Piden estrechar alianzas para mejorar capacidad de respuesta ante desastres

  • La embajadora de los Estados Unidos aboga para que se construya una red sólida de líderes del sector público y privado
$!Piden estrechar alianzas para mejorar capacidad de respuesta ante desastres
Asesor de la USAID destaca la importancia de la participación del sector privado para mejorar la eficiencia y eficacia en la gestión de los desastres naturales.

La embajadora de los Estados Unidos, Robin Bernstein, abogó para que se construya una red sólida de líderes del sector público y privado para mejorar la capacidad de respuesta de República Dominicana ante desastres naturales.

Al participar en el evento de lanzamiento virtual de la campaña sobre “Resiliencia y desastres naturales: mejores prácticas y alianzas público-privadas”, que realizó la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AmchamDR), la Embajada de los Estados Unidos y el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Bernstein destacó el compromiso de su Gobierno para incentivar la preparación ante desastres naturales y la cultura de resiliencia, tanto en los ámbitos públicos como privados, especialmente frente a la pandemia del COVID-19.

“No hay prioridad más alta para nuestra Embajada que la seguridad de los ciudadanos estadounidenses y el salvaguardar las inversiones de los Estados Unidos en el país y también nos esforzamos por apoyar la estabilidad, la seguridad y el desarrollo de nuestros amigos en República Dominicana”, declaró.

Y aseguró que “por eso seguimos colaborando con el Gobierno dominicano, a través del desarrollo de planes de contingencia, capacitaciones a los equipos locales y nacionales de respuesta a emergencias y donaciones para enfrentar la pandemia del COVID-19. Debemos tener la mentalidad de que los desastres y otras adversidades son inevitables, pero podemos mitigar el impacto a través de la colaboración y la preparación.”

En tanto, Tim Callaghan, asesor regional de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), destacó la importancia de la participación del sector privado para mejorar la eficiencia y eficacia en la gestión de los desastres naturales y su papel clave en la etapa de recuperación.

“El sector privado está bien equipado para aportar experiencia, tecnología y otros recursos más allá de las contribuciones financieras. Existe una necesidad crítica de mejorar la coordinación entre el sector privado y el humanitario”, afirmó.

Callaghan dijo que la USAID trabaja junto al sector privado en el desarrollo de capacidades locales de respuesta, en la preparación ante desastres, la reducción de riesgos y la respuesta y recuperación temprana.

Mientras que el director del COE, mayor general retirado Juan Manuel Méndez, abogó para que se continúe invirtiendo en la reducción del riesgo ante los desastres naturales en el país y se puedan crear comunidades más resilientes.

A juicio de Méndez, se debe capacitar a las comunidades vulnerables para que sean conscientes de las eventualidades que las pueden afectar y se empoderen para asumir de forma autónoma la responsabilidad de su manejo y control.

Asimismo, citó que la vulnerabilidad del país ante el impacto de amenazas naturales ha aumentado como consecuencia de la expansión urbana sin planificación en relación con las amenazas climáticas temporales.

La “Guía práctica de preparación de su empresa ante un huracán” recopila las medidas preventivas que deben implementar las organizaciones a fin de garantizar el bienestar colectivo y salvaguardar sus activos ante el paso de un huracán y en el contexto de la pandemia del COVID-19.

El presidente de la Cámara, Ramón Ortega, resaltó que la Guía permitirá a las empresas gestionar efectivamente los riesgos, proteger a sus colaboradores, su infraestructura crítica y desarrollar mecanismos de respuestas.

“Desde AMCHAMDR entendemos que se precisa crear una cultura de resiliencia en las organizaciones, a fin de reaccionar con efectividad ante los desastres naturales y minimizar sus efectos en la continuidad de las operaciones, infraestructura crítica y recursos claves de la empresa”, afirmó Ortega.

El documento está centrado en entender la naturaleza, características e impacto de los distintos fenómenos que se desarrollan durante la temporada ciclónica, así como también las medidas que debe tomar la empresa ante el paso de un huracán y cómo estructurar un plan de emergencia.

Se abordan además temas sobre cómo identificar los factores de riesgos que pueden impactar una empresa, proteger al personal y la infraestructura crítica, el papel de la comunicación en la prevención de desastres y los beneficios de implementar planes de contingencia ante huracanes

20200916 https://www.diariolibre.com

+ Leídas