CREES: “Impuesto para financiamiento del Sistema 911 es otro parche fiscal”

  • Economista Pavel Isa lo considera una salida apresurada
$!CREES: “Impuesto para financiamiento del Sistema 911 es otro parche fiscal”
Según el proponente del proyecto, el mismo contempla ingresos de US$50 millones al año, por el impuesto.

SANTO DOMINGO. Los economistas Ernesto Selman y Pavel Isa consideraron ayer que de aplicarse el nuevo impuesto a las telecomunicaciones para financiar el Sistema de Atención de Emergencias 9-1-1 afectaría a la economía dominicana y constituye una solución cortoplacista.

Antes de ser aprobado, este impuesto a las telecomunicaciones, mientras era conocido en el Congreso Nacional, fue rechazado tanto por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), las telefónicas y varios gremios, incluyendo la cúpula del sector empresarial, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

Selman, quien es vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), manifestó que la razón por lo cual se está buscando fuentes de ingresos de recaudaciones nuevas es porque ya hay un gasto público alto y cualquier gasto adicional se está buscando financiar con una creatividad fiscalista.

“Esto termina convirtiéndose en otro parche fiscal, introduciendo una figura impositiva, no sólo penalizando a los consumidores y a las empresas de República Dominicana, sino también penalizando a empresas fuera del país”, indicó el economista.

Expresó que este impuesto viola algunas reglas del comercio de bienes y servicios a nivel internacional, en los Estados Unidos por el acuerdo de libre comercio (DR-Cafta) y en Europa por el acuerdo de Asociación Económica (EPA).

En tanto que Isa, economista catedrático del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), dijo que es importante mantener financiado adecuadamente el Sistema Nacional de Emergencias, y consideró que es un punto que se ha ganado la administración del presidente Danilo Medina.

Sin embargo, entiende que se trata de una medida apresurada a una restricción financiera que debió haber sido prevista, y consideró difícil que ese impuesto no genere algún costo para la economía dominicana. “La idea de que otros lo van a pagar me parece problemática. Yo creo que de alguna manera la economía lo va a pagar y lo van a pagar dominicanos y dominicanas residentes en el exterior que llaman a sus familiares en el país, o que hacen negocios con República Dominicana, y al final eso va a terminar afectando si bien sea de forma limitada al país”, expresó.

Además, explicó, el mismo está gravando un bien que está en declive. “Es decir, las llamadas de voz o la mensajería (los minimensajes) están declinando, porque todo se está yendo hacia IP, hacia voz y datos sobre IP, que es sobre internet, entonces tú estás gravando un servicio que está de retirada a largo plazo”.

¿No habrá más impuestos?

En varias ocasiones, funcionarios como José Ramón Peralta, Donald Guerrero y Magín Díaz, han dicho que no se tiene en los planes del momento crear nuevos impuestos ni aumentar los existentes. Sin embargo, la tasa de US$0.02 que se cobraría por las llamadas internacionales entrantes es vista como un impuesto que constituye otro parche fiscal.

20170817 https://www.diariolibre.com

+ Leídas