Así es Balance Health & Beauty, la mejor experiencia de belleza a domicilio

  • Ya sea un servicio de peluquería, maquillaje, manicura o un masaje... Tan solo tienes que elegir qué quieres y una profesional beauty llamará a tu puerta (donde quiera que estés)

¿Quieres vivir la experiencia de un salón de belleza en tu propia casa, en la oficina o allá donde te encuentres? Con la plataforma Balance Health & Beauty es posible. A golpe de click desde su web (www.balance.com.do), Redes Sociales (@balancerd) o WhatsApp (que encontrarás en su web e IG) (y pronto App) podrás reservar todos sus servicios de peluquería, maquillaje, tratamientos de cabello o mani-pedi a domicilio, entre muchos otros, y tener la oportunidad de evitar las esperas o los desplazamientos para conciliar aún mejor tu vida laboral, familiar y personal. Tú eliges el lugar, la hora y, si ya has probado su calidad de servicio, la estilista que quieres que te visite. “En Balance somos creadores de experiencias de servicios de salud y belleza completamente a domicilio. Llevamos a domicilio una solución de salud o belleza personalizada, puntual y segura”, explica Laura Mella, fundadora y socia de este emprendimiento junto a Raquel García. Esta plataforma online, que resulta perfecta para mujeres (y hombres) con poco tiempo, también se ha convertido en un ejemplo de negocio que ha recibido varios reconocimientos, como ellas mismas explican, gracias a su calidad y excelente servicio.

¿Cómo nace Balance Health & Beauty y cómo hacen realidad esta idea?
Laura: Por una situación de salud a temprana edad, vimos lo dificultad que suponía recibir esos servicios para una persona que estuviera en casa y en cama, por temas de salud; ese momento fue el momento en que despertó mi interés. Concretamente, se trató de una lesión de deporte que me impidió movilizarme, estar en cama casi por tres meses, y no quería que nadie me viera. En ese momento surgió la idea de tener un servicio formal, profesional y puntual, que no se dio en ese momento, quedó en el aire. Con el tiempo nos casamos, tuvimos hijos y nuevamente surgió la necesidad de no tener el tiempo de ir a un salón, tranquilamente, a recibir un servicio de belleza y salud, así que empezamos a investigar pasivamente: primero sobre el tema de belleza, y lo volvimos a dejar por los compromisos del trabajo, la familia, etc. Pero como a la tercera va la vencida, a raíz de un comentario de mi hijo Luca, que tenía una actividad en el colegio a la que yo no pude ir, me di cuenta de que ya teníamos que empezar a emprender y salir de las 8 horas laborales para poder dedicar más tiempo a la familia, así que iniciamos nuevamente las investigaciones y nos asesoramos con el Centro Pymes Unphu y Unphu Emprende, que nos aterrizaron la idea del proyecto, que inicialmente era muy grande y genérico, para lograr un modelo de negocio sustentable.
Raquel: Balance tiene desde el año 2017 operando, con un año previo haciendo pruebas, pilotaje, formación, y certificándonos como emprendedoras de la mano de muchos profesionales de distintas áreas nos ayudaron a aterrizar la idea para empezar con algo más pequeño, porque una de las cosas más importantes de los emprendimientos es poder hacer prueba-error para ir validando lo que quiere el cliente.

¿Quién está detrás de Balance y quién hace qué?
Laura:
Detrás de Balance estamos Raquel y yo, un equipo que trabaja muy de la mano con una filosofía de apoyo la una con la otra. Yo me encargo de la operación y la logística, y Raquel de los recursos humanos, redes sociales y estructura. Pero somos una dupla que hace todo con mucho amor y pasión, con un equipo de profesionales que son miembros activos de Balance y ofrecen toda su experiencia y compromiso al servicio de nuestros clientes. Contamos con 8 profesionales activas, un grupo reducido por temas de seguridad y control por el tema de la pandemia, a las que se suma un grupo que ya está entrevistado y depurado, que puede formar parte del equipo en cualquier momento cuando se necesita.

