Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Fondos de Pensiones
Fondos de Pensiones

Nueve preguntas sobre cómo se invierten los fondos de pensiones y se beneficia el trabajador

La Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones responde inquietudes de Diario Libre

Expandir imagen
Nueve preguntas sobre cómo se invierten los fondos de pensiones y se beneficia el trabajador
Imagen ilustrativa. (SHUTTERSTOCK)

 Luego de que Raúl Hernández Báez, director técnico de la Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (Adafp), informara que en el país se han construido cerca de 2,000 habitaciones para el sector turismo con el apoyo de los fondos de pensiones, Diario Libre formuló nueve preguntas al gremio en torno al tema para seguir orientando a los lectores. 

¿Qué cantidad de recursos de los fondos de pensiones han sido invertidos en 2022?

Las estadísticas de la Superintendencia de Pensiones (Sipen) muestran que, para noviembre de 2022, el patrimonio administrado por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) (a nivel de fondos T-1), asciende a 826,015.2 millones de pesos. Para estos 11 meses de 2022, los fondos T-1 han aumentado en 68,499.7 millones de pesos desde el valor que presentaron a final de 2021.

Las cinco AFP que son parte de Adafp (Crecer, Popular, Reservas, Romana y Siembra) representan 97.9 % del total de Fondo T-1 administrado a noviembre de 2022, o sea, 809,037.9 millones de pesos.

—¿Cuáles beneficios reciben las AFP de las inversiones?

Las Administradoras de Fondos de Pensiones reciben una comisión por gestionar los fondos, es decir, por invertirlos para obtener la rentabilidad a favor de sus afiliados que incremente su patrimonio para la pensión, así como además dar los diferentes servicios y pagos de beneficios y asesoría a sus afiliados.

De la gestión de inversión y los servicios que dan a los afiliados y familiares, las AFP deben cumplir con la estructura regulatoria, desde la ley y las normativas complementarias, remitir estados de cuenta, cumplir con obligaciones de publicaciones regulares.

Además, cumplir con reportería regular a la Sipen (diario, semanal, mensual, trimestral, anual, según corresponda), asumir los costos de transacción de las inversiones de los fondos de pensiones que administran y de las auditorías, entre otros.

En el caso dominicano, a partir de la Ley No. 13-20, del 7 de febrero del año 2020, el Artículo 8 establece que la comisión de las AFP se calcula como proporción del saldo administrado, que se irá reduciendo proporcionalmente con el tiempo.

A partir de enero 2023, “la comisión anual sobre el saldo administrado cobrada mensualmente” será de un máximo de 1.05 %.

A estos ingresos se les restan los diferentes costos y gastos en que incurre la administradora, incluyendo, pero no limitándose a los relacionados con realizar la transacción, la custodia de títulos, entre otros, para poder llegar al valor de los beneficios que obtienen por su gestión.

—¿En cuáles sectores o en qué se invierten los fondos de pensiones?

Los fondos de pensiones se han constituido a nivel global como los principales inversionistas institucionales en cada uno de los países donde el sistema incorpora un esquema de inversión para el retiro.

En este sentido, con el tiempo, en algunos países, los fondos administrados llegan a tener participación importante en casi todos los instrumentos financieros permitidos por sus reguladores (en República Dominicana: la Sipen y la Comisión Clasificadora de Riesgos y Limites de Inversión).

Los fondos de pensiones en República Dominicana, al igual que en los principales fondos a nivel global, invierten principalmente en instrumentos de renta fija (mayormente bonos) emitidos por el Estado, el sector financiero, empresas no financieras, proyectos de infraestructura y organismos multilaterales.

El sistema, en el 2003 comenzó invirtiendo exclusivamente en instrumentos de corto y mediano plazo de las Entidades de Intermediación Financiera (EIF).

Para el mes de noviembre de 2022 podemos evidenciar lo que se ha logrado en temas de diversificación y de posicionarse para el mediano y largo plazo, ya que 68 % de las inversiones se encuentran en inversiones de más de cinco años y, de estas, el 34 % está invertido a más de 10 años.

Aunque la mayor parte se invierte en renta fija, también se invierte en renta variable. Dentro de esta, la inversión que mayor crecimiento relativo ha tenido es la inversión directa en la actividad productiva nacional, a través de la cuota de fondos de inversión.

A septiembre de 2022, las inversiones en el sector privado distinto a EIF ascendió a 101,907.4 millones de pesos, para un crecimiento de 8.2 veces lo que se tenía invertido cinco años atrás.

Hoy, el sistema invierte en 27 fondos de inversiones distintos un valor de 67,934.5 millones de pesos, significando el 66.7 % del total invertido en empresas.

Además de los fondos de inversión, como vías de invertir en el sector privado, otras alternativas en las que se puede invertir son los fideicomisos de oferta pública y las emisiones de oferta pública de acciones.

Las AFP solo pueden realizar inversiones cuando estas tienen formalmente la categoría “grado de inversión”, que es una categoría de bajo riesgo que ofrecen sociedades que se dedican a revisar los riesgos de los diferentes emisores de títulos del mercado de valores.

Estas sociedades están a su vez reguladas por la Superintendencia del Mercado de Valores.

—¿Cómo se beneficia un trabajador cuando los fondos de pensiones son invertidos en instrumentos financieros?

Los fondos de pensiones son recursos que invierten las AFP por cuenta de los trabajadores afiliados a ella con una visión de largo plazo. Todas las inversiones de los fondos de pensiones se encuentran en instrumentos financieros.

Los afiliados, como dueños de los patrimonios administrados, reciben el capital invertido y los rendimientos periódicos que genera la inversión realizada.

El proceso de inversión de los fondos de pensiones se hace siguiendo en todo momento los límites de máximos inversión que establece la Ley 87-01. Además, de las normativas complementarias de la Comisión Clasificadora de Riesgos y Límites de Inversión para los instrumentos autorizados, tanto de renta fija como renta variable con calidad grado de inversión, o sea que se consideran con bajo nivel de riesgo de crédito.

Lo importante de que se inviertan los fondos de pensiones es que permite al trabajador dominicano tener el dinero trabajando para él, ya que sus fondos acumulados no van a depender exclusivamente del aporte que hace su empleador mensualmente, ni su propia contribución, sino que la suma de estos dos aportes se invierte continuamente.

Y va generando rendimientos que aceleran sustancialmente el crecimiento del patrimonio del trabajador.

Desde el 2012, los patrimonios de los fondos de pensiones en República Dominicana aumentan más por rentabilidad que por aportes. El 2021 fue el año récord en el cual 71.5 % del crecimiento del patrimonio se debió a rentabilidad, frente a un 28.5 % debido a aportes.

Diferentes proyecciones muestran que en el tiempo la rentabilidad es la principal fuente de crecimiento en el patrimonio, y esto se logra, con la inversión en instrumentos financieros que cada vez llegan de forma más eficiente al sector productivo.

Es destacable que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó en su informe de 2020 que, entre los países no miembros de la OCDE, el sistema dominicano ha sido el que más rentabilidad real ha obtenido por la inversión profesional de sus fondos de pensiones en los últimos 10 años.

(Esto) a favor de sus afiliados, con un promedio de 7.3 %, o sea, rentabilidad por encima del efecto inflacionario.

Diferentes estudios han señalado lo importante que ha sido el proceso de inversión de los fondos de inversiones para nuestro país. En el libro Prosperidad y Pensiones se detallan los resultados del caso dominicano.

Durante 2003-2019 los fondos de pensiones han contribuido en promedio con el 22 % del crecimiento económico de República Dominicana (1.13 % de 5.14 % de crecimiento promedio en este período).

Esto ocurre por los impactos que tiene el sistema sobre el incremento del ahorro y la inversión, la formalización y productividad del mercado laboral, el desarrollo financiero y su impacto en la productividad, reducción del spread de tasas de interés en el mercado financiero y cómo lo anterior contribuye con la reducción de la pobreza.

