Incidentes transitorios

La propia General Motors prosigue con su planeado lanzamiento de vehículos eléctricos Hummer y Cadillac el año próximo.

Los fabricantes de vehículos eléctricos no se conforman ya con un pequeño pedazo del pastel. Quieren para ellos la mayor parte. Saben que para ese propósito cuentan con un poderoso aliado, pues los cambios climáticos atribuidos a la acumulación de CO2 y otros elementos contaminantes en la atmósfera, han conferido un creciente sentido de urgencia al reemplazo del uso del petróleo como combustible en el transporte. Confían que en pocos años, los vehículos eléctricos serán el estándar en la industria, en lugar de ser la excepción.

A lo largo de la ruta hacia ese objetivo es lógico esperar que surjan obstáculos imprevistos, especialmente si se considera que se está llevando a cabo una carrera hacia la meta, en la que participan varios competidores conscientes de la ventaja que trae consigo ser puntero y capturar cuota de mercado.

El mes pasado uno de esos inconvenientes se puso de manifiesto. La General Motors tuvo que informar a otros 73,000 usuarios de los Chevrolet Bolt, adicionales a los que habían sido notificados en julio, que debían llevarlos a los talleres autorizados, habiendo detectado un riesgo de incendio de las baterías. El nuevo costo para la empresa por causa de este incidente se estima en mil millones de dólares, que se suma a los 800 millones del aviso anterior, un cuantioso monto que ella espera traspasar o compartir con el consorcio LG, productor de las baterías. Debido al problema, la General Motors suspendió hasta nuevo aviso las ventas del vehículo.

Los tropiezos en el camino, no obstante, no van a detener la cerrada lucha entre los fabricantes. La propia General Motors prosigue con su planeado lanzamiento de vehículos eléctricos Hummer y Cadillac el año próximo, y otras empresas por igual mantienen o aceleran las fechas de llegada de sus ofertas a los usuarios. En juego está el acceso y captación de un mercado técnicamente novedoso, diferente al tradicional dominado desde hace un siglo por los motores de combustión interna.

+ Leídas