Luca Molinari: La arquitectura sostenible es un tema cultural y de conocimiento

  • El arquitecto y curador italiano sostiene que utilizar la inteligencia climática es la manera más barata y e inteligente de hacer una arquitectura ecológica

El arquitecto italiano Luca Molinari entiende que buscar la sostenibilidad en las construcciones no es una tendencia actual que encarece los costos. Y, como ilustración, cita el modelo de las casas coloniales, llamando a copiar la inteligencia ambiental de estas edificaciones.

Para el italiano, con más de 30 años de experiencia -en los que también se ha dedicado a la educación universitaria, investigación arquitectónica, curaduría, publicaciones y consultoría-, la sostenibilidad en la arquitectura es, más que económico, un tema cultural y de conocimiento.

Con Molinari -fundador de Luca Molinari Studio- hablamos también sobre edificios sostenibles, autogeneración de energía, y la educación ambiental de los más pequeños, los “futuros ciudadanos”:

—¿Qué peso tiene ahora el concepto de la sostenibilidad para un arquitecto?

LM: La idea de sostenibilidad es central porque tenemos que dar importancia al mundo. El mundo tiene recursos muy limitados y la sostenibilidad no es únicamente técnica y social y cultural y ecológica. La idea de ecología difusa. Por eso la sostenibilidad hoy es un tema básico en todo lo que es espacio, arquitectura.

¿Ser sostenible es más caro? ¿Es un objetivo que encarece nuestras casas?

LM: No, no es más caro porque cuando tú vas a mirar una casa colonial es perfectamente sostenible. Tiene un área que se mueve, tiene la apertura donde quieras y tiene una inteligencia ambiental que podemos únicamente copiar. No, no es un tema económico, es un tema cultural y de conocimiento.

¿Cuáles aspectos deben contemplarse para diseñar y construir un edificio sostenible?

LM: Una inteligencia climática, conocer de dónde vienen los vientos, la orientación, es fundamental, es básico.

Aquí, con este clima, con esta condición, tiene la posibilidad de utilizar la naturaleza, es fundamental. Y es la manera más barata y más inteligente de hacer una arquitectura ecológica y natural de la misma manera.

¿Qué tan cerca estamos de la construcción de edificios energéticamente autosuficientes?

LM: Ahora los materiales ecológicos, los materiales como paneles solares, auto generadores, tienen una dimensión económica más barata y es una cosa que puede utilizar la gente común para producir energía.

La otra cosa es, por ejemplo, aquí como en Italia, reducir el coche, el tráfico individual, que es otra manera de reducir la contaminación acústica, física, visual y del aire.

El mundo rural es más sostenible que la ciudad, pero la población mundial tiende a los centros urbanos. ¿Cómo puede compensarse?

LM: Esto es un problema dramático porque lo que vivimos hoy es una demografía urbana excesiva y una densidad que es muy difícil de manejar. Por eso creo que una de las cosas más importantes es partir de la educación de los niños. Empezar la educación de la primera generación significa tener una posibilidad de éxito en 20 o 30 años. No se puede educar el mundo, se puede empezar con los niños para tener una educación básica al ambiente, a la calidad de la vida, que es fundamental. Es educar los futuros ciudadanos, creo que es básico. Muy estratégico.

20190514 https://www.diariolibre.com

+ Leídas