Consecuencia inesperada

El comercio internacional ha sido seriamente afectado por la lucha contra el COVID-19

Una de las características más llamativas de las economías es la forma como los eventos que suceden pueden tener consecuencias que resultan inesperadas. El comercio internacional ha sido seriamente afectado por la lucha contra el COVID-19. El cierre de puertos y aeropuertos, las cancelaciones de vuelos e itinerarios marítimos, y el cese parcial o total de las operaciones de factorías y establecimientos comerciales, asestó un duro golpe a los intercambios de bienes y servicios alrededor del mundo. Se podría suponer que las limitaciones a la oferta y transporte de mercancías entre naciones crearon una magnífica oportunidad para que los productores locales incrementasen sus ventas. Frente a una menor competencia de rivales extranjeros, esos productores tendrían mercados a su disposición para vender sus artículos, igual que si se hubiesen aplicado medidas proteccionistas en su beneficio.

Se sabe, sin embargo, que muchos productos locales tienen componentes esenciales que son adquiridos en el extranjero, lo que puede impedir atender la demanda adicional. Y más aún, la caída de los ingresos familiares provocada por el cierre de actividades tiende a disminuir la demanda no sólo de importaciones sino también de bienes elaborados localmente.

La consecuencia inesperada a ese respecto ha sido que a pesar de que la pandemia ha actuado como un evento proteccionista, haya reclamos en numerosos países de que se impongan más restricciones a las importaciones a fin de ayudar a los productores locales. El rango de bienes involucrados es amplio, y va desde combustible y alimentos hasta uranio y textiles.

Es sin duda un efecto preocupante, pues a las vicisitudes del comercio internacional que el virus ha causado, pueden sumarse medidas deliberadas para limitar aun más los intercambios. Aunque serían en principio disposiciones transitorias, el proteccionismo y sus propulsores tienen la peculiar habilidad de conseguir que dichas disposiciones pasen a ser permanentes.

+ Leídas