¿Cuándo eres rico? (1/2)

No hay duda de que las cosas importantes en la vida tienen un alto grado de relatividad. Es decir: Para los gustos, los colores. Si lo duda, piense en la belleza, el transcurrir del tiempo o el valor del dinero.

De jovencito, la Princesa Leia, con sus moños estilo audífonos, era (a mis ocho años) la definición de una mujer bella. El verano de 1980, cuando vi “Star Wars” por primera vez en el cine, duró todo una eternidad. En esa época, los pocos pesos que mi abuela gastaba en el “diario” de su casa en Santiago donde vacacionábamos, era todo el dinero del mundo.

Ahora, peco de ridículo recordando el disfraz de la “Princesa”, los meses de un “verano” transcurren en un abrir y cerrar de ojos, y no haría mucho esfuerzo para guardar una moneda de cinco pesos.

La reflexión viene al caso por nuestra extraña relación con el dinero, con nuestros ingresos y nuestra definición de lo que nos hace “ricos” del punto de vista material, económico o financiero.

Uno debe tener bien claro lo que es verdaderamente importante, porque, como veremos, no lo estamos (¡pero para nada!) cuando pensamos en el dinero.

¿A partir de cuándo serás “rico”?

Hicimos esa pregunta a nuestros seguidores en las redes de Argentarium, durante dos días de octubre de 2016.

En nuestra encuesta, nos referimos al “ingreso o salario mensual que alguien tendría que percibir de manera regular” en la República Dominicana para ser considerado “rico” económicamente.

Recibimos más de mil participaciones en nuestro sondeo, que incluyó ciertas informaciones demográficas para “cruzar” las respuestas consolidadas y ver si, efectivamente, “todo es relativo”.

De los rangos de ingresos encuestados, el de mayor incidencia (25% de las respuestas) fue el que correspondía a un ingreso entre RD$500 mil y RD$1 millón.

No obstante, para casi la mayoría (47%) a partir de que uno gana RD$100 mil hasta los RD$500 mil ya se le calificaría de “rico” en términos materiales.

Para 23% de los encuestados pertenecer al exclusivo “club” requiere ganar más de RD$1 millón mensual e incluso para un 6% debía superar RD$5 millones al mes.

Sólo el 2% de los encuestados te consideraría “rico” si ganas menos de RD$100 mil al mes. ¿Tendrá sentido eso?

De sexo, dinero y juventud

La subjetividad de la respuesta a nuestra pregunta (que sabemos es incompleta e imperfecta) queda pintada claramente cuándo segmentamos las participaciones por género, edad y nivel económico.

Por ejemplo, y como mostramos en la segunda gráfica, para el 35% de las personas de “Bajos ingresos” (menores a RD$30 mil), ganar RD$70 mil y RD$300 mil al mes las convertiría en “ricos”.

Sin embargo, cuando le hicimos la mismísima pregunta a quienes ya ganan “Mayores ingresos”, entre RD$300 mil y RD$500 mil, sólo 3% estaría de acuerdo con esa definición de riqueza.

En términos de genero, también pudimos identificar una cierta diferencia entre hombres y mujeres, como mostramos en la tercera gráfica.

Para el hombre promedio en nuestra encuesta, el ingreso mensual que te haría “rico” es de RD$1,100,000 cuando, para nuestras mujeres, la expectativa es 11% mayor o RD$1,225,000.

Aún controlando por nivel de ingreso actual (hasta RD$100 mil) y edad (entre 25 y 50 años), nuestras mujeres proyectan una prima de 10% sobre los hombres.

La mayor subjetividad se evidencia cuando le preguntamos a los “Más jóvenes” (hasta 25 años de edad) cuál nivel de ingreso haría a un “rico” comparado con los “Más adultos” (superior a los 50 años).

El rico promedio de los “Más jóvenes” ganaría RD$977 mil al mes. ¿Para los “Más adultos”? Ellos exigirían ganar 34% o RD$330 mil adicionales al mes, para un promedio de RD$1,300,000.

Dicho de otra forma: 33% de los jóvenes te considerarían “rico” si ganas entre RD$30 mil y RD$300 mil. Hágale esa misma pregunta a esas mismas personas, pero cuando tengan el doble de edad, y un tercio ya no pensará igual.

De doña Sonia y su botella de agua

La senadora por Dajabón casi se ahoga en una botellita de agua por aludir a su pobreza material a pesar de ganar por encima de los RD$300 mil al mes.

De hecho, doña Sonia sería “rica” para 35% de todos nuestros encuestados y por 47% de aquellos de “Menores ingresos” (que representan el 70% de todos los dominicanos). Ahora bien, ¿existe la posibilidad de que la hostigada senadora tuviera razón en sentirse pobre? Veremos.

“El secreto de la felicidad no está en conseguir más, sino en crear la capacidad de disfrutar con menos”
Sócrates
Image
Image
Image
Image
20161006 http://www.diariolibre.com

+ Leídas