Doble limpieza facial: ¿por qué implementarla?

  • La intención de esta práctica es lograr eliminar por completo todo residuo e impureza de la piel
$!Doble limpieza facial: ¿por qué implementarla?
Puede realizarse sin distinción de tipo de piel.

Detrás del cutis de porcelana de las coreanas se esconde un truco que cada vez se hace más popular en términos de cuidado de la piel. Se trata de la doble limpieza, un método que consiste en limpiar dos veces la cara con productos distintos: en primer lugar, con uno de base acuosa, como agua micelar o leche limpiadora, y luego reforzar con otro de base oleosa (jabón o gel).

La intención de esta práctica es lograr eliminar por completo todo residuo e impureza de la piel. El primer paso, según explica la dermatóloga Claudia Hernández en su cuenta de Instagram, ayuda con los restos de maquillaje, protector solar, contaminación ambiental, sudor y exceso de cebo, mientras que el segundo se encarga de retirar las células muertas. La doble limpieza también ayudará a que los productos que apliques posteriormente sean más eficaces.

Doble limpieza facial: ¿por qué implementarla?

Una de las grandes ventajas de este secreto a voces de la rutina ‘skincare’ de las mujeres asiáticas es que puede realizarse sin distinción de tipo de piel. Como no reseca, tanto los cutis con tendencia a grasa y sensibles pueden incluirla como hábito, al igual que las pieles maduras, para las cuales, de hecho, es aún más beneficiosa.

¿Por qué dos pasos? La doctora dice que se debe a que está comprobado que con un solo paso no es posible eliminar los residuos y la suciedad que se acumula en la epidermis. Esto quiere decir que si solos lavas tu cara una vez, incluso si no usas maquillaje ni sales de casa, eres más propenso a lucir una piel opaca, con acné o puntos negros.

¿Cómo elegir un buen limpiador?
Doble limpieza facial: ¿por qué implementarla?

Lo primero que debes tener en cuenta, de acuerdo con el portal Eme, es que el precio no siempre determina la calidad: así como puedes encontrar productos muy buenos a bajo costo, también los hay caros que no necesariamente sean los mejores. Ten pendiente que un limpiador debe tener como única función eliminar toda impureza del rostro, pues si promete otros efectos como quitar arrugas o hidratar, posiblemente no cumpla con todas sus funciones, además de que no debería tener fragancia ni color.

Para elegir el mejor para ti, Hernández sugiere consultar con tu dermatólogo, quien, basado en tu tipo de piel y necesidades, recomendará las opciones disponibles en el mercado que mejor vayan contigo.

Recuerda que además de utilizar buenos cosméticos, la constancia es clave. Lo ideal es que sigas la rutina de la doble limpieza al menos una vez al día, ya sea en la mañana, antes de empezar tu día, o en la noche, momentos previos a irte a la cama. Si lo haces religiosamente, te aseguramos que notarás cambios favorables en poco tiempo.

20210708 https://www.diariolibre.com

+ Leídas