Contraste electoral

En la primera ronda de los comicios, el FMLN obtuvo menos del 20% de los votos, siendo patente el desencanto de sus seguidores

La diferencia con nuestra situación fue muy marcada. Aquí la fase preliminar de los comicios del año próximo aparenta girar en torno a quién será el candidato del partido de gobierno. Reportes acerca de supuestas o reales divergencias dentro de esa organización predominan en los medios de prensa. Describen presuntas rivalidades entre líderes y los grupos formados a su alrededor, con un toque esencialmente personal, desprovisto de contenido conceptual en cuanto a criterios, plataformas, planteamientos, estrategias o programas. Luce como si la adhesión de alguien a una u otra corriente fuese determinada por las oportunidades que esa persona tiene actualmente, versus las que estima que tendría si la alternativa volviese al poder.

La pobreza conceptual que hasta ahora vemos en nuestro incipiente proceso contrasta con lo ocurrido en El Salvador, donde en las elecciones recién celebradas se ofrecieron al electorado tres opciones con rasgos distintivos. En el gobierno desde el 2009, el desgaste del partido oficialista era evidente y los pronósticos así lo indicaban. En efecto, en la primera ronda de los comicios, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) obtuvo menos del 20% de los votos, siendo patente el desencanto de sus seguidores, a lo que observadores atribuyen el incremento de las abstenciones al 55%, desde el 45% en el 2014.

Las dos opciones de la oposición tenían en común, aparte de su rechazo a las políticas gubernamentales de izquierda, un sesgo hacia posturas conservadoras. La opción más extrema, representada por una coalición de partidos derechistas, obtuvo una tercera parte de los votos. Y fue un movimiento de derecha moderada, comandado por un joven empresario, el que consiguió la victoria, con una plataforma basada no sólo en la oposición a la izquierda, sino también en la promesa de romper con el tradicional bipartidismo que ha prevalecido en el país durante los últimos treinta años.

Temas

+ Leídas