Potencial de crecimiento

El potencial de crecimiento es aquel que puede lograrse sin forzar la estructura productiva

En los informes mensuales elaborados por el Banco Central se dice que la economía dominicana está creciendo por encima, por debajo o en línea con su potencial, y algunos lectores han cuestionado lo que eso significa.

Hay que aclarar que la tasa potencial de crecimiento es un estimado calculado para fines de referencia. Dado que la expansión de una economía depende de la disponibilidad que tenga de recursos de diferente índole, el potencial de crecimiento es aquel que puede lograrse sin forzar la estructura productiva. Más allá de ese punto pueden manifestarse tensiones en forma de escasez de algunas clases de trabajadores, reducciones de inventarios, presiones cambiarias, alzas de precios, endeudamiento y síntomas similares. Y por debajo de él, la economía deja sin utilizar una parte de sus recursos. Sin ser una cifra absoluta, sirve de guía para evaluar el comportamiento de la economía y para decidir la orientación de las medidas a tomar.

Hay que tener en cuenta también que el potencial de crecimiento está sujeto a cambios en el tiempo. La construcción de plantas eléctricas, por ejemplo, aumenta la capacidad de generación y aleja el punto donde la electricidad pasa a ser una restricción para las actividades productivas. Lo mismo ocurre con la construcción de obras de irrigación, vías de acceso, facilidades portuarias, adquisición de maquinarias o entrenamiento laboral. Evidentemente, algunas restricciones son más fáciles de desplazar que otras. Suele ser más factible y rápido, digamos, habilitar un local para una industria que conseguir operarios calificados o materias primas locales a precios que permitan a esa empresa competir.

En su esencia, el potencial está vinculado con la productividad, pues un mismo recurso puede ser empleado en condiciones distintas. Su contribución al crecimiento del PIB puede ser aumentada, por lo tanto, con una mayor racionalidad en la asignación de las inversiones.

gvolmar@diariolibre.com

+ Leídas