“Trabajamos en un plan de distanciamiento social inteligente y de apertura gradual de la economía”

  • En entrevista con el ministro de Economía, Juan Ariel Jiménez, el funcionario explica que hasta el momento todo son análisis preliminares y que todavía no se tiene una propuesta o un documento oficial para abrir y reactivar la economía
$!“Trabajamos en un plan de distanciamiento social inteligente y de apertura gradual de la economía”
"El Gobierno ha ido progresivamente aumentando la capacidad de prueba que hace el país. Si revisamos, en los primeros días se hacian 100 o 200 pruebas diarias, mientras que ahora mismo se están haciendo entre 1,000 y 1,300 pruebas diarias.", informa el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Juan Ariel Jiménez

P. Sabemos que, por el tema de la necesaria distancia social, se ha creado una contradicción entre los objetivos de la salud y los de la economía. Pero también sabemos sobre la importancia de la economía para el sustento de las personas y del país. Es un dilema terrible. Pero en ese contexto complejo, ¿Cómo se logra el equilibrio y qué se está haciendo?

R. Al inicio de la pandemia, es importante establecer medidas de distanciamiento social, que eviten una rápida propagación del virus, y que un porcentaje de esos contagiados terminen en un sistema de salud que no está preparado. Es por eso por lo que el Gobierno Dominicano, al igual que la mayor parte de los gobiernos del mundo, establecieron medidas de cuarentenas y de toques de quedas para evitar ese rápido contagio, que se mide a través del número básico de reproducción, el R0 (R Cero) del virus.

Sin medidas de distanciamientos, algunos autores estiman que está en entre el 2 y el 3. O sea, que cada persona contagiada, estaría contagiando entre dos y tres personas, lo que da un crecimiento exponencial.

Entonces, por eso el Gobierno dominicano implementa medidas de distanciamiento social, y en ese interín, va fortaleciendo el sistema de salud, para poco a poco ir aumentado la capacidad de manejar los casos. Y para eso es que el Gobierno ha habilitado un sinnúmero de habitaciones en hospitales, un sinnúmero de unidades de cuidados intensivos, compras de ventiladores, para estar preparado para recibir más casos.

Asimismo, ese tiempo da oportunidad a que se vayan desarrollando las investigaciones para indicar cuál es la farmacología mas apropiada para el manejo del virus. Y eso nos ha ayudado a que en ese tiempo podamos identificar algunos medicamentos, para saber cómo tratarlos.

Para adquirir esos medicamentos, el gobierno dominicano ha hecho buenas adquisiciones y hemos recibido buenas donaciones internacionales. Para fortalecer el equipo médico, hemos contratado muchos médicos, muchas enfermeras también. Y dotándolos de equipo de protección personal.

¿Para qué? Para fortalecer el sistema de salud, y gradualmente ir abriendo la economía, en un pari passu con el fortalecimiento del sistema de salud.

Porque correctamente, las medidas de distanciamiento social generan una disminución de la actividad económica tanto formal como informal y eso afecta los ingresos de las personas, e incluso los ingresos del Gobierno.

Por eso, el Estado dominicano ha dispuesto una serie de programas para ayudar a las personas a que mantengan un mínimo de consumo, porque el consumo es casi un 70% del producto interno bruto. Además, para que las familias que han experimentado una reducción de ingresos puedan seguir adquiriendo bienes y servicios esenciales.

Eso, paralelo con un aumento de la liquidez de la economía, para permitir que el sistema financiero pueda hacer préstamos a las empresas, y que con esos préstamos las empresas puedan mantener su capital de trabajo en estos momentos de baja actividad económica.

P. En ese contexto que usted menciona el proceso de abrir la economía, ¿Esa gradualidad de apertura ya se inició?

R. Bueno, ciertamente, al evaluar lo que ha hecho el Gobierno, la economía dominicana no está cerrada por completo. Nosotros permitimos la actividad, agropecuaria, la actividad industrial, las de las zonas francas, el comercio esencial como son los supermercados, las farmacias, la minería.

Entonces, digamos que hay un porcentaje de la actividad económica que nunca se ha cerrado. Lo que se ha hecho es limitado. O sea, se le ha dicho “no más del cincuenta por ciento de los trabajadores al mismo tiempo”. “Tienen que establecer protocolos de higienes, de seguridad”.

Pero esas actividades económicas han continuado, con medidas de distanciamiento social a lo interno de la empresa.

Entonces, esas medidas se podrán ir flexibilizando poco a poco conforme vaya evolucionando el número de contagiados y conforme se vaya fortaleciendo el sistema de salud.

P. ¿Pero de forma parcial ya se han ido flexibilizando esas medidas de contención?

R. Todavía no se han flexibilizado. Nosotros seguimos con las mismas disposiciones que se aplican desde un inicio. Se podrán ir flexibilizando en el futuro. Pero lo que se ha experimentado hasta ahora es mantenerlas como desde el inicio.