Vanessa Ramírez y Julia Buret, parte del equipo de profesionales de Balance.
Vanessa Ramírez y Julia Buret, parte del equipo de profesionales de Balance. ( )

¿Cómo funciona la plataforma y cuánto tiempo les llevó desarrollarla tecnológicamente?
Laura:
Actualmente tenemos varias vía de comunicación: a través de llamada directa, de WhatsApp, desde donde podemos brindar un servicio más personalizado (qué necesita o con quién desea el cliente atenderse) y puntual, y las redes sociales (@balancerd) desde donde también nos pueden contactar, además de la plataforma de la web para todas las informaciones y contacto. Actualmente estamos trabajando en una App, con la que ya nos encontramos en la última fase de prueba, la cual será muy apropiada para las profesionales ya que agregará valor a la calidad de su trabajo, ya que permitirá contactar a esa profesional que más te gusta.
Raquel: En redes tenemos un equipo contratado (tercerizado) al que nosotras transmitimos la estrategia y el mensaje que queremos abordar y transmitir al cliente. Y, hablando de nuevo de la plataforma, es bueno saber que antes de que existiera esa plataforma ya habíamos establecido procesos estandarizados sobre cómo debía hacerse cada cosa, cuál era el perfil de la profesional, cómo debía ser el comportamiento o el servicio, etc. Todos estos pasos están debidamente instrumentados para poder instruir a la profesional y para mejorar los procesos si algo se sale del estándar; este es un proceso continuo que nos permite eficientizar a través del feeback de los clientes y de las mismas profesionales que se relacionan con los clientes, para hacerlo todo mas sencillo y friendly a través de nuestras plataformas.

¿Cómo ha sido el camino de emprender en el sector tecnológico?
Raquel: Ese es otro mundo en el que nos hemos apoyado de muchas personas, entre ellas quienes nos apoyan en las redes sociales. En estos años hemos tenido varios acercamientos a diferentes suplidores de páginas web y de todos hemos aprendido, para mejorar y ser más expertos en este aspecto, ya que sin la parte tecnológica este proyecto se quedaría atrás. Hay que manejarlo, entenderlo, por eso hemos estado en contacto y compartido de forma profesional con muchas personas del área de la tecnología, gracias a Unphu Emprende, que nos puso en contacto con ellos, inclusive hasta de algún profesor de la certificación nos ha colaborado.

¿Cuál ha sido el reto más difícil al que se enfrentaron para que Balance viera la luz?
Raquel:
A nivel general fue la persistencia, porque desde que te imaginas un proceso de una forma, pese a los trabajos de mercado hechos y pruebas, hasta que lo haces realidad, surgen muchas cosas, con situaciones que pueden amedrentar el proyecto, pero el deseo de que surja hace que te mantengas. Se trata de mantener la fortaleza, la consistencia de seguir adelante a pesar de todo. También hay un tema importante, a nivel macro, y es cuál es el apoyo real que se produce para los emprendimientos en el país. Se habla mucho del apoyo desde la micro, pero cuando vas a los bancos, a la DGII (en las inversiones de capital semilla también hay que pagar a la DGII) ves que no hay un apoyo real, tangible, de manera que a los negocios pequeños se los comen los impuestos, y esa es una traba grandísima. Ahora, en la pandemia, hemos visto el cierre de muchos negocios, y esa estadística que tenemos en el país de que los emprendimientos duran uno o dos años, máximo 5 años, tiene mucho que ver con el hecho de que no hay un apoyo.
Laura: Estamos medidos por la vara de una empresa grande, no hay una política real, el senado tiene una propuesta pero aun no ha sido aprobada. Nosotras participamos en una reunión con el Ministerio de Industria y Comercio para proponer que los primeros años no se diera el avance del impuesto, pero no se ha concretado nada.
Otro reto a superar fue la organización: al empezar con un modelo de negocio nuevo, a domicilio, fue un desafío crear la conciencia de ir a tu casa y, por ejemplo, muchas clientes nuevas no identificaban si tenían que lavarse o no el pelo antes de que llegara la profesional, ya que no estaban acostumbradas, y ese es un diferencial que nosotros ofrecemos, y un valor agregado: lavarte el pelo en tu casa con una profesional, ya que el resultado es diferente a hacértelo tu misma, pero lo hemos ido trabajando.