En fin, el sistema contribuye que, con la disponibilidad de fondos, y mayores y más predecibles niveles de liquidez en la economía, lleguen más recursos y de forma más eficiente al crecimiento del sector real, del propio Estado y de las familias.

(Lo antes señalado) fomenta el empleo formal y genera a su vez más crecimiento económico. Esta contribución se va a potenciar en la medida que, con el tiempo, el sistema aumente sus inversiones transversalmente en la economía local.

—¿Y cómo se beneficia el trabajador cuando los fondos de pensiones son invertidos en inmuebles turísticos?

En el caso de la inversión inmobiliaria, el trabajador dominicano se beneficia de los pagos que se cobran periódicamente al que se beneficia de alquilar el inmueble, además de la plusvalía que presenten las tasaciones anuales de estos inmuebles o valoraciones a cargo de expertos independientes.

Estas inversiones son típicamente inversiones de muy bajo riesgo y un pago más frecuente (usualmente mensual o trimestral) por parte del inquilino del inmueble.

En el caso de una inversión en el patrimonio de un desarrollo turístico en funcionamiento (un hotel), los trabajadores dominicanos reciben los beneficios que resultan de gestionar el hotel.

Eso es una operación diferente porque está sujeta a los ciclos usuales del negocio hotelero (temporadas altas y temporadas bajas), las ventas que se realizan de otros servicios y amenidades en el hotel, así como el pago de todos sus gastos, costos, incluyendo seguros para casos de desastres causados por fenómenos naturales.

Lo usual es que este tipo de desarrollos necesitan un tiempo para recuperar el capital, estar en su potencial, revalorar sus activos productivos, y de ahí mantener una senda de crecimiento pagando utilidades a los trabajadores dominicanos.

No dejemos de tomar en cuenta que estas inversiones también impactan las comunidades en las que se desarrollan las iniciativas y contribuye con la marca país.

Al haberse invertido en alrededor de 2,000 habitaciones en el Distrito Nacional, Bayahíbe, Miches, Punta Cana y Samaná, entre otros, y generar por empleos directos e indirectos unos 8,000 puestos de trabajo, tenemos un crecimiento del empleo formal.

También, de personas que están aportando para una mejor vejez, una importante externalidad positiva que se logra por el trabajador y para el trabajador.

—¿Cuáles sectores dan mayor rendimiento a las inversiones que realizan las AFP?

Las emisiones del Ministerio de Hacienda (las de mayor plazo en el país) y el Banco Central de la República Dominicana sirven de referencia para los demás bonos de Entidades de Intermediación Financiera y los empresariales.

En el caso de la renta variable, los rendimientos tienen un componente más cíclico dependiendo la naturaleza del activo, empresa o proyecto en el que se invierte el fondo de inversión o el fideicomiso de oferta pública.

De todas maneras, la generación de rentabilidad a mediano y largo plazo la suele generar la renta variable, ya que permite al afiliado ser parte de la generación de proyectos con rentabilidad positiva en términos reales.

Las posiciones en renta fija dentro de los portafolios suelen ser por un elemento de estabilidad y gestión de riesgos.

Sobre estos principios es que se equilibran los portafolios inicialmente y se ajustan a través del tiempo, cumpliendo con la ley, la normativa complementaria y la política de inversión y gestión de riesgos que siguen las AFP en la administración de los fondos de pensiones.

—¿Dónde están los fondos que no están invertidos?

Cada AFP por mandato debe tener invertidos los fondos de pensiones en todo momento. Para ello, la Superintendencia de Pensiones diariamente monitorea el cumplimiento de los balances máximos de efectivo que mantienen las AFP, a través de los informes diarios que deben remitirse.

De igual manera, las AFP monitorean estar en cumplimiento en todo momento de la Ley, la normativa complementaria y como aprovechar las oportunidades disponibles de cara a la política de inversión que siguen, buscando maximizar rendimientos posibles al menor riesgo.

Aquella parte del patrimonio que por alguna razón no logra ser canalizada a un instrumento del mercado de valores porque no hay disponible en una relación riesgo-retorno adecuada, se invierte transitoriamente en certificados de Entidades de Intermediación Financiera.

