Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Aulas reales

En lo que a la educación concierne, aún es demasiado pronto para evaluar el impacto a largo plazo de las suspensiones de clases presenciales

Por un lado tenemos el requisito de la tercera vacuna, y por el otro el retorno a clases presenciales. El primero, el requisito, procura detener o moderar los contagios con el virus de la pandemia. El segundo, el retorno, crea condiciones propicias para la propagación entre estudiantes y su difusión en los hogares. Ambos podrían parecer contradictorios.

Pasados casi dos años desde la llegada del virus, la experiencia acumulada guía las decisiones gubernamentales en cuanto a cuáles medidas tomar y cuáles no. Basado en un análisis implícito de costo y beneficio, las autoridades de cada país han determinado que algunas medidas son demasiado costosas y que, dada la menor gravedad de los síntomas de la variante actual, deben evitarse. Otras pueden aplicarse sin causar grandes trastornos. Dentro de la gama de opciones disponibles, aparenta estar predominando el rechazo a los cierres de actividades económicas y a la educación virtual a distancia. La obligatoriedad de las vacunaciones, en cambio, está en alza.

En lo que a la educación concierne, aún es demasiado pronto para evaluar el impacto a largo plazo de las suspensiones de clases presenciales. Informes preliminares, elaborados principalmente con datos de países donde dichas suspensiones fueron más breves, sugieren un significativo deterioro en el aprendizaje como resultado de la enseñanza virtual, siendo ese declive mayor en los niveles primario e intermedio que en el secundario, y mucho mayor que a nivel universitario.

Ese impacto afectó con más intensidad a los segmentos sociales de bajos ingresos, ya que la efectividad de la enseñanza a distancia es influida por el nivel educativo prevaleciente en los hogares. Se observó en esos casos menores búsquedas independientes de informaciones en internet, consultas más esporádicas y una motivación más baja.

El retorno a las aulas es impulsado además por el regreso de los padres y tutores al trabajo presencial en sus ocupaciones habituales.

TEMAS -

Doctor en Economía de Columbia University especializado en empresas, mercados, pronósticos y riesgo.