Presunciones colectivas

Los autores del estudio utilizaron datos estadísticos acerca de las personas que fueron encarceladas en los EEUU durante el 2017

En algunas ocasiones una persona ve lo que espera ver. Está tan convencida de que algo es cierto, que interpreta sus percepciones según ese convencimiento. El avance de los grupos opuestos a la inmigración en Europa y los EE.UU., por ejemplo, se debe en parte a que se considera que los inmigrantes son propensos a incurrir en actividades delictivas. Sin embargo, un estudio publicado en marzo pasado por el Instituto Cato, un centro de investigaciones ubicado en Washington, contradice esa percepción.

Los autores del estudio utilizaron datos estadísticos acerca de las personas que fueron encarceladas en los EE.UU. durante el 2017. Dado que el número de personas nacidas en territorio estadounidense supera al de los inmigrantes, era lógico esperar que su participación en el total de encarcelados fuese mayor. Pero si la presunción de criminalidad atribuida a los inmigrantes era correcta, el porcentaje de inmigrantes encarcelados debió ser más alto que el de los nacidos allá.

Los datos son reveladores. Los que fueron encarcelados representaron el 1.47% de la población nacida en los EE.UU., el 0.76% de los inmigrantes ilegales, y apenas el 0.36% de los inmigrantes legales. Eso significa que, contrario a la presunción de criminalidad, la probabilidad de que los inmigrantes ilegales sean encarcelados fue un 49% menor que la de los nacidos en los EE.UU., y un 75% menor la de los inmigrantes legales. Más aún, si se excluyen los encarcelamientos de inmigrantes ilegales debidos a su estatus migratorio irregular, y se toman sólo en cuenta los provocados por comportamientos delictivos, el porcentaje de inmigrantes ilegales que fueron puestos en prisión desciende al 0.40%, muy cercano al de los inmigrantes legales.

Aun así, los latinoamericanos tienen las peores cifras. Entre ellos, el porcentaje de inmigrantes legales encarcelados fue del 0.53%, y del 1.10% el de los ilegales, muy por encima de los porcentajes de europeos y asiáticos.

Temas

+ Leídas