Productores agropecuarios hacen propuestas para garantizar la seguridad alimentaria ante el COVID-19

  • Acogen medidas anunciadas por el presidente Danilo Medina
$!Productores agropecuarios hacen propuestas para garantizar la seguridad alimentaria ante el COVID-19
Eric Rivero, presidente de Confenagro.

La Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (Confenagro) dio a conocer una serie de propuestas con interés el de garantizar la seguridad alimentaria de la República Dominicana ante la pandemia del COVID-19.

A través de un documento suscrito por el presidente y el vicepresidente ejecutivo de Confenagro, Eric Rivero y Hecmilio Galván, respectivamente, en nombre de su Consejo Directivo, Confenagro aseguró que el cierre de la actividad hotelera y turística, así como la caída de las exportaciones serán un duro golpe para la economía y la producción agropecuaria dominicana.

Asimismo, exapresó que acogen en su mayoría las medidas anunciadas el martes por el presidente Danilo Medina, pero entienden que algunas deben ser reforzadas.

Entre las propuestas sugeridas por la entidad están instruir a las empresas agropecuarias, estancias de producción, granjas, fincas, organizaciones miembros y a todas las unidades productivas a seguir produciendo alimentos, pero aplicando todas las medidas de seguridad necesarias para preservar la vida de los trabajadores y consumidores.

La propuesta fue dada a conocer ante la situación de crisis que vive el mundo en la actualidad, debido a la propagación del coronavirus, y que podría derivar en una grave situación económica para toda la humanidad, de la que no escapa República Dominicana.

Los ejecutivos de Confenagro plantean que las autoridades prohíban de forma temporal la importación de pollos, frutas exóticas, lácteos, carnes y otros productos que compitan con la producción nacional, a fin de equilibrar la demanda de alimentos y no quebrar la producción nacional.

También, que se elimine el cobro del ITBIS a los productos alimenticios que actualmente lo pagan, y que se exonere de manera temporal el pago del Impuesto sobre la Renta, anticipos y otras cargas impositivas a las actividades agropecuarias.

De igual manera, proponen que se disminuya la tasa de interés al 5% y que se establecezca una moratoria de 90 días para el pago de todos los créditos vencidos o en proceso de vencimiento con el Banco Agrícola, Conaleche o FEDA, durante el periodo de la crisis y que se inicien procesos de renegociación, ampliación de plazos y otras flexibilidades para la producción.

Confenagro agrupa a más de mil asociaciones del sector, distribuidas en toda la geografía nacional, representando a más de 250 mil productores, desean ponerse a la orden de la sociedad y el Estado para colaborar con esta situación”.

La entidad hizo un llamado a tomar todas las medidas de seguridad y controles pertinentes para evitar la propagación masiva del virus, “acompañado de prácticas alimentarias y de recreación sanas que permitan elevar las defensas naturales del cuerpo humano frente a las enfermedades”.

Consideró que el cierre de la actividad hotelera y turística, así como de la caída de las exportaciones “serán un duro golpe" para la "economía y la producción agropecuaria dominicana, además de los demás efectos colaterales derivados de la paralización económica de la sociedad”.

Agregó que el desempleo aumentará, caerán las recaudaciones fiscales y la inversión extranjera, por lo que consideró urgente la unidad de todos los sectores para enfrentar esta situación.

Confenagro planteó que la situación que vive el país demuestra la necesidad de contar con un sector agropecuario y productivo en general sólido y fuerte que permita preservar la seguridad y soberanía alimentaria y la vida de nuestra población.

“Hoy más que nunca las grandes naciones del mundo han visto cuán esencial y vital es la producción agropecuaria para sus economías, ya que se puede prescindir de otros productos, pero nunca de alimentos”, consideró.

Otras propuestas sugeridas por Confenagro son:

-Que el Estado ejecute un plan especial de adquisición y distribución gratuita de cajas alimenticias, elaboradas exclusivamente con la producción nacional excedentaria producto de la caída del turismo y las exportaciones, en coordinación con el Ministerio de Agricultura, Confenagro y otras entidades agropecuarias, a través del Plan Social de la Presidencia.

-Que esas cajas estén dotadas de piña, guineos, arroz, verduras, lácteos, huevos, pollo y otros productos nacionales, afectados por la caída del turismo y las exportaciones, y que deben distribuirse a familias afectadas por el desempleo y la pobreza.

-Autorizar sólo las importaciones de alimentos que no se produzcan a nivel local, como maíz, soya, entre otros.

-Supervisar la distribución de los recursos liberados de encaje legal para que lleguen realmente a los sectores productivos.

-Otorgar a los productores la administración del Merca Santo Domingo, a los fines de que las entidades miembros de Confenagro puedan establecer un mercado cerrado que permita ofertar los productos de manera higiénica y organizada.

-Proveer al Ministerio de Agricultura de los fondos necesarios para ejecutar un amplio Programa Nacional de Incentivo de la Producción Nacional y de siembra de cultivos de ciclo corto.

-Mantener en funcionamiento el Programa de Alimentación Escolar del INABIE y distribuir a diario paquetes de alimentos a los estudiantes que quedan en sus casas.

-Elaborar paquetes de alimentación básica de productos nacionales para ser comercializados a nivel de la estructura de mercados y colmados existentes, que faciliten la distribución de alimentos a la población a precios justos.

-Estudiar el establecimiento de centros de abastecimiento de emergencia en las zonas metropolitanas por acuerdo con los ayuntamientos, que aportarán el espacio físico.

-Que el Estado incremente la compra de bienes agropecuarios de producción nacional para distribuir raciones cocidas y crudas a través de los Comedores Económicos y el Plan Social de la Presidencia a familias de trabajadores que habrán de quedar cesantes por las medidas de emergencia, los asilos y hospitales.

-Reducir las importaciones de bienes suntuarios tales como jeepetas o vehículos de lujo, y otorgar facilidades para la venta de camiones, camionetas, autobuses, y tractores agrícolas.

-Apoyar los canales de distribución y comercialización agropecuaria dotando a los productores de facilidades y técnicas apropiadas, así como de equipos como camiones de distribución y otros instrumentos que permitan mejorar la comercialización de los productos alimentarios.

20200324 https://www.diariolibre.com

+ Leídas