¿De qué servicios podemos disfrutar con Balance?
Raquel: Todos los servicios que se ofrecen en un salón de alto perfil: procedimientos técnicos, corte, color, tratamientos profundos para el cabello, lavado y secado, manicura y pedicura, masajes, maquillaje, y una sección que surgió a demanda de los clientes: apoyo en eventos, en cumpleaños para niñas (con los productos adecuados), etc.

¿Cuál es el más demandado?
Raquel:
Los procedimientos técnicos, como corte, color y tratamientos profundos, todo lo que tiene que ver con el cabello.

Imagino que la mayoría de sus usuarios son mujeres, pero ¿qué tantos varones utilizan Balance y qué es lo más demandan ellos?
Laura:
¡Claro que tenemos hombres como clientes, que se cuidan! Los servicios que más demandan son corte, afeitado, manicura y pedicura y tratamientos profundos para el cabello. Podemos decir que un 5% de nuestra clientela son hombres, de los cuales un 5% solicitan el servicio para su madre o esposas.

¿Qué nuevos servicios les gustaría añadir?
Laura:
Tenemos un proyecto con el que vamos a suplir una necesidad puntual a personas con condiciones de salud específicas. Para ello estamos desarrollando una plataforma de recomendaciones, tips y seguimiento, en alianza con algunos doctores que nos puedan apoyar para suplir a esos pacientes de un acompañamiento en ese momento difícil de salud que están viviendo. Será un servicio muy integral, no solo de salud y belleza sino de todo un engranaje con recomendaciones muy específicas para un tema de salud oncológico.

¿Se encargan de formar a las profesionales?
Laura:
Sí, constantemente tenemos la ventaja de recibir, desde las asesorías, una formación tanto técnica como de vida; hemos recibido capacitaciones de servicio al cliente y hasta finanzas personales, algo que agrega mucho valor a las profesionales; además, tenemos alianzas con algunas empresas de belleza, como Sebastian, que ofrecen servicios de capacitación técnica con sus productos, que permiten a nuestro equipo mantenerse actualizado. Además, me gustaría añadir que dentro de nuestro personal tenemos personas con discapacidad trabajando, por ejemplo maquillistas y o masajistas no videntes, gracias a la alianza de @supertrabajadoresrd, una plataforma de trabajo y reinversión social para personas con todo tipo de discapacidad.

Si tuvieran que elegir tres de las ventajas de usar Balance, ¿cuáles serían?
Raquel:
Primero, el hecho de ser un servicio tan personalizado (hablamos de lo que quieres, en el momento que quieres y con quien tú quieres); segundo, cuando ya has captado un cliente puedes darle un valor añadido a su próxima visita (ya lo conoces y sabes qué le gusta); y tercero, la consistencia en la puntualidad. Me gustaría añadir también la confianza del servicio total, que tiene una garantía, ya que llevar una persona a tu casa o a la clínica para atender a un ser querido es una responsabilidad muy delicada y de esa misma manera queremos que el cliente lo sienta, por eso la confianza y la seguridad es algo que caracteriza a Balance en sus servicios.

Fundación Innovati, Centro Pymes Unphu y Unphu Emprende premió vuestro emprendimiento con asesorías y acompañamiento de expertos, ¿qué fue lo que más gustó al jurado de este negocio?
Raquel: Tanto Unphu Emprende como Innovati siempre han resaltado el valor que tiene Balance de asistir a personas con condiciones de salud delicadas; también cómo ayuda a que las mujeres quieran mejorar su calidad de vida, tal y como hacen estas profesionales, ya que Balance ofrece flexibilidad para que ellas elijan cuándo pueden dar ese servicio para compaginarlo con sus familias, y así entreguen un servicio de calidad. Esa ha sido la clave.
Laura: Además de asesorías, también hemos obtenido capital semilla; una vez de US$4,000 a través de un concurso dentro de Centro Pymes Unphu, y lo invertimos en equipos y mejora de procesos. Pero, además, estos premios nos han permitido capacitar a las profesionales, compartir nuestra experiencia de emprendimiento a universidades y otros emprendedores, y conseguir una asesoría de reorganización y otra de finanzas personales para aprender a separar las finanzas familiares de las del negocio. Quiero añadir también que @balancerd forma parte de una Red de Apoyo entre los mismos emprendedores y nuestros aliados son otros emprendedores que tienen productos y servicios locales para apoyarnos entre nosotros y crear mejor estrategias de negocios.

