Presidente de la Reserva Federal advierte que la recuperación

  • Jay Powell dice que la economía podría no recuperarse completamente hasta que esté disponible la vacuna contra el virus
$!Presidente de la Reserva Federal advierte que la recuperación
Jay Powell

El presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, advirtió que la economía de EEUU podría no “recuperarse completamente” hasta que haya una vacuna para Covid-19, y posiblemente no hasta finales de 2021.

“Si no hay una segunda ola de coronavirus, creo que verán que la economía se recuperará de manera constante durante la segunda mitad de este año”, dijo el Sr. Powell en una entrevista con CBS News que se transmitió el domingo. “Para que la economía se recupere completamente, la gente debe tener plena confianza. Y para lograrlo tal vez tengamos que esperar la llegada de una vacuna”.

El Sr. Powell dijo que la economía eventualmente se recuperaría, pero que podría tardar hasta fines del próximo año.

Donald Trump, el presidente de EEUU, dijo la semana pasada que esperaba tener una vacuna contra el coronavirus en producción para finales de año. Pero los expertos en salud pública, incluyendo a Anthony Fauci, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EEUU, y Rick Bright, el director recientemente expulsado de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado de EEUU, han advertido que el proceso probablemente tardará más tiempo.

El Dr. Fauci, un miembro de alto perfil del grupo de trabajo de coronavirus del Sr. Trump, dijo que cree que la búsqueda de una vacuna tomará entre un año y 18 meses. El Sr. Bright le dijo al Congreso la semana pasada que pensaba que el Dr. Fauci estaba siendo demasiado optimista.

El Sr. Powell dijo que podrían ser necesarias “medidas políticas adicionales” de la Reserva Federal y de las autoridades fiscales para evitar un mayor daño a largo plazo a la economía estadounidense.

Las medidas implementadas para luchar contra la crisis de la Reserva Federal, incluyendo los recortes en las tasas de interés básicas a casi cero y una serie de programas especiales para suministrar liquidez, han provocado fuertes rebotes en los mercados financieros desde los mínimos a fines de marzo.

Pero los datos económicos siguen siendo sombríos. El desempleo en EEUU aumentó al 14.7 por ciento en abril — un récord de posguerra — y más de 36 millones de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo desde que la pandemia de coronavirus se extendió por primera vez en la economía más grande del mundo.

El Congreso de EEUU ya aprobó casi US$3 billones de ayuda destinada a apoyar a empresas y personas en dificultades, pero existe un creciente consenso en Washington de que se necesitará más estímulo fiscal.

A última hora del viernes, la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, aprobó el plan de Nancy Pelosi de US$3 billones en nuevos gastos de estímulo.

Pero Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana del Senado, ha rechazado el proyecto de ley propuesto por la Cámara que incluye US$500 mil millones para los gobiernos estatales y US$375 mil millones para las autoridades locales que están luchando para equilibrar el aumento de los costos y la disminución de los ingresos fiscales provocados por la pandemia. Los republicanos están redactando sus propias propuestas, incluyendo un “escudo de responsabilidad” para que las empresas eviten litigios derivados de trabajadores que contraigan el coronavirus mientras trabajan.

El Sr. Trump ha solicitado en repetidas ocasiones que el próximo estímulo incluya una reducción de los impuestos sobre la nómina, deducciones por derechos como la seguridad social y Medicare. La semana pasada, Larry Kudlow, el principal asesor económico de la Casa Blanca, sugirió que cualquier nuevo paquete de ayuda debería incluir impuestos corporativos más bajos y una regulación comercial más flexible.

La administración Trump ha adoptado una postura más optimista sobre la economía estadounidense que el Sr. Powell, y los funcionarios de la Casa Blanca han insistido reiteradamente en que la economía se recuperará antes de finales de 2020.

Al mismo tiempo, los aliados del Sr. Trump dicen que el presidente, que buscará ser reelegido este año, se está preparando para hacer campaña bajo el argumento de que está mejor calificado que el presunto candidato demócrata Joe Biden para reconstruir la economía.

El presidente ha presionado a los gobernadores estatales a reabrir negocios y eliminar las restricciones del confinamiento en los últimos días, incluso cuando expertos como el Dr. Fauci han advertido que una reapertura demasiado rápida podría conducir a “sufrimiento y muerte”.

Este fin de semana, Peter Navarro, un asesor comercial principal del Sr. Trump, afirmó que el confinamiento continuo “mataría a muchas más personas que el virus chino” porque los hospitales no estaban realizando pruebas de detección de cáncer ni otros procedimientos médicos no relacionados con el coronavirus.

________
©The Financial Times Ltd, 2020. Todos los derechos reservados. Este contenido no debe ser copiado, redistribuido o modificado de manera alguna. Diario Libre es el único responsable por la traducción del contenido y The Financial Times Ltd no acepta responsabilidades por la precisión o calidad de la traducción.

20200519 https://www.diariolibre.com

+ Leídas