo.

La edad y el dopaje

Una persona será elegible al Pabellón con al menos 40 años de edad y cinco años después de su retiro o 10 años sin importar la edad.

Guzmán lo explica así, luego de ser preguntado. Si una persona tiene 38 años de edad, su elección no será a los 40 años, sino cinco años después de dejar el deporte, por lo que aparecería en la boleta a los 43.

Y en caso de tener un caso positivo a dopaje, tendrá la penalidad de cinco años por lo que, si se retira a los 38, surgiría en la boleta a los 48 años de edad. Pero si ha fallado en dos ocasiones, “los reincidentes serán declarados no elegibles”, de por vida, plantean los estaturos.

Un atleta también puede ser elegido 10 años después de su retiro sin importar la edad.

Esto aplica para un atleta con una carrera gloriosa a temprana edad, caso de Marileidy Paulino (atletismo/24 años) o Audrys Nin Reyes (gimnasia/26 años), que tienen una laureada hoja de servicio, si se marcharan ahora serían elegibles a los 34 y 36 años, respectivamente.

Pero “tres años sin –recibir- votos se saca de la boleta”, señala Guzmán.

    TEMAS -

    Amante del deporte en todas sus dimensiones. Confiado en que la base del deporte debe de ser desde la escuela. Ha cubierto Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos y del Caribe.