De esta forma, no se tienen recursos ociosos en el sistema, sino que el reto se convierte en encontrar activos disponibles, cada vez que llegan aportes frescos o se generan vencimientos de inversiones anteriores. 

—¿Cuáles indicadores de la economía inciden en el rendimiento de las inversiones realizadas?

De forma muy sencilla, las tres principales variables para dar respuesta a esta pregunta son: primero, que se requiere una baja y estable inflación; segundo, que se requiere estabilidad cambiaria; y tercero, que se requiere un ambiente de baja volatilidad.

Con baja inflación, los rendimientos obtenidos mantienen su poder de compra en el tiempo; con estabilidad cambiaria los rendimientos de las inversiones en divisa, como parte de la diversificación necesaria de los portafolios administrados, se mantiene generando rentabilidad además de protección.

(Además), y con la baja volatilidad, se logran mejores proyecciones y se toman mejores decisiones sobre la información disponible.

A nivel particular, los distintos tipos de valores responden a diferentes variables económicas y estas variables en algunos momentos pueden ser más relevantes que otros. Sin embargo, como un primer set de variables económicas a seguir están:

  • Para el rendimiento de la renta fija que emite el Estado responde principalmente a la liquidez de la economía, las tasas de interés de política monetaria y las expectativas de inflación.
  • La convención establece que el rendimiento de la renta fija que emite las Entidades de Intermediación Financiera y las empresas debe generar un rendimiento adicional por el riesgo empresarial, que no tiene el Estado.
  • Para la renta variable es más necesario entender el mercado en el que opera la empresa que va a recibir las inversiones, ya que, como inversionistas en su patrimonio, estaremos recibiendo una proporción de lo que genere como beneficio. En este sentido, para generar ingresos es importante prestar atención al crecimiento económico y del sector en el que opera la empresa que estamos analizando, así como entender un poco de la competencia y capacidad de mover precios que tenga la empresa. En el lado de los gastos y costos es importante entender el impacto que la inflación o el tipo de cambio puede tener en la industria y la empresa, así como conocer cómo impacta la tasa de interés sobre su deuda.

—¿Cómo un trabajador puede medir el rendimiento que tendrían sus recursos en los próximos años o meses?

Un trabajador puede siempre acercarse a la AFP en la que tiene su patrimonio para informarse de manera clara de su caso. Sin embargo, diferentes variables económicas y financieras inciden en los resultados esperados de las inversiones de los fondos de pensiones.

Recordemos que las inversiones se realizan mirando hacia el futuro, desconocido por todos, pero sobre el cual uno puede tener expectativas basadas en información pública, privada o generada por uno o su equipo. 

Si queremos encontrar proyecciones públicas sobre las principales variables macroeconómicas, el Estado dominicano presenta trimestralmente una explicación de la economía y actualiza sus proyecciones de corto y mediano plazo en el Marco Macroeconómico que publica el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo.

A su vez, el Banco Central de la República Dominicana presenta mensualmente una encuesta que realiza a participantes del mercado financiero, en los que se presentan algunas expectativas para los próximos dos años.

Aunque cada emisión es una realidad diferente, lo que es más evidente para el caso de la renta variable, las calificaciones de riesgo permiten tener información pública que nos permitiría dar los primeros pasos para este análisis.

De todas maneras, el trabajo de las AFP con los fondos de pensiones seguirá orientado a que, a través de la inversión profesional de los fondos de pensiones, continuemos contribuyendo con el objetivo primordial de hacer crecer eficientemente el patrimonio de cada uno de nuestros afiliados.

(Esto) para lograr más y mejores pensiones, fomentando la generación de empleo, la riqueza y el bienestar, como parte de una economía dominicana más competitiva y conectada con el mundo.

TEMAS -

Graduado en comunicación social en la Universidad O&M. Cursó un Máster en Comercio Internacional en el Centro Europeo de Postgrado CEUPE, tiene varios diplomados en economía, aduanas, sector eléctrico, impuestos y periodismo de investigación.