La inflación ante la presión de un temporal externo

  • Los industriales alertan sobre el aumento de los costos del transporte marítimo y su impacto sobre los precios
$!La inflación ante la presión de un temporal externo

Presiones por la falta de contenedores en China, aumento de los costos de envíos de mercancías y subida de los precios de las materias primas son factores externos que están presionando los precios en el país.

Desde fines del año pasado se comenzó a reportar una escasez de contenedores desde Asia que se ha profundizado con el pasar de los meses. De acuerdo al índice de disponibilidad de contenedores que calcula la firma XChange, a partir de la primera semana de octubre de 2020 comenzó a registrarse una baja disponibilidad de embalajes de carga internacional, una situación que se fue agravando hasta la penúltima semana de diciembre.

A partir de allí, la disponibilidad de los contenedores ha mejorado, pero la escasez se mantiene. La firma XChange reportó que para esta semana el índice de contenedores disponibles era de 0.35. Un nivel por debajo del 0.5 denota un déficit de contenedores para carga, mientras que por arriba de ese parámetro representa un superávit.

La falta de contenedores es un efecto indirecto de la pandemia del COVID-19. El comercio entre las regiones del mundo, que están en diferentes fases de la pandemia, ha generado un desbalance en los niveles comerciales. Los contenedores que se envían llenos de mercancía desde Asia no retornan con suficientes productos desde el hemisferio occidental, como para que cubra los costos. Ello ha generado una escasez de contenedores para transportar bienes desde Asia.

Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), asegura que esa situación está impactando fuertemente el costo de materias primas y productos terminados, y que ello tiene un efecto en los precios de los productos a nivel global de lo que no escapa la República Dominicana.

“Existe un incremento enorme en los fletes de Asia hacia Europa y América debido a un desbalance en los contenedores saliendo de Asia, es decir, una mayor demanda que lo que puede suplir. Por ejemplo: hay fletes que costaban 1,500 dólares que hoy cuestan 12,000 dólares”, indicó.

La inflación ante la presión de un temporal externo

La AIRD cree que esos factores externos, combinados con la situación interna causada por la pandemia, son un reto para la estabilidad de los precios, los cuales deben subir a medida que suben los costos, como ocurre en una economía abierta.

“Esto impacta al sector industrial, ya que no siempre se pueden traspasar todos los aumentos de costos a los precios finales. Además, a mayor precio, mayor el capital de trabajo necesario. Sin embargo, esperamos que esto sea un efecto de la pandemia temporal y vemos con optimismo que a medida que la pandemia esté bajo control y se avance con los programas de vacunación, la economía seguirá activándose y los precios afectados volverían a una estabilidad relativa”, argumentó.

Al cierre del 2020 la inflación interanual cerró en torno a 5.5%, un nivel que supera la meta de una subida de precios en torno al 4 % para ese año. El Banco Central señaló que durante los primeros meses del año la inflación continuará “ligeramente por encima del límite superior de la meta de manera transitoria”, y en los meses siguientes se reducirán las presiones.

Este martes el presidente de la Asociación de Navieros de la República Dominicana (ANRD), Teddy Heinsen, dijo que el incremento de los fletes por mar es una situación generada directamente por la pandemia. El desbalance en los flujos de mercancías entre las regiones, las cancelaciones de navegaciones por falta de capacidad, altas tarifas, escasez de contenedores, transporte intermodal atascado y cuellos de botella, particularmente en China y Estados Unidos son factores resaltados por Heinsen.

El nuevo presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias de Herrera (Aneih), Noel Ureña, explica que traer un contenedor antes costaba entre US$1,400 y US$1,700, y en la actualidad ronda los US$8,000.

Ureña aboga por una salida entre las autoridades chinas, dominicanas y las navieras para que la actividad siga fluyendo y que los costos no tengan un impacto tan grande como está ocurriendo ahora.

“Hay mucha gente con el nerviosismo porque si quieres comprar la misma fabrica te obligan a entrar en un proceso en el cual te ponen en una lista de esperas para el tema de transporte porque no hay disponibilidad inmediata, entonces, a largo plazo la gente se pone nerviosa, los importadores no quieren quedar sin materia prima, entonces, todo el mundo está con el interés de que su contenedor llegue de primero”, explicó el empresario.

Sobre el tema, Diario Libre conversó con el director ejecutivo de la Autoridad Portuaria Dominicana (Apordom), Jean Luis Rodríguez, quien señaló que todavía en el país no han sentido efectos de esa situación.

“El sector naviero, nosotros mantenemos una comunicación fluida y al día de hoy no hemos recibido inquietudes de ellos en ese sentido, pero es un tema, obviamente, que hay que prestarle atención y tenemos que ir preparándonos en caso de que tengamos algún efecto negativo para poder responder esa situación”, explicó el titular de Apordom.

20210127 https://www.diariolibre.com

Temas

Comercio
Puertos

+ Leídas