FMI estudiará las consecuencias de las tasas negativas

  • Kristalina Georgieva insta a los países a manejar con prudencia la política monetaria en medio de una “desaceleración sincronizada”
$!FMI estudiará las consecuencias de las tasas negativas
Kristalina Georgieva, titular del Fondo Monetario.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, le ha pedido al personal que estudie más detenidamente los riesgos de las tasas de interés negativas para la economía mundial, y está instando a los países a utilizar la política monetaria “con prudencia” ante una “desaceleración sincronizada” del crecimiento global.

En una entrevista telefónica con el Financial Times (FT), la Sra. Georgieva, la economista búlgara de 66 años que se convirtió en directora del FMI el 1º de octubre, dijo que el fondo “aceleraría” su investigación sobre los peligros de las tasas de interés negativas como una de las primeras medidas bajo su liderazgo.

Los comentarios de la Sra. Georgieva al FT se produjeron conforme ofreció una evaluación negativa de la perspectiva económica mundial — la cual se ha visto afectada por el riesgo político y las crecientes tensiones comerciales — durante un discurso en Washington el martes. El FMI pronosticó en julio que el crecimiento mundial se desaceleraría hasta llegar a una tasa del 3.2 por ciento este año antes de recuperarse al 3.5 por ciento en 2020, pero la Sra. Georgieva dijo que habría “revisiones a la baja” de las cifras para ambos años cuando el fondo publique un nuevo conjunto de previsiones la próxima semana.

“En 2019, esperamos un crecimiento más lento en casi el 90 por ciento del mundo”, dijo la Sra. Georgieva en su discurso. “La economía mundial está ahora en una desaceleración sincronizada”.

La Sra. Georgieva dijo que las tensiones comerciales — que han aumentado desde que Donald Trump se convirtió en presidente de EEUU en 2017 — han perjudicado de forma importante la economía mundial. Para 2020, las pérdidas derivadas de la incertidumbre comercial — incluyendo los efectos secundarios sobre la confianza provocados por los aranceles — alcanzarían los US$700 mil millones, equivalente al valor de la economía suiza, señaló la Sra. Georgieva.

“Ya hablamos anteriormente sobre los peligros de las disputas comerciales. Ahora, vemos que en realidad están causando estragos”, dijo la Sra. Georgieva, y añadió que, además del estancamiento del comercio mundial, la disociación de las principales economías también era una preocupación creciente.

“Las rupturas actuales podrían provocar cambios que podrían perdurar durante al menos una generación, tales como cadenas de suministro rotas, sectores comerciales aislados, un ‘Muro de Berlín digital’ que obligue a los países a elegir entre sistemas tecnológicos”, advirtió.

La Sra. Georgieva dijo que ahora había pruebas suficientes de que “no hay un ganador” en las disputas comerciales. “Solamente, algunos pierden más que otros”, dijo.

El FMI les ha pedido a los bancos centrales que sigan una política monetaria relajada o acomodaticia ante la desaceleración si necesitan una dosis de estímulo, pero la Sra. Georgieva reconoció que estaban lidiando con sus mandatos en “circunstancias difíciles”.

Sin embargo, tanto en su discurso como en sus comentarios al FT, la Sra. Georgieva señaló que podría haber consecuencias imprevistas conforme los bancos centrales impulsan las tasas de interés más profundamente en territorio negativo.

La Sra. Georgieva sugirió que el FMI exploraría la “búsqueda de rendimiento” que empujaba los fondos y las compañías hacia inversiones más riesgosas, así como el impacto distributivo de las tasas de interés bajas y negativas.

Las tasas de interés negativas se han extendido por la eurozona y otros países europeos conforme los bancos centrales han intentado estimular el lento crecimiento. El mes pasado, el Sr. Trump le pidió a la Reserva Federal que redujera las tasas de interés a “cero o menos”, aunque Jay Powell, presidente del banco central estadounidense, dijo que la Reserva Federal no estaba considerando dicha medida.

La líder entrante del FMI dijo que, con la política monetaria tan limitada, era importante que los países se prepararan para una respuesta fiscal a la desaceleración, si termina siendo más aguda de lo esperado.

“Que quede claro. No estamos en ese punto. Pero cuando se trata de prepararse para la posibilidad de una respuesta coordinada, debemos recordar el consejo de Shakespeare: “Mejor tres horas antes, que un minuto demasiado tarde”, dijo.

©The Financial Times Ltd, 2019. Todos los derechos reservados. Este contenido no debe ser copiado, redistribuido o modificado. Diario Libre es el único responsable por la traducción del contenido y The Financial Times Ltd no acepta responsabilidades por la precisión o calidad de la traducción.

20191010 https://www.diariolibre.com

+ Leídas