¿Tienen planes de expandir Balance a más países?
Laura: ¡Sí! Por eso buscamos un nombre que en inglés tuviese el mismo significado. Siempre hemos soñado con la proyección de poder compartir el talento dominicano de nuestras profesionales, estilistas, con otros países. Vemos cómo en otros lugares valoran tanto a una estilista que creo que tenemos mucho que ofrecer como país: un turismo de salud y belleza a otros países, como Colombia o Estados Unidos, que analizaremos con detalle más adelante.
Raquel: Este es un servicio perfectamente exportable y franquiciable, ya que tenemos todo estandarizado y mapeado. Lo que sí nos gustaría es dirigirnos a un país con una comunidad dominicana, o hacer un llamado especial, pero sí, es algo que hemos explorado.

Así es Balance Health & Beauty, la mejor experiencia de belleza a domicilio

¿Cómo funciona el tema de bioseguridad a la hora de visitar a vuestros clientes?
Laura: Desde los inicios hemos contado en Balance con una filosofía de cuidado hacia los clientes, a quienes de forma personalizada se mandan los equipos esterilizados, para esos servicios en concreto. Actualmente y de forma adicional estamos suministrando a las profesionales equipos de bioseguridad como zapatos quirúrgicos, mascarillas, lentes, alcohol para manos, así como solicitamos un cuidado y buen procedimiento en los puntos que dan servicio para que la seguridad sea completa. Además tenemos transporte para nuestro personal, desde la puerta de su casa hasta la del cliente, reduciendo así la posibilidad de contagio.

La pandemia, ¿les ha beneficiado o perjudicado?
Raquel: Nos ha enseñado. Ha sido un aprendizaje porque nos ha ayudado a hacer mejoras, a captar nuevos clientes. Yo prefiero verlo desde un punto de vista del aprendizaje para fortalecer nuestros procesos y como captación de nuevos clientes que antes no se atrevían a usar estos servicios, y ahora están experimentando.
Laura: Definitivamente, cuando inició la pandemia, por supuesto que cerramos operaciones hasta esperar las disposiciones por parte del gobierno. Durante ese tiempo nos fuimos informando, con un equipo de médicos que tenemos dentro de Balance, sobre las recomendaciones que las profesionales debían tener en cuenta. Una vez se dio la apertura por parte del gobierno, tomamos la decisión de abrir e iniciamos con algunos procesos extra de bioseguridad, y tenemos que admitir que hemos tenido muy buena aceptación, tanto por parte de clientes que ya usaban Balance previo a la pandemia, como de nuevos, ya fueran recomendados por clientes anteriores, o a través de las redes sociales. Recomendamos estar en un lugar abierto (balcón o terraza) dentro del hogar con el menor tránsito de personal mientras se ofrece el servicio, y la mascarilla puesta todo el tiempo (así cuidamos a los clientes y a las profesionales), con un constante manejo del alcohol, zapatos quirúrgicos, protector de cabello, y respetar el distanciamiento. Nuestras profesionales saben cómo deben manejarse.

El futuro de Balance llega en forma de App

El sueño de estas emprendedoras pronto verá la luz. Si en 2016 la recomendación de los expertos fue que iniciaran poco a poco y dejaran en el tintero la creación de una App, ahora la aplicación de Balance está más cerca que nunca. “Llevamos investigando en ella y en la web desde que iniciamos en 2016, ya que cuando acudimos en ese momento a Unphu Emprende nosotros queríamos una App, pero lo que nos dijeron fue NO, ustedes van a hacer pilotaje primero para ver qué es lo que quiere el cliente y entender; después tendrán la App. Y así ha sido”, relatan Laura y Raquel. Ahora, hace ya más de un año que un equipo de dominicanos trabaja en esta herramienta que tan solo espera por la aprobación de Apple, y estarea disponible tanto para IOS como Android.

Fotos y video: Pedro Bazil
Locación: Chez Space

20210122 https://www.diariolibre.com

+ Leídas