P. Este fin de semana en las redes sociales circuló un documento sobre la reapertura de empresas por etapas, al que el MEPyD calificó como “no oficial”. ¿Puede ampliar sobre eso?

R. No se ha iniciado. Nosotros estamos en una etapa cero, con las actividades económicas que se han permitido desde un inicio. Hemos ido trabajando con ellas en ajustar las medidas de distanciamientos y de protección de los trabajadores.

P. ¿Estamos hablando de una etapa de diseño antes de implementarlas?

R. Exactamente. Ahora estamos trabajando en el Ministerio de Economía juntos y en discusión con otros órganos del Gobierno en un posible plan de distanciamiento social inteligente y de apertura gradual de la economía.

Todo lo que tenemos son ejercicios internos, se han utilizado como referencias y experiencias de países como Austria, Israel, Colombia, España, Singapur, Corea del Sur... o sea, tenemos una buena evaluación del panorama internacional y de empresas consultoras internacionales, para hacer nosotros mismos nuestros análisis de potenciar el impacto económico y potencial el impacto en la salud.

Todo hasta el momento son análisis preliminares, todavía no se tiene una propuesta o un documento oficial.

P. ¿Se tiene una fecha estimada de cuando seria su implementación, una vez que se concluya el documento?

R. Se han hecho varias proyecciones con varios modelos, pero todavía no se tiene fecha estimada, porque depende mucho de como vaya evolucionando el número de casos en los próximos días, y como podamos adquirir un sinnúmero de pruebas diagnósticas, de medicamentos, de equipos de protección personal en estos días. Esto, para saber que tanto el sistema podrá recibir un mayor número de casos.

P. Hasta donde sé, todavía no se han podido realizar pruebas masivas. Y hasta donde sé, sin estas pruebas masivas no se pude estimar con seguridad en nivel de contagio comunitario. ¿En ese contexto, está el Gobierno en proceso de implementar pruebas masivas para determinar la verdadera magnitud del contagio comunitario?

R. El Gobierno ha ido progresivamente aumentando la capacidad de prueba que hace el país. Si revisamos, en los primeros días se hacía 100 o 200 pruebas diarias, mientras que ahora mismo se están haciendo entre 1,000 y 1,300 pruebas diarias.

De todas formas, el Gobierno ya ha hecho procesos de compras para adquirir reactivos y para un sinnúmero de máquinas como el Cova 6800. Y se han hecho procesos de compras para adquirir nuevas maquinarias.

Lo que pasa es que el Gobierno dominicano lo está haciendo, y todos los gobiernos del mundo también lo están haciendo. Y las empresas productoras de equipos y de reactivos para las pruebas moleculares de PCR están todas sobre demandadas, Y estamos todos los países compitiendo por esos equipos y esos reactivos. Y entonces, nos va llegando poco a poco y por eso se está aumentando gradualmente.

No estamos haciendo todavía el número de pruebas que quisiéramos hacer, pero es normal, porque estamos esperando que estas empresas nos vayan despachando.

P. ¿Se tiene un estimado del número de prueba que se deben hacer?

R. No hay número idóneo sobre cuantas pruebas realizar.

P. Bueno, lo ideal sería el 100% ¿pero es posible?

R. Lo ideal sería la propuesta de Paul Romer de semanalmente testear al 100% de la población, pero eso no es factible. Lo idóneo es el mayor número de pruebas posibles, y el Gobierno está trabajando en una estrategia de combinación de pruebas moleculares PCR tanto en el Laboratorio Nacional, en los laboratorios privados, como en los hospitales, en conjunto con las denominadas pruebas rápidas con anticuerpos, que también, dependiendo de la etapa en que se encuentra el virus, tienen una mayor sensibilidad.

Entonces, el Gobierno está trabajando en esa estrategia y al mismo tiempo adquiriendo muchas máquinas, muchos reactivos, muchas pruebas rápidas para poder aumentar significativamente el número de pruebas.

P. Ministro, lamentablemente, en el inicio de compras, básicamente para combatir la pandemia del coronavirus, han surgido ciertos escándalos en las compras gubernamentales, y en ese entorno se ha hecho la propuesta para que el Gobierno haga las compras de gobierno a gobierno, como una forma de abaratar costos del país, en medio de una calamidad como esta. ¿Qué factibilidad usted le ve a esa propuesta?

R. Tenemos que saber que el Gobierno tiene que hacer compras a las empresas que producen, no son los gobiernos los que producen los equipos. Son empresas privadas que lo producen. Algunas de esas empresas privadas internacionales tienen sus representantes comerciales en el país. Nos hemos acercado a todas ellas.

Yo mismo he mandado cartas a casi todas las empresas reconocidas en temas de pruebas, y todas ellas nos han ayudado a agilizar los despachos, pero nos han solicitado que los procesos se realicen a través de los representantes comerciales locales, porque las empresas tienen contratos de representación.

Entonces, lo primero es que no es factible realizar compras de gobierno a gobierno, porque no hay un gobierno que los produzca. Son compras de gobiernos a empresas.

20200427 https://www.diariolibre.com

+ Leídas