COVID-19 no afecta la salud financiera de las AFP y de las ARS

  • A principios de este año el Congreso aprobó una ley que, entre otras medidas, modifica las comisiones de las AFP. Como resultado, se eliminó la comisión complementaria de 30 %
$!COVID-19 no afecta la salud financiera de las AFP y de las ARS
Las AFP acumularon ganancias por RD$5,889.8 millones durante el pasado año.

Las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y las Administradoras de Riesgos de salud (ARS) parecen tener sus arcas blindadas, incluso en un contexto económico y sanitario mundial, regional y local marcado por el COVID-19. El impacto de la pandemia en la economía dominicana no solo se ha reflejado en una caída de 8.5 % para el primer semestre: hasta el 8 de julio un total de 1,160,948 empleados estaban suspendidos de sus puestos de trabajo, según los informes del Observatorio del Mercado Laboral Dominicano (Omlad) del Ministerio de Trabajo.

Esta masiva suspensión de contratos de trabajo está acompañada de la paralización de cotizaciones a la seguridad social, por lo que debía impactar negativamente en las ganancias de las intermediarias. Los datos de la Tesorería de la Seguridad Social dan cuenta de que hasta junio la cantidad de empleadores cotizantes a la seguridad social se redujo en 13.53 % con relación a marzo. Aunque durante el tercer trimestre la caída fue menor, de un 6.78 %. Asimismo, en cuanto a los trabajadores cotizantes, a junio con relación a marzo del presente año la reducción fue de 15.01 %, una caída que se aminoró a 11.49 % al mes de septiembre.

Pero, en contraste con esas caídas, de acuerdo con un análisis de la Fundación Juan Bosch, entre enero y septiembre del presente año, las ganancias de las administradoras de fondos de pensiones alcanzaron la cifra de RD$3,399.5 millones. Con relación a 2019, año en que acumularon ganancias por un total de RD$5,889.8 millones, representa una caída de 42.3 %.

Lo ganado hasta el tercer trimestre del 2020 por las Administradoras de Fondos de Pensiones se erige como uno de los montos más elevados en 17 años de historia de operaciones de esas empresas en República Dominicana.

Un negocio blindado para ganar

Hasta el año pasado los ingresos de las AFP dependían del cobro de dos comisiones sobre las ganancias de los fondos: una mensual de administración, equivalente al 0.5 % del salario mensual cotizable, y otra complementaria de hasta un 30 % de la rentabilidad obtenida por encima de las tasas de interés de los certificados de depósitos de la banca.

Pero a principios de este año el Congreso aprobó la Ley 13-20, que, entre otras cosas, modifica el esquema de comisiones aplicados por las AFP. Como resultado, se eliminó la comisión complementaria de 30 %, que dependía del ciclo hacia el alza o hacia la baja de la economía en el sector bancario. En compensación, creó una única comisión anual sobre el saldo administrado, que para el 2020 asciende a un 1.20 %. Este porcentaje se desmontará progresivamente cada año, hasta quedar en 2029 en un nivel definitivo de 0.75 % del monto administrado.

Como resultado, mientras más crezca el fondo administrado, más ganarán las AFP y, como depende solo de un monto creciente, sus ganancias quedan significativamente blindadas con respecto a los ciclos recesivos de la economía dominicana. Esto lo reconoció el economista Arismendi Díaz Santana especializado en seguridad social. En febrero afirmó que “sólo cambia la estructura de la comisión que cobran las AFP para dar la sensación de que se reducen sus ingresos. Se introducen cambios para mantener los privilegios”.

Para Arismendi, la ley aprobada garantiza ingresos a las AFP por RD$136,919.2 millones en el periodo 2020-2029. A estas utilidades se le sumarían las ya ganadas entre 2004 y septiembre de 2020, que sumaron RD$43,168.3 millones.

No obstante, la Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (Adafp) considera que el ajuste de las comisiones realizado con la Ley 13-20 sí tendrá incidencia en el nivel de utilidades que reciben.

Image

El gremio que agrupa a las AFP señaló que valoran la importancia de los ahorros de los trabajadores. “Generan rentabilidad para los trabajadores afiliados incrementando el patrimonio que financiará su pensión al momento del retiro”, afirman.

Entre enero y septiembre del presente año, los fondos de los trabajadores ahorrados en las AFP se incrementaron en RD$67,008.63 millones, sobre todo, “por la rentabilidad que logran las AFP en favor de los afiliados al invertir dichos fondos”, dice la Adafp.

Durante los primeros nueve meses de 2020, “cada afiliado (de los más de cuatro millones) ha ganado en promedio RD$10,471 por rentabilidad, mientras que las AFP han ganado un promedio de RD$845 por afiliado en nueve meses, menos de RD$100 al mes”. De acuerdo con la Adafp, esto significa “que en promedio los afiliados han obtenido este año doce veces más por la rentabilidad de las inversiones que lo que las AFP han ganado por cada afiliado”.

Bajo la COVID-19

El retroceso de 8.5 % que acumuló la economía dominicana en el primer semestre contrasta con el crecimiento de 14.6 % que registró el sector de intermediación financiera, léase, los bancos.

Para la primera mitad del año importantes actividades como la explotación de minas y canteras, manufactura local, zonas francas, construcción y servicios registraron importantes caídas que van desde 5.5 % a 19.5 %.

Las administradoras de riesgos de salud privadas, las pares de las AFP en el área de la salud del sistema dominicano de la seguridad social, lograron beneficios de RD$942.7 millones entre enero y marzo. En un solo trimestre registraron el 76.2 % de las ganancias acumuladas durante todo el año 2019, según las estadísticas financieras divulgadas por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril).

Desde 2007 hasta marzo de 2020, las ARS han acumulado beneficios por un monto total de RD$14,987.2 millones. “Si se consideran las ganancias y los gastos producidos por las AFP y las ARS privadas en estos años, ajenos a pensiones y servicios de salud, superan ya los RD$122,000 millones”, declara la Fundacion Juan Bosch.

Así, bajo la pandemia del COVID-19, la recesión económica no llega a las AFP ni a las ARS. “Todo esto en un entorno en que se proyectan para el país las peores pensiones de América Latina y la inversión en salud está entre las más bajas de América Latina y el Caribe, mientras se ha dejado a la población entregada a un mercado privado”, añade la fundación Juan Bosch en su análisis.

Gasto de bolsillo

A partir de un estudio de la Asociación por el Derecho a la Salud (Adesa) divulgado en octubre de 2019, se evidenció que el gasto del bolsillo de los hogares en servicio de salud ascendió a un 2.7 % del PIB, “el doble que el gasto directo computado del gobierno central”. Ese gasto de los hogares es principalmente engrosado por cobros ilegales de copagos que los centros privados de salud les exigen a los pacientes.

El informe reveló que las proyecciones realizadas durante la administración anterior contemplaban que para el 2020-2022 la inversión pública en salud sería de un 1.7 % del PIB, lo que incumple la Ley sobre la Estrategia Nacional de Desarrollo (END-2030) que ordena un gasto sanitario del Estado equivalente a un 4 % del PIB en 2020, y de un 5 % para el año 2030.

20201111 https://www.diariolibre.com

+ Leídas