Ric Flair asegura que nunca perdió contra Jack Veneno

  • El luchador deja plasmado en un libro su experiencia en República Dominicana

El luchador estadounidense Ric Flair habla en su autobiografía “To be the man” sobre su experiencia en la República Dominicana, y las peleas que escenificó con el legendario luchador dominicano Jack Veneno, fallecido este martes.

Ric Flair cuenta que para entrar a la República Dominicana no tenía pasaporte así que tuvieron que sobornar a las autoridades dominicanas, y de ahí en adelante la historia se hace, cada vez más, de ciencia ficción.

Según Ric Flair, en su primera pelea contra Jack Veneno no perdió, porque el tiempo de la lucha se había terminado 20 segundos antes pero no tuvieron valor para decírselo al público; supuestamente el luchador técnico El Puma, compañero de Veneno, había roto el reloj, que era la evidencia.

En la segunda pelea, dice que se dejó planchar por temor a los militares y al público, luego de que Roddy Piper, su acompañante, golpeara por la espalda a Jack Veneno.

A continuación el relato de Ric Flair:

Algo más inusual ocurrió en República Dominicana, donde Colón y Víctor Jovica promovieron una pelea con un hombre llamado Jack Veneno. La primera vez que viajé allá no sabía que necesitaba un pasaporte. No tenía uno conmigo, así que hubo que pagarle a la gente para que me dejaran entrar al país.

Estuve en el hotel Sheraton en Santo Domingo sintiéndome un poco desorientado porque nadie hablaba inglés. Estaba en la habitación con George Napolitano, el fotógrafo de la revista de la lucha, me dijo: "Hey, Ric, mira por la ventana".

Cuando abrí las cortinas de las ventanas vi como 30 mil personas marchando por la calle. Un hombre que parecía un enano estaba trotando por un puente con la multitud vitoreándole junto a su lado, parecía una escena de Rocky.

“¿Quién demonios es?”, le pregunté a George.

“Ese es el tipo con el que pelearás esta noche”.

Aparentemente mi oponente Jack Veneno estaba entrenando para la pelea más importante de su vida, una oportunidad de traer gloria a la República Dominicana, al ganar el campeonato de lucha más importante del mundo. La gente rebozaba las calles por todo el país. Mi Dios, era increíble.

Cuando llegué al estadio, hordas de personas estaban luchando con la policía en las afueras, los promotores me dijeron que habían sobrevendido dos o tres veces la capacidad del estadio y la gente que había comprado sus entradas no podía entrar. En Santo Domingo, Ric Flair vs. Jack Veneno, era más grande que el Super Bowl y la Serie Mundial. Era de vida o muerte.

Era lo que la gente de la lucha llama "el Broadway". Al final de la pelea Veneno me tenía en una llave dormilona. El referee me levantó el brazo una vez y no lo sostuve. Lo levanté una segundo y se cayó otra vez. La tercera vez que me levantó el brazo lo dejé caer para un lado, indicando que realmente estaba inconsciente y que Jack Veneno ganó, la campana sonó.

Lo que siguió fue una revuelta escandalosa. La gente estaba lanzando sillas y peleando con los militares y policías. Y realmente no conocían el verdadero final. Los espectadores creían que Veneno se había convertido en el campeón de la NWA, estaban jubilosos. No podía imaginarme qué hubiera pasado si Veneno perdía la pelea. Todo el mundo quería entrar al ring a felicitarlo. Yo no quería dañar la fiesta, así que dejé el título de campeonato en el ring. Si Veneno entendía que levantar el cinturón sobre su cabeza y pretender que era el campeón estaba bien, pues de acuerdo conmigo.

La versión de Hugo Savinovich, anunciante en español para WWC: Estaba trabajando para la WWC y sabía que el anunciante del ring le dijo a Veneno que si la gente sabía que él no había ganado habría gente que moriría. Nadie tenía idea de que esto era un espectáculo. Todo el mundo, hasta la comisión atlética creyó que era una pelea de verdad. Lo que pasó fue que el reloj que usamos se había detenido 20 segundos antes, y la comisión quería verlo, si la pelea hubiera sido 20 segundos más corta, claro que Jack Veneno hubiera sido campeón. El Puma, un luchador que trabajaba con Jack Veneno en las peleas, tomó un martillo y rompió el reloj. Destruyó la evidencia, si no se hubiera armando una revolución que los militares no iban a poder controlar.

Ric Flair dice que decidió dejar el título de campeón en la República Dominicana. Jack Veneno trató de devolverlo en los vestidores, pero yo le dije que no, que lo olvidara, prefería salir vivo de la República Dominicana.

Nadie en los Estados Unidos supo que hubo un cambio de título, y tampoco se anotó en los récords de la NWA. Pero la casa (boletería) pagó tan bien que Colón y Jovica quería que retornara. “No te preocupes”, me juraron, “te tendremos seguro. Nada parecido volverá a pasar otra vez”. “Okay”, les dije, “pero quiero llevar a Piper conmigo”.

El hecho de que nuestra primera pelea fue declarada sin decisión nunca fue reportado en la República Dominicana, así que Veneno entró al ring usando el cinturón de la NWA. Roddy Piper entró conmigo con una bandera americana y cantando “God Bless América”, de una forma bastante alta. Los fanáticos estaban gritando y maldiciendo. Era aun más escandaloso que la pelea anterior. Estaba en el edificio, era una locura absoluta.

Veneno y yo habíamos acordado que yo le iba a ganar la pelea por el título. Así que comenzamos a cruzar por las cuerdas, y cuando él llegó a la esquina de Piper, Piper lo golpeó por detrás tumbándolo al piso. Había soldados alrededor del ring y un grupo de ellos les apuntaron a Piper a la cabeza. Era el momento en el que se suponía que iba a robarle la pelea a Veneno, pero me asusté así que le dije que se subiera encima de mí y le dije: Pin me (Plánchame).

Veneno respondió confundido ¿Qué dice? Y comenzó a levantarse y yo halándolo sobre mí. Así que miré al referee y le dije ¡Count! (¡Cuenta!). El referee me planchó, le puso el título y yo le dije tú eres el campeón y yo me fui huyendo del lugar con una multitud detrás.

No sé qué le dijeron a los fanáticos dominicanos, pero para ellos él no solo me ganó una primera vez, también me ganó en la revancha. Lo cierto es que una semana después nos juntamos y él me devolvió el título, me pagó 5,000 mil dólares y a Piper le dieron 500 dólares y cocaína.

20210406 https://www.diariolibre.com

+ Leídas