2021 Odisea (ahora sí) del espacio: el año del planeta rojo

Tres misiones (dos de ellas con vehículos de exploración) se encuentran de camino a Marte, al que llegarán en febrero de 2021. Una cuarta misión fue cancelada, en parte, por la pandemia.

En abril de 2010, el entonces presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, durante su visita al Centro Espacial Kennedy sentenció: “A mediados de los 2030, creo que podemos enviar humanos a la órbita de Marte y regresarlos a salvo a la Tierra”.

Aquellas declaraciones no fueron fortuitas. En la última década la humanidad ha dado pasos tenazmente para hacer realidad esta ambiciosa empresa espacial hacia la colonización de nuestro planeta vecino. Para muestra, un vistazo a las tres principales misiones que harán del 2021 un singular año en la exploración del planeta rojo.

El orbitador Hope es la primera misión del mundo árabe al planeta rojo.
El orbitador Hope es la primera misión del mundo árabe al planeta rojo. ( )
La esperanza emiratí

El orbitador Hope o Al-Amal (“esperanza” en árabe) de los Emiratos Árabes Unidos, lanzado el pasado 19 de julio desde el Centro Espacial de Tanegashima en Japón, llegará a la órbita de Marte el 9 de febrero de 2021 con la finalidad de estudiar la actividad de la atmósfera y su interacción con el espacio exterior y el viento solar.

Entre sus objetivos principales figura analizar el nexo entre el clima actual y pasado de Marte, estudiar la pérdida de gases al espacio, indagar cómo se establece la conexión entre los niveles inferiores y superiores de la atmósfera y crear una imagen general de los cambios en la atmósfera marciana a lo largo del día y el año.

Representación artística que muestra el módulo de aterrizaje y el rover de la misión Tianwen 1.
Representación artística que muestra el módulo de aterrizaje y el rover de la misión Tianwen 1. ( )
China en Marte, por primera vez

Lanzada el 23 de julio de 2020 desde el complejo de lanzamiento de Wenchang, la misión Tianwen 1 (anteriormente Huoxing 1), compuesta por un módulo de aterrizaje, un vehículo de exploración espacial (rover) y un orbitador, es la primera apuesta de China para alcanzar el planeta rojo. La misión llegará a Marte y entrará en órbita polar entre el 11 y 24 de febrero de 2021.

Entre los objetivos de la misión figura estudiar y determinar las características de la superficie del terreno y los materiales internos y externos que lo componen. Además, precisar la ionosfera, clima y medioambiente marcianos.

El nombre Tianwen proviene de un poema que se atribuye a Qu Yuan y significa “Preguntas celestiales” o “Preguntas al Cielo”. Mientras que Huoxing, el primer nombre de la misión, guarda relación con la palabra china para denominar a Marte.

Llegar a Marte es posible cada dos años y dos meses, durante su mayor acercamiento respecto a la Tierra.
Ilustración que muestra (de izquierda a derecha) los rovers de la NASA que han llegado a Marte: Sojourner, Spirit, Opportunity y Curiosity. También el rover Perseverance, el helicóptero Ingenuity, un diseño conceptual de un vehículo de ascenso a Marte y un futuro explorador humano.
Ilustración que muestra (de izquierda a derecha) los rovers de la NASA que han llegado a Marte: Sojourner, Spirit, Opportunity y Curiosity. También el rover Perseverance, el helicóptero Ingenuity, un diseño conceptual de un vehículo de ascenso a Marte y un futuro explorador humano. ( )
Por tierra... y por aire

La misión Mars 2020 de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) partió desde Cabo Cañaveral el 30 de julio de 2020 con destino al cráter de impacto Jezero, al que llegará el 18 de febrero de 2021.

Mars 2020 busca aterrizar el rover Perserverance, un vehículo de exploración espacial del tamaño de un automóvil, con la finalidad de identificar los entornos de la superficie de Marte con capacidad para sustentar vida microbiana actual y pasada. Además, recolectar muestras del suelo para futuras misiones y probar la producción de oxígeno en la atmósfera marciana. Junto con el rover llegará también el Ingenuity, un pequeño helicóptero experimental diseñado solo para realizar vuelos de demostración, debido a que no lleva a bordo experimentos científicos.

De izquierda a derecha, los componentes de la ExoMars: el Trace Gas Orbiter (TGO), el módulo de aterrizaje Schiaparelli y el rover Rosalind Franklin. Los dos primeros fueron lanzados en 2016. El TGO entró en órbita pero el Schiaparelli colisionó en la superficie. El rover será lanzado en 2022.
De izquierda a derecha, los componentes de la ExoMars: el Trace Gas Orbiter (TGO), el módulo de aterrizaje Schiaparelli y el rover Rosalind Franklin. Los dos primeros fueron lanzados en 2016. El TGO entró en órbita pero el Schiaparelli colisionó en la superficie. El rover será lanzado en 2022. ( )
Europa y Rusia, en espera

Las expediciones a Marte son posibles cada 26 meses, justo cuando la Tierra y el planeta rojo se encuentran alineados al mismo lado del Sol y más cerca de lo habitual.

Una cuarta misión, la ExoMars, de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), estaba programada para partir también en julio de 2020, sin embargo fue pospuesta hasta la próxima ventana de lanzamiento en 2022 (llegará al planeta rojo en 2023), debido a las preocupaciones de que algunos componentes de la nave espacial no estuvieran listos. Además, y no menos importante, por las limitaciones de movilidad que tuvo el personal ruso, taliano y francés como consecuencia del impacto de la COVID-19 en los primeros meses de la pandemia.

+ Leídas