Productores alzan su voz para proteger sector arrocero de RD y Centroamérica

  • Piden a Estados Unidos dar las directrices para solucionar desgravación que establecido en DR-Cafta
$!Productores alzan su voz para proteger sector arrocero de RD y Centroamérica
Cerca de un millón de personas dependen del sector arroz en República Dominicana y Centroamérica.

El sector arrocero de la República Dominicana y Centroamérica advirtió este lunes que más de 62,000 productores corren el riesgo de quebrar por la desgravación establecida dentro del Tratado de libre comercio DR-Cafta.

“Los cuatros países del norte que son: Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua las desgravación llega a su fin en el año 2023 y para Costa Rica y República Dominicana llega en el año 2026”, expresó Sergio García, director de la Federación Centroamericana del Arroz (Fecarroz).

Explicó que como Fecarroz consideran que de proseguir la liberación comercial del cultivo de arroz habrá un aumento muy grande de desempleo y de pobreza en las zonas agrícolas de Centroamérica y República Dominicana, ya que más de 265 mil personas dependen directamente de este cultivo y aproximadamente genera 990 mil empleos directos e indirectos.

“Esto tendrá muchas implicaciones sociales, económicas y políticas por efectos que provocará el Tratado”, indicó García en una conferencia de prensa ofrecida este lunes a través de la plataforma Zoom.

García aprovechó para hacerle un llamado a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y explicarle que el libre comercio del arroz en DR-Cafta pondrá en clara desventaja a los agricultores de la región frente a sus competidores de Estados Unidos que tienen programas de subvenciones permanentes en el Farm Bill, que han llegado a representar entre el 20 % y 40 % del total de los ingresos de los productores de arroz de los Estados Unidos, asegurándose la competencia en el mercado frente a los productores regionales que no cuentan con este tipo de programas.

Agregó que las subvenciones agrícolas de Estados Unidos, causarán profundas distorsiones de mercado a la producción de Centroamérica y República Dominicana, ya que los productores de arroz de Estados Unidos pueden tener acceso a una parte de los 75,000 millones de dólares de varios programas dentro del Farm Bill; “aun cuando en la región ya no se apliquen los aranceles a la importación de arroz, lo que provocará el fin de la producción en nuestros países. Solo puede darse la libertad de comercio sin subvenciones”.

“Estados Unidos no se ha comprometido a eliminar estas distorsiones en el comercio con sus socios de la región, lo que evidencia que el DR-Cafta no generará oportunidades para los países que enfrentan serios problemas de empleo y desarrollo, sumando al problema al sector arrocero”, apuntó el representante de Fecarroz.

García puso como ejemplo la experiencia de México con el Nafta, señalando que luego de la liberación comercial del arroz, la producción agrícola mexicana prácticamente desapareció.

“Ahora México es dependiente de las importaciones de arroz; esto mismo le sucederá a Centroamérica y República Dominicana con la aplicación del DR-Cafta, vulnerando más la ya precaria seguridad alimentaria de nuestros países”, advirtió el director de Fecarroz.

Sergio García, director de la Federación Centroamericana del Arroz (Fecarroz).
Sergio García, director de la Federación Centroamericana del Arroz (Fecarroz).

García advierte, además, que de darse la desgravación Estados Unidos deberá afrontar mayores flujos de migrantes, provenientes de la región, por la pérdida de oportunidades de empleo en el campo, la destrucción de las agrocadenas y una mayor inseguridad.

“Esto provocará un incremento de los flujos de personas poco calificadas y en situación de pobreza extrema hacia los Estados Unidos, es un drama que afecta a los miembros del DR-Cafta”, precisó.

En la conferencia de prensa virtual con periodistas de Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, República Dominicana y Estados Unidos, García indicó que la visita de la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, a Guatemala y la del Secretario de Estado Antony Blinken a Costa Rica, acentúa la preocupación de los flujos migratorios y reconocen la necesidad de buscar soluciones integrales con sus socios regionales.

“Estados Unidos ha puesto sobre la mesa la necesidad de crear empleos en las zonas más vulnerables, focos de migración por las condiciones de vida precaria. Las zonas arroceras generan empleos rurales y mitigan la pobreza, causa de la migración”, apuntó.

Señaló que Fecarroz solicita a la “excelentísima señora vicepresidenta y autoridades de Estados Unidos que, con base a las disposiciones contenidas en el artículo 3.18 del DR-Cafta, busque una solución para los agricultores de arroz de Centroamérica y República Dominicana, en beneficio de nuestros países como socios en el DR-Cafta”.

“El mismo tratado de libre comercio en su artículo 3.18 establece que durante el año 14 de tratado, que fue en el año 2019 se debería establecer una comisión de revisión agrícola, donde se deberían hacer varios análisis para determinar, por ejemplo, cuáles son los efectos del proceso de liberación. Creo que ese es el punto más importante de esa comisión en la que deberían trabajar. Esta comisión conformada por los siete países debe encontrar soluciones”, indicó.

Enfatizó que el sector arrocero ha hecho varias propuestas a los gobiernos de la región y no han encontrado eco, por lo que se ven en la obligación de hablar con el Gobierno de Estados Unidos para que ellos dirijan las directrices para buscar una solución que sea viable y que sea permitida dentro del marco del TLC.

“Una de las propuestas que hemos hecho es precisamente detener la desgravación arancelaria”, indicó.

20210607 https://www.diariolibre.com

+ Leídas