La cosmética sostenible como opción para cuidar el planeta

  • Hoy es el Día Internacional de la Madre Tierra, razón por la que te animamos a que cuides tu belleza con productos que salvaguarden la vida del planeta
$!La cosmética sostenible como opción para cuidar el planeta
Optar por productos sostenibles es un aporte a a nuestro bienestar y la del mundo.

Las recomendaciones del boca a boca son cada vez más intensas respecto al uso de la cosmética natural y sostenible. La razón que las guía son los efectos positivos en la imagen; algo que tiene gran relevancia, pero mayor importancia tiene que reduzca la huella en el planeta.

Hoy, por celebrarse el Día Internacional de la Madre Tierra, traemos algunas opciones de cosméticos que cumplen ambas necesidades, la de dejarnos relucientes sin dañar la única casa que tenemos para la vida: la Tierra. La selección, además, tiene el valor agregado de son hechos a base de productos locales y por manos dominicanas, ¡excelente!

Nunca está de más recordar sobre la gravedad del cambio climático. Algunos científicos dan esperanzas si nos detenemos hoy, otros se muestran negativos, advirtiendo que detener la agresión al mundo solo atrasaría la inminente destrucción. Nos quedamos con los optimistas y potenciamos lo mejor de la imagen con aquellos productos que solo dan bienestar. De los tantos que existen en el mercado, te contamos sobre algunos a continuación por si te animas a escogerlos en pro de la generación actual y de las que vienen.

Miel, sin explotar a las abejas

The Honey Company dispone de líneas comestibles en combinación con frutas y semillas; para la piel a base de miel y con la cera fabrica cosméticos. “Si nos tomáramos el tiempo de ver el aporte que las abejas y todos los animales hacen a la vida del planeta, yo creo que todos nos enamoraríamos de ellos y seríamos más respetuosos”, dice Carolina Zúñiga, cofundadora de esta empresa localizada en Cabarete, Puerto Plata, cuya materia prima esencial es la miel de abeja.

El coco, un superalimento que embellece

El coco en la belleza tiene su reino aparte. No necesita promoción, ni explicación. Daniel Dalet es el fundador de SoloCoco, una empresa con la que se busca exaltar la agricultura local decidió enfocarse en este fruto tropical y el entorno que lo rodea, ya que son manos dominicanas las que cultivan y trabajan el coco, especialmente el aceite extra virgen que es por el que más se le reconoce en el mercado. Para el proceso de producción se usa la misma jícara de coco para el proceso de calentamiento; lo que indica que el proceso es sostenible.

Aprovecha la bondad de la moringa

Los productos de Moringaia son elaborados a base de moringa, un árbol con efectos excepcionales para la salud y la belleza, mientras que su siembra no requiere de gran riego ni cuidados. Precisamente fue lo que apreció el fundador de Moringaia, Ben-Yam, cuando visitó el país en 2012. Además de esto, contempló la oportunidad de mejorar la vida de quienes rodean ese entorno.

“Para el mejoramiento de las personas y del planeta era necesario plantar más árboles de Moringa. Y entonces se propuso hacer un producto que crearía una demanda de Moringa en las comunidades rurales. Cuantos más árboles de Moringa se recogen, más flores producen. Cuanto más produzcan, más gente querrá plantarlo y más podremos devolver a los agricultores y a la tierra que la cultivan”, así narra la historia de la marca en su portal web.

Productores locales se encargan de la siembra de los árboles de moringa para la extracción de la semilla, ya que la principal materia prima de los productos que elaboran se hace con el aceite de moringa prensado en frío. Entre los productos que elaboran están los serúms para el rostro, aceites para la piel y el rostro; bálsamos para los labios (especial para la resequedad provocada por el uso de las mascarillas); bálsamos para la piel; exfoliantes y otros muchos más que afirman que son libres de ingredientes ocultos, fragancias sintéticas, parabenos y sustancias tóxicas.

Mezclas que te hacen relucir

Mixologie es una firma de productos de bellezas creados con esmero. Sus ingredientes principales son los aceites de coco, aceite de castor, de argán, almendras dulces, jojoba, la melaza, extractos de romero, salvia, jengibre, algas, aceites esenciales de salvia, lavanda y árbol de té. Con estos logran diseñar remedios capilares para todo tipo de melenas.

La historia de esta interesante opción nace del constante experimento en el que vivía Sara Corripio, cuya pasión por la belleza la llevaba a probar cada producto nuevo que salía al mercado, pero llegó el momento en el que deseaba una alternativa más natural para su cuidado personal. Se puso a estudiar todos los químicos que contenían los productos de belleza que utilizaba, y comenzó a crear productos para el cabello a base de ingredientes naturales, ¡desde su propio baño!

Corpo Natura es una línea cosmética natural y artesanal, un negocio familiar que surgió gracias a que María Rosa Juárez junto a sus padres, Luís Juárez y María Bonarelli, se motivaron a darle vida al proyecto Corpo Natura, y fabricar productos utilizando la mayor cantidad de elementos locales y naturales posibles. “Desde hace unos cuatro o cinco años mi madre acudió a un doctor naturista y conoció lo que es la terapia Gerson”, dice María, “la cual teoriza que la mayoría de las enfermedades son causadas por intoxicación de alimentos y la acumulación de toxinas exteriores, por lo que comprendió que lo que nos aplicamos en la piel es igual de importante que lo que comemos”.

Iniciaron con jabones que tuvieron gran aceptación, para más tarde darse cuenta de que la gente buscaba otras alternativas de higiene personal, como hidratantes para la piel y el cabello, exfoliantes, repelentes, entre otros, producidos artesanalmente, todo aquí en la República Dominicana.

Daiana Peña comenzó con la fabricación de sus jabones hace quince años. Mientras se encontraba en un proceso sanación emocional, vio la actividad de ponerse manos a la obra con sus productos como una forma de terapia ocupacional, motivada a la vez por los problemas en la piel que ella misma sufría. “Los jabones cada vez gustaban más, y como soy negociante desde pequeñita, pues hasta ganchitos para el cabello vendía en el colegio, decidí convertir mi hobby en negocio”, comenta. A pesar de que le ha costado mucho tiempo y esfuerzo, ha llegado a posicionarse con el nombre de Jabones Agalma, y afirma que hoy en día vive de su negocio.

Cada jabón responde a una necesidad distinta de la piel, ya sea para piel seca, problemas de acné y piel grasa. Para su fabricación se hace una mezcla de aceites vegetales totalmente puros y luego se les agrega el hidróxido de sodio, que es el producto alcalino, lo que hace posible que el jabón obtenga sus propiedades de limpieza. Después de colocar la mezcla en el molde, se espera 30 días para que el PH del hidróxido de sodio baje, siendo el resultado final un jabón totalmente natural.

Además de jabones, ella ofrece aceites esenciales y aceites corporales y vegetales, la mayoría prensados en frío, siendo su fuerte los jabones y aceites vegetales. Nos dice que también ha comenzado a incursionar en productos para el cabello como el aceite para estimular el crecimiento, conformado por aceite de coco con almendra y aceites esenciales. Nos explica que los aceites cien por ciento vegetales tienen una mayor penetración, por lo que los nutrientes tienen gran efectividad.

20210421 https://www.diariolibre.com

+ Leídas