La ONEC se opone al negocio de la paca y compra por la internet

  • Ramos dice que afecta los 37 mil empleos del comercio formal
Antonio Ramos, presidente de la ONEC, en visita a Diario Libre.
SANTO DOMINGO. Las ventas de pacas en el mercado local y la compra por internet ponen en peligro los más de 37 mil empleos que maneja el comercio formal organizado en la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC).

Así lo consideró el presidente de esa entidad, Antonio Ramos, en visita a Diario Libre, quien manifestó que las ventas de pacas viola la ley y no pagan impuestos, al igual que la compra de internet; mientras que el sector formal de la ONEC pagó RD$2,196.8 millones el año pasado sólo a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Manifestó que en el sector que dirige existe gran preocupación por los llamados negocios "agachatebutí", que son las ventas de pacas o ropas usadas, que están prohibida por ley, pero en cada esquina florece uno de estos negocios.

"Ya no es sólo en la Duarte o en el mercado de la pulga, sino en cualquier esquina hay gente vendiendo ropas de paca, y hasta se anuncian en los periodicos, lo que es un gran negociado", y no pagan impuestos.

Ramos dijo que esos negocios florecen bajo "la banderita social", pero el sector representado en la ONEC genera 37 mil empleos directos y con los indirectos se llega a las 100 mil personas.

Señaló que el comercio formal también es social, pero esos negocios están afectando el empleo formal en el país.

Por el lado de la paca, tanto los industriales como el sector comercio entiende que ese tema hay que pararlo, y el tema fue tocado en la pasada Convención empresarial.

Indicó que no pueden competir con las ropas usadas, producto que no cumple con las condiciones para entrar al país y son competencia desleal. Llegan desde Estados Unidos y por la Frontera.

Ramos citó que debido a los problemas de salud que causa la ropa usada fue que se prohibió su importación al mercado local, pero aún así sigue floreciendo ese tipo de mercado.

Expuso que han tratado el tema con las autoridades y la excusa es que eso es un problema social, pero la ONEC tiene 37 mil empleos y si se pierden es un problema social, sin citar fábricas y suplidores que se benefician del comercio formal en la economía.

Compra Internet

"A nosotros nos tiene muy preocupados el crecimiento del sector informal y el ver que las autoridades no están haciendo nada al respecto", a lo que se unen las importaciones a consumo directo, entiéndase compras por la Internet, que según un decreto exonera hasta los US$200, pero tiene una connotación, y es que se hizo pensando en "ordenes urgentes".

Expuso, sin embargo, que si un producto es tan urgente por qué no se compra en el mercado local. Añadió que eso de "urgente" se debe aclarar, pues la intención del decreto era liberar cosas que necesitara una industria o empresa, pero no un consumo directo, como ocurre.

Refirió que la compra por internet cada día es más creciente porque no paga impuesto, por lo que la ONEC entiende que Aduanas debe activar el "registro del importador", para tener un control de quién importa como tal.



En Zonas francas

Ramos denunció que hay tres zonas francas en el país que clasifican pacas, bajo la bandera de la reexportación, pero se quedan en el mercado local, lo que es un problema social porque una de esas empresas está en la frontera y emplea a 600 personas, en una zona donde no hay empleo. Pero la realidad es que la ropa usada está prohibida por ley. Afirmó que la gran mayoría de talleres ubicados en Villa Consuelo para producir ropas han desaparecidos, debido a que no pueden competir con la ropas usadas.
20111121 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas