Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Razones del traspaso

Para los trabajadores, sin embargo, ese traspaso de funciones no ha sido siempre beneficioso

Con unas pocas excepciones, las empresas se muestran dispuestas a subcontratar labores que antes llevaban a cabo ellas mismas. Han encontrado conveniente que otras compañías se hagan cargo de esas tareas, con sus propios equipos, instalaciones y empleados. Para los trabajadores, sin embargo, ese traspaso de funciones no ha sido siempre beneficioso.

Un factor clave a ese respecto es la causa de la subcontratación. En muchos casos esta ocurre por razones de eficiencia. Si la empresa es pequeña, puede ser demasiado costoso proveer todos los servicios que ella o sus clientes requieren, haciendo más eficiente que se utilicen compañías especializadas con ese propósito. También ocurren casos de labores muy esporádicas que es mejor dejarlas en manos de terceros. Y puede suceder además que la subcontratación surja como consecuencia de convenios con suplidores, requisitos regulatorios o pactos entre compañías asociadas. En todas esas circunstancias, es probable que no se deriven efectos perjudiciales para los trabajadores.

La situación cambia cuando el objetivo es reducir los gastos de personal o los pasivos laborales acumulados. Se trata en esos casos de empresas que por su tamaño y actividades podrían efectuar los trabajos subcontratados, pero prefieren no hacerlo. Quizás sólo persigan aligerar o quitarse de encima las tareas relacionadas con el manejo de los recursos humanos. Pero podría ser que lo hagan a fin de disminuir el monto de sus nóminas de empleados. Si con el traspaso el nivel de eficiencia no cambia ni hay economías de escala significativas, es posible que el descenso en las nóminas implique menores salarios, menos empleos fijos y más pagos por servicios, reduciendo la estabilidad y los ingresos de los trabajadores.

Un estudio del 2019 publicado por Arnab Basu de la Universidad de Cornell y otros colegas revela que esa clase de subcontrataciones incrementa la volatilidad de los empleos y el descontento con las remuneraciones recibidas. l

TEMAS -

Doctor en Economía de Columbia University especializado en empresas, mercados, pronósticos y riesgo.