Osmar Benítez: “Vamos a pasar un tiempito cargando pesado, pero los precios van a ir estabilizándose”

  • El exministro de Agricultura es optimista cuando alienta al consumidor a esperar por una baja en los alimentos

Osmar Benítez le tiene un mensaje a la sociedad: “Los precios (de los alimentos) siempre serán estacionales; hay momentos donde el precio va a subir, pero recuérdense, de manera coyuntural, siempre el precio va a estabilizarse hacia la baja”.

Así el exministro de Agricultura y presidente de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) alienta al consumidor que está pagando alimentos más caros, una situación que atribuye a las consecuencias de la pandemia, que comienzan desde el retraso en las cargas marítimas y el incremento del costo de la materia prima y los fertilizantes.

“La pandemia es un evento más en la vida del agricultor”, reflexiona, y se enorgullece en decir que “República Dominicana es uno de los pocos países de América que es capaz de proveer el 85 por ciento de la demanda de alimentos de la población”.

Cuando en marzo de 2020 se declaró la pandemia del COVID-19 y era inminente el confinamiento de la población, los locales de expendio de alimentos se abarrotaron de clientes.

Benítez recuerda que, en principio, hubo dificultades logísticas y de distribución, influidas también por el cierre de negocios y hoteles, que generó una sobreoferta y menos demanda, por ejemplo, de la carne de pollo.

Pero tras la reapertura paulatina de la economía, sostenida por la aplicación de vacunas anticovid, la situación se ha ido normalizando. Sin embargo, la secuela de la pandemia en los precios de los alimentos permanece.

“En materia de la pospandemia el productor ha seguido ofertando alimentos a la población. Hay alimentos que todavía tienen precios altos, hay alimentos que tienen precios muy bajos”, reconoce Benítez durante su participación en el segmento Diálogo Libre de este periódico.

Además de los retrasos en las cargas marítimas, por el impacto de los cierres económicos a causa de la pandemia, y el aumento del costo de los fletes, Benítez menciona que, en el caso de la pecuaria, el país es importador neto de maíz, de soya y de harina de soya, de grasa animal y vegetal. “Y esos son ingredientes que se utilizan en la formulación de los alimentos y de los cerdos, y en algunos casos de las vacas (...) Eso aumentó en promedio un 43 por ciento, y eso se refleja en el precio de la materia prima”, agrega seguidamente.

En la agricultura, menciona que hubo cierre de las minas de donde vienen los minerales que se usan en la formulación de los ingredientes de los fertilizantes que, entonces, aumentaron de precio.

“Eso se refleja en el costo de producción y se refleja en el precio al producto”, explica Benítez, quien tiene 40 años en la agricultura.

Pero el exfuncionario insiste en que “todo eso es temporal”. “Vamos a tener que pasar un tiempito, unos meses, cargando pesado, pero eso se va a resolver, porque ya las minas abrieron, y ya hay más barcos, más contenedores; eso va a ir estabilizándose hacia la baja y va a volver a su punto inicial”, dice optimista.

En el caso del pollo, cuyo precio por libra ha llegado a costar hasta a RD$100 en los puestos de venta informales, dice que la producción actual se ha estabilizado y supera las 18 millones de unidades. Destaca que la JAD ha instado a los productores a elevarla hasta a 20 millones para diciembre, cuando la demanda aumenta por las fiestas de Navidad y fin de año.

RD tiene gran potencial para exportar

Claudia Chez, directora ejecutiva adjunta para temas de acceso a mercados de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), destaca que muchos productos del sector agrícola del país tienen un gran potencial de exportación hacia varios mercados internacionales.

“Para los Estados Unidos las mayores exportaciones se concentran en ajíes -que los conocemos como pimientos- y tomates, para especialidades que van a restaurantes”, expresa.

La ejecutiva agrega que el banano tiene un gran potencial para la Unión Europea y las frutas tropicales como la piña. Además, esta el aguacate cáscara verde, entre otros productos.

“Tenemos un liderazgo consolidado en la Florida, Estados Unidos, estamos hablando de pepinos; mangos, que como tenemos ya la planta de tratamiento hidrotérmica más grande en el país, pues, se ha abierto una oportunidad para el mercado de Estados Unidos, principalmente”, indica la ejecutiva al participar en el Diálogo Libre.

Señala que anteriormente el mango no podía exportarse hacia los Estados Unidos por falta de procesamiento hidrotérmico, pero que ya el mango dominicano puede entrar a ese mercado.

Expresa que, como país, la República Dominicana tiene grandes bondades.

“Nuestra piña está posicionada como un producto de especialidad y se paga muy bien en el mercado de la Unión Europea”, dice.

Agrega que, como institución, la Junta Agroempresarial Dominicana siempre se preocupa para que el productor agropecuario pueda añadir valor a los productos. “Buscamos que el productor no solo sea un exportador neto de productos frescos, sino que, también, pueda lograr exportar y transformar ese producto a subproductos como, por ejemplo: mermelada, un jugo, piñas deshidratadas y otros procesos”, comenta.

Chez, al participar en el Diálogo Libre junto a Osmar Benítez, presidente ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana, e Ivonne García, directora ejecutiva de la JAD, dice que siempre se preocupan por la innovación en los diferentes procesos que realizan en esa institución y, además, que el acompañamiento a los productores es esencial para lograr productos competitivos en los diferentes mercados.

Solución e historia para Valle Nuevo

Osmar Benítez es consciente de que las leyes hay que cumplirlas y por eso enfatiza en que a los agricultores que deben salir de los terrenos que pertenecen al Parque Nacional Valle Nuevo -en la zona sur que pertenece a Ocoa- lo hagan.

No obstante, pide al Gobierno rezarcir de forma conciente a las familias que heredaron tierras de los parientes que se asentaron en el área protegida mucho antes de que fuera declarada como tal. “Cumplir la ley pero tomando en cuenta la realidad histórica”, insiste. “Vamos a trabajar con esa gente y buscarle una alternativa productiva, porque son seres humanos, son dominicanos”.

Reitera su sugerencia de buscar áreas en las zonas no protegidas, como se tiene estipulado para los agricultores que fueron sacados de la zona norte del parque que pertenece a Constanza.

Con la Resolución 034-2021, el Ministerio de Medio Ambiente reitera la prohibición de nuevas siembras en el Parque Nacional Valle Nuevo y dispone 60 días para presentar el proyecto de reubicación para los diferentes tipos de ocupantes que se encuentran dentro de los límites del área protegida.

El Ministerio también indicó que, tras varios análisis realizados in situ y “para respetar la dignidad humana”, la nueva resolución da hasta el 30 de noviembre para finalizar las cosechas de productos de ciclo corto que están dentro de los límites del parque e igual cantidad de tiempo para que se determinen las alternativas para los productos de ciclo largo.

20211011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas