Frank Rainieri: “Hace 50 años soñamos, hoy imaginamos más”

Grupo Puntacana cumplió este 1 de noviembre 50 años; la iniciativa contó con el respaldo del norteamericano Ted Kheel

“La verdad es que el tiempo vuela. Ya son 50 años que cumple Grupo Puntacana y me parece como que fue ayer que llegué aquí, siendo apenas un muchacho con 24 años de edad, pero cargado de sueños y anhelos”. Así rememora don Frank Rainieri el inicio de las operaciones de una empresa que, sin lugar a dudas, se inscribe en la historia dominicana como la principal promotora de una marca país: Punta Cana.

Grupo Puntacana fue concebido por Rainieri el 1 de noviembre de 1969 que, con la mirada visionaria del otrora joven, contó con el apoyo de Ted Kheel, un norteamericano que creyó en el instinto de Rainieri de potencializar las bondades de las paradisíacas playas de lo que hasta ese momento era conocido en la provincia La Altagracia como Yauya, Punta Borrachón y Pantanal.

Frank Rainieri y Ted Kheel.
Frank Rainieri y Ted Kheel. ( )

“Así comenzamos esta aventura, porque más que un sueño era una aventura que ha ido creciendo y desarrollándose, hasta convertirse, sin lugar a dudas, en una marca país, porque es el nombre que en cualquiera de los continentes se menciona el nombre Punta Cana y todo el mundo lo conoce”, expresó.

Y dice más: “Llegamos aquí hace 50 años a matar mosquitos, con mucha ilusión y vimos un lugar hermoso de nuestro país, una zona en donde no había nada, sólo 52 familias desde Macao hasta Punta Cana, que vivían del desmonte de árboles, de la pesca y del coco”.

A seguidas, agrega: “También vimos a un norteamericano (Ted Kheel) que en ese momento era un hombre prominente, pues había sido asesor de los presidentes John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson, y que le dijo a ese joven muchacho dominicano que creía en lo que pensaba, en mis sueños y que me iba a apoyar”.

Desarrollo turístico y comunitario

Para Rainieri, el desarrollo de una empresa va directamente relacionada con el de la comunidad en la que está enclavada, razón por la que afirma que durante estos 50 años Grupo Puntacana se ha mantenido muy atento a las necesidades del Distrito Municipal Verón-Punta Cana en términos de salud, educación y trabajo social.

Es así como en 1971 nace el primer centro educativo, destinado a favorecer a los hijos de los pocos empleados con que contaba la empresa, así como para miembros de la comunidad.

“Recuerdo cuando en 1971 hicimos la primera escuelita para 12 niños y contábamos con una maestra. Luego hicimos otra con cuatro aulas y 56 niños. Hoy tenemos tres centros escolares, donde se cubren todos los niveles, desde los párvulos hasta que se gradúan de secundaria o hacen una carrera técnica”, manifiesta.

Esos centros educativos son: Puntacana International School (PISC), Politécnico Ann & Ted Kheel y el Centro Educativo Caracolí, el primero ubicado en Puntacana Village y los dos restantes en la comunidad de Verón.

“Tenemos miles de estudiantes, 60 aulas en colegios del más alto nivel en la República Dominicana”, expresa con orgullo el empresario Frank Rainieri.

Haciendo acto de humildad, Rainieri dice: “Los logros no son solo míos, sino de todos los que hemos trabajado durante estos 50 años y hemos luchado por crear este lugar, lo que no ha sido fácil”.

A seguidas, resalta: “Ahora la gente celebra, ve, habla, pero fueron muy difíciles; mis socios, por ejemplo, tuvieron 22 años sin cobrar dividendos, no había nada que repartir, era una lucha tenaz que inició con las 10 cabañitas que hicimos en Puntacana Club, luego logramos una sociedad con Club Mediterrané”.

Cuenta que cuando decidió la construcción del aeropuerto, muchas fueron las críticas y hasta burlas que recibió, pues para esa época resultaba inimaginable un puerto aéreo en una zona prácticamente inhóspita, como el otrora Punta Cana.

“Nos calificaron de casi loco y decían que parecía que el sol de Punta Cana me había afectado, al decidir construir un aeropuerto en medio de la nada; pero todas esas luchas y obstáculos sirvieron para estimular nuestro deseo de que sí se podía hacer algo. Los años transcurrieron, fuimos creciendo, llegaron otros, como los Barceló, Meliá, Riu, la zona fue creciendo, desarrollándose y, a la vez, convirtiéndose en lo que es hoy”.

Apoyo a la salud

Las acciones de Responsabilidad Social para Rainieri han sido fundamentales en la zona turística, lo que ha llevado a Grupo Puntacana a impactar positivamente en varias aristas, tales como educación, salud, seguridad y desarrollo comunitario.

En el sector Salud, la empresa inició con la construcción del Centro de Atención Primaria de Verón, seguido por otras como el Centro Pediátrico Oscar de la Renta.

Para este diciembre aspira a entregar a la comunidad el Centro de la Diversidad Infantil Punta Cana (CEDI), que proveerá un espacio integral para la evaluación, diagnóstico y tratamiento de las principales condiciones de discapacidad en niños de la región este del país.

El Centro de la Diversidad Infantil Punta Cana (CEDI) está en fase de equipamiento. Don Frank Rainieri estima que antes de que finalice el año entrará en servicio.
El Centro de la Diversidad Infantil Punta Cana (CEDI) está en fase de equipamiento. Don Frank Rainieri estima que antes de que finalice el año entrará en servicio. ( )

“Este será, hasta ahora, el único centro que exista en la región este del país, es más, el único desde cruzar el Puente Duarte para acá. Hay decenas de miles de niños que tienen problemas de aprendizaje que pueden ser atendidos, como son los casos de síndrome de Down, entre otras patologías.

Pensamos que en diciembre podremos entregarlo a la comunidad”, manifestó. Y adelantó que tiene planificado también entregar a la comunidad, a mediados de 2020, una nueva obra que aportará soluciones de salud. Se trata del Centro Oftalmológico, al que desde ya Rainieri lo denomina como el Hospital contra la Ceguera.

Así va la construcción del Centro Oftalmológico, el cual Rainieri estima que comenzará a brindar servicios a mediados de 2020.
Así va la construcción del Centro Oftalmológico, el cual Rainieri estima que comenzará a brindar servicios a mediados de 2020. ( )

“Si Dios quiere, el Oftalmológico comenzará a prestar servicios a mediados del año que viene. Ese hospital será llamado el Hospital contra la Ceguera, porque lo que queremos es que miles de dominicanos que, por problemas oftalmológicos quedan casi ciegos y queremos que recuperen su vista. Eso ocurre en todas las edades, pero en especial con los envejecientes”, sostiene.

El AIPC

Para don Frank Rainieri constatar lo que es hoy el Aeropuerto Internacional de Punta Cana (AIPC), es de mucha satisfacción, ya que es el resultado de un proyecto que comenzó como una pista de tierra.

“Ver que construimos una pista de tierra de apenas dos mil pies y donde al año no transitaban siquiera 400 personas, hoy se ha convertido en uno de los aeropuertos internacionales más grandes de América Latina. El año pasado movió ocho millones de pasajeros internacionales. Esos son números que sorprenden a uno, pues eso es como decir que el 80 % de la población nacional o que dos veces y media todo el que vive en la capital salió por Punta Cana”, expresa.

Resalta que en la actualidad el AIPC posee dos pistas de más de 10 mil pies de longitud, que es el mejor interconectado de toda la región del Caribe; sin embargo, sostiene que su mayor satisfacción es observar a los miles de personas que viven y dependen de ese aeropuerto, así como el reconocimiento internacional que posee, ya que está colocado en el más alto nivel no solamente de todo el Caribe, sino de cualquier lugar del mundo.

“Fuimos los primeros en hacer una piscina en un VIP. Ya hoy nos da mucha alegría que aeropuertos como el de Singapur está haciendo una piscina, eso significa que hicimos algo bien, pues nos están siguiendo los pasos”, puntualiza.

Los hoteles

Asimismo, cuenta que cuando inició las actividades empresariales en Punta Cana, “me sentía hotelero”, porque tenía 10 cabañitas con 22 habitaciones. “A veces llegábamos a 24 con apuros. Hoy tenemos tres hoteles, incluyendo a Tortuga Bay, el único en República Dominicana con cinco diamantes”, expresa.

Rainieri dice que nunca soñó con un campo de golf, y que hoy el país es sede cada año del PGA, celebrado en Corales de Puntacana Resort and Club.

“Papá Dios nos ha dado mucho más de lo que soñamos mi mujer, mis hijos y yo. Papá Dios nos ha dado vida para verlo y disfrutarlo con la familia Puntacana, con la comunidad y con el mundo que nos visita”, sostiene.

Impacto económico

Mal contado, se dice que el 17% del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía dominicana lo aporta el sector Turismo; sin embargo, para Rainieri ese aporte económico asciende a por lo menos el 24%.

“Si hablamos con base en el 17% podemos decir que el 13% lo genera este destino; si, por el contrario, tomamos como referencia el 24%, sería de un 18 a un 19% del PIB que genera este destino. Son números importantes y lo que me gustaría es que sigamos creciendo, que pudiésemos llegar a lo que he dicho en muchas ocasiones, tener 60 mil habitaciones hoteleras aquí, 10 mil residencias de extranjeros, tener un país no con 10 millones de turistas, sino emular a España y tener 14 millones de turistas”, dice el empresario.

Entiende que con el crecimiento del turismo se reduce enormemente el desempleo en el país, lo que crearía una clase media impensable en estos momentos.

Boulevard 1 de Noviembre, en Puntacana Village
Boulevard 1 de Noviembre, en Puntacana Village ( )

“El turismo no solo son los hoteles, es el país entero. Cuando analizas el consumo de huevos, de vegetales y otros productos agropecuarios, son producidos en otras zonas del país, es decir, se mueve la economía nacional acorde al turismo”, proclama.

Y reitera: “El turismo no es solamente la hotelería, tiene muchas ramas: salud, medio ambiente, cultura, religión. Uno de los más importantes es el de la segunda vivienda. La gente cuando pasa de los 65 años no quiere estar en climas fríos y busca destinos cálidos”.

Es por eso que entiende que es necesario incentivar el desarrollo del turismo inmobiliario, para que cada día más retirados internacionales hagan de Dominicana su segunda vivienda.

Cuidar a Punta Cana

“Tenemos que cuidar a Punta Cana como marca país, la naturaleza, el medio ambiente, el turismo y al país”, recomienda Rainieri.

Dice que en Grupo Puntacana se ocupan mucho por mantener el equilibro con el medio ambiente a través de Descarga Cero, proyección del Gavilán del Hispaniola, reciclaje de desechos, siembra de corales, producción de compost para utilizar fertilizantes naturales, así como respetando las densidades y alturas para no sobrecargar las playas.

“Trabajamos en todos esos aspectos, para que este desarrollo se perpetúe en el tiempo. Criticamos la gente que viene con un pensamiento de inmediatista, pues eso provoca daños al destino”, puntualizó.

$!Familia Rainieri-Kuret: Don Frank y Haydée Rainieri, junto a sus hijos Paola, Francesca y Frank Elías.
Familia Rainieri-Kuret: Don Frank y Haydée Rainieri, junto a sus hijos Paola, Francesca y Frank Elías.

+ Leídas