Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Factores causantes

El uso de los medios de transporte está divorciado de las prioridades racionales de una nación pobre

Los problemas que afectan a ciudades como Santo Domingo tienen su origen en la forma desordenada en que crecieron. Es frecuente que aunque en su inicio se hayan observado reglas lógicas de urbanismo, sus etapas posteriores se caractericen por una absoluta falta de planificación. En nuestro caso esa diferencia se puede apreciar en el trazado de las calles, regular en la época colonial, y progresivamente más anárquico con el transcurso del tiempo.

Pero las calles son sólo una de las causas de las dificultades. Hay otras aún más significativas, en particular los medios de transporte, la infraestructura de los servicios y la localización de las actividades productivas, sociales y recreativas. Aunque sean menos visibles y su evaluación más compleja, son esos otros aspectos los que mayor impacto tienen en la creación de condiciones que deterioran la productividad y el bienestar.

El uso de los medios de transporte está divorciado de las prioridades racionales de una nación pobre con alta densidad poblacional. Nuestra dependencia de los automóviles, autobuses y motocicletas revela el retraso en el desarrollo de alternativas más eficientes, entre las que se destaca el metro. Este último, cuya red es muy limitada, todavía depende de enlaces con vehículos que transitan por las calles para que los recorridos puedan ser completados.

La infraestructura en la mayor parte de la ciudad es precaria o inexistente. Redes eléctricas expuestas. Tuberías de agua con fugas y diámetro insuficiente que conducen a la extracción indiscriminada de agua del subsuelo. Carencia de cloacas que lleva a utilizar pozos sépticos y plantas de tratamiento. Drenajes naturales obstruidos o interrumpidos por construcciones que han ignorado el curso de las aguas pluviales, provocando inundaciones recurrentes.

Pero el factor más crítico ha sido la ubicación antojadiza de comercios, fábricas, escuelas, colmados, restaurantes, iglesias, estaciones de combustible, oficinas, clínicas y demás establecimientos.

TEMAS -

Doctor en Economía de Columbia University especializado en empresas, mercados, pronósticos y riesgo.