• 1

|Invento|
| 03 FEB 2018, 12:00 AM

Plan de pago de Tesla busca lanzar a Elon Musk hasta el infinito y más allá


 Inventor y empresario sudafricano.
Inventor y empresario sudafricano.
20180203 https://www.diariolibre.com

Por Andrew Hill

Los objetivos del inventor son del tamaño de una galaxia, pero ¿es realmente el dinero lo que lo motiva?

Elon Musk ha establecido un nuevo nivel en la cuestionable ciencia de la evaluación comparativa de remuneración ejecutiva. El fabricante de automóviles eléctricos Tesla ha establecido un acuerdo de 10 años con su director ejecutivo que pudiera sumergirlo en más de US$50 mil millones en acciones.

El empresario ha renunciado a un salario o a bonificación alguna a favor de una recompensa potencial representada por 12 tramos de acciones de Tesla, vinculados a objetivos del tamaño de galaxias basados en el valor, en las ganancias y en los ingresos del grupo. Para recibir el monto total, el Sr. Musk tendría que, entre otras cosas, aumentar el valor de Tesla en cerca de US$600 mil millones para alcanzar los $650 mil millones, aproximadamente la actual capitalización de mercado de Amazon.

Una pregunta que ha surgido es cómo el Sr. Musk, sin un salario, pagará por sus provisiones. La respuesta es que, en virtud de la ley estatal de California, él tiene que recibir el salario mínimo de US$37,000 pero, por ahora, según una entrevista con el New York Times, él llenará su refrigerador pidiendo un préstamo pignorando sus acciones como garantía.

Un enigma todavía más relevante es, hasta qué punto, el dinero realmente motiva a un hombre como el Sr. Musk. Si le quitamos los objetivos, el paquete de pago parece estar igualmente dirigido tanto a los accionistas de Tesla como a su volátil líder. El acuerdo puede ser poco convencional, pero se ajusta a una plantilla reconocible: el pago se alinea con el rendimiento de las acciones que poseen los inversionistas mismos.

Y, lo que es aún más importante, es que el acuerdo liga al Sr. Musk a la compañía en una capacidad ejecutiva. Tesla incluso ha agregado un período de tenencia de cinco años para asegurarse de que él comparta las pérdidas de los inversionistas si la vertiginosa carrera del fabricante de automóviles por convertirse en una compañía de energía sostenible termina en un colapso después de que él haya obtenido su recompensa.

Tesla afirma que un premio de desempeño anterior fue “fundamental en motivar” al Sr. Musk. Pero la mayoría de la evidencia indica que son otras fuerzas las que lo impulsan. “Él es el poseído genio embarcado en la búsqueda más grande que jamás nadie haya inventado”, ha escrito Ashlee Vance en su excelente biografía de 2015. “Él no es tanto un director ejecutivo persiguiendo riquezas sino más bien un general dirigiendo a sus tropas para asegurarse la victoria”.

Para el Sr. Musk, este profundo sentido de misión parece ser más importante que las ventajas financieras. Aquí hay un mensaje propicio para todas las juntas directivas: deben proporcionar más que un gran ‘colchón de efectivo’ para mantener interesados a sus inquietos ejecutivos.

Tal y como memorablemente lo expusiera Dan Pink en su libro “Drive” (Impulso), la motivación intrínseca — el deseo del individuo de tener éxito, combinado con la autonomía de acción, con el dominio de la tarea y con un propósito — es muy poderosa. De hecho, los métodos básicos de ‘palo y zanahoria’, incluyendo los incentivos financieros, puede que resulten contraproducentes o que se apliquen sólo a tareas sencillas.

El Sr. Pink reconoce cuanto le debe a Douglas McGregor, quien en 1960 estableció la distinción entre la gestión tradicional de la Teoría X (‘palo y zanahoria, o ‘mando y control’, si lo prefieres) y el innovador enfoque de la Teoría Y, la cual enfatiza la autonomía del trabajador.

Tesla y SpaceX — la empresa de cohetes del Sr. Musk — parecen operar de acuerdo con otra teoría: la Teoría Musk. Su líder a veces habla con el toque autoritario de un auténtico gestor de la Teoría X. En su biografía, un empleado de Tesla recuerda haberse visto reprendido en un correo electrónico después de perderse un evento corporativo por el nacimiento de su hijo (”O te comprometes o no”, le escribió el Sr. Musk).

Sin embargo, los objetivos del Sr. Musk para cambiar al mundo y la confianza en sus ingenieros representan poderosas herramientas de la Teoría Y que Larry Page, el director ejecutivo de Alphabet, ha identificado como una ventaja competitiva: “¿Por qué querrías trabajar para un contratista de defensa cuando puedes trabajar para un tipo que quiere ir a Marte y va a mover cielo y tierra para lograrlo?”

La aplicación de una mezcla de estilos de gestión por parte del Sr. Musk en Tesla y SpaceX se ajusta a la investigación más amplia. En un análisis llevado a cabo en 2014 de los estudios publicados sobre motivación, Christopher Cerasoli, Jessica Nicklin y Michael Ford concluyeron que el impacto conjunto de los incentivos externos y del impulso interno moldeaba el rendimiento. La motivación intrínseca era importante, pero no contradecía el uso de ‘zanahorias y palos’.

¿Dónde se clasifica el dinero en la Teoría Musk? Más alto de lo que pudiera esperarse, pero no por la banal razón de que “mi bono es más grande que el tuyo” que motiva a los ejecutivos comunes. Es el combustible para cohetes que llevará al Sr. Musk más allá del infinito.

El empresario es conocido por verter ganancias de negocios anteriores en su próximo plan, en una proporción inaudita incluso entre los ‘arriesgados’ de Silicon Valley.

“La razón por la cual el plan de incentivos es importante para mí personalmente es que hay algunas cosas verdaderamente importantes que quiero hacer”, le comentó el Sr. Musk al New York Times. Ayudar a convertir a la humanidad en “una especie multiplanetaria...obviamente requiere una cierta cantidad de capital”.

Los directores de Tesla puede que sientan que ya realizaron su labor. Pero su deber más importante no es ni cumplir con la parte financiera del plan de pago, ni atar burdamente al Sr. Musk a Tesla. Es motivarlo a enfrentar sus retos terrenales, cuando sus ojos están realmente fijos en las estrellas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese