Las 3 reglas de oro para un facial en casa

  • Se pueden obtener resultados de calidad casi clínica con tus manos. Lo que necesitas es aprender la forma de lograr que tus cremas favoritas penetren profundamente en la piel
$!Las 3 reglas de oro para un facial en casa
Debes aprender cuál es la mejor manera de lograr que tus fórmulas favoritas penetren profundamente en la piel.

Todo parece indicar que existen dos tipos de piel. La de celebridades y la del resto de las mortales. ¿O acaso vamos a negar que nos gustaría tener ese ‘glow’ que emanan los rostros de Scarlett Johansson, Jennifer Aniston o Cate Blanchett? (por mencionar unas cuantas).

La buena noticia es que los siguientes consejos que voy a compartir les darán resultados, que no tienen nada que envidiar a un facial profesional, desde la comodidad de tu hogar. Cuando se trata de un tratamiento facial, no hay nada como el real. Pero, día a día, se pueden obtener resultados de calidad casi clínica con tus propias manos; todo lo que necesitas es comprender y aprender cuál es la mejor manera de lograr que tus fórmulas favoritas penetren profundamente en la piel. He aquí dos de mis técnicas y un toque mágico.


1. Masajea tus músculos como masa (de pizza, donut, o pasta)
Las 3 reglas de oro para un facial en casa

La parte más importante de un facial es siempre la técnica del masaje. Es tratar los músculos faciales como si fueran una masa: excavar en el músculo y sujetarlo. Con esto se estimula el flujo sanguíneo, la sangre lleva oxígeno a la piel, lo que la ilumina de inmediato, al tiempo que crea una micro-inflamación en el músculo, lo que significa que todo lo que se aplica después penetra mucho más fácilmente porque la piel se calienta.

Recomiendo comenzar cada tratamiento facial casero estirando la parte frontal del pecho, hombro con hombro, y luego masajeando a ambos lados de la columna, extendiéndolo hacia abajo tanto como puedas. Esto prepara la cara y los efectos del masaje son más efectivos. Después masajea el músculo trapecio (a lo largo de los lados del cuello, a menudo tensos hasta los hombros) y el cuero cabelludo para maximizar realmente los resultados (y la relajación).

Soy fanática de usar una herramienta facial para ayudar. El “masajeador facial” se apodera del músculo y la piel, ayudándote a aliviar la tensión e imitar los efectos de tus manos. Puedes suavizar, reafirmar y aumentar el brillo comenzando en el centro de la cara y tirando de la herramienta hacia los bordes, terminando en los ganglios linfáticos en las sienes y detrás de las orejas. Siempre en la misma dirección, en lugar de retroceder y avanzar.


2. Empieza por los pezones
Las 3 reglas de oro para un facial en casa

Si solo prestas atención a la piel de tu cara, simplemente no lo estás haciendo bien, como siempre menciono. Mi lema es que se debe “comenzar en los pezones y terminar en la línea del cabello” para todos los tratamientos faciales, desde la limpieza matutina hasta la hidratación nocturna. Es muy importante cuidar también el escote porque del 70 al 80 por ciento de los casos, esta zona muestra el proceso de envejecimiento antes que el rostro. Razón suficiente por lo cual debería recibir el doble de tratamiento. Además de llevar tu limpiador hasta el busto, debes usar los mismos sueros, tratamientos y humectantes que usas en tu cara. También se ofrecen tratamientos específicos para el cuello y el escote. ¿Ejemplos? La crema para el cuello y el pecho o Reparación del Cuello de Skin Studio, que ayudan a suavizar gradualmente las líneas finas, y el Boost Décolletage con máscara LED, que trata el área con luz roja e infrarroja cercana, aumentando el flujo sanguíneo y uniendo el tono de la piel.


3. Trata la piel como una esponja
Las 3 reglas de oro para un facial en casa

Si tus músculos son masa, naturalmente tu piel es una esponja. Tratar la piel como una esponja es clave. Cuando observas la piel bajo un microscopio, con un aumento de 10,000 veces, puedes ver el tejido graso y las fibras de colágeno debajo, así como otras capas, es una esponja. Por eso siempre realizo una operación de prensa y liberación para que el producto penetre en la piel.

Cuando aplicas una fórmula a la piel y la presionas (con los cuatro dedos), tu piel se abre microscópicamente; a medida que suelta, agarra lo que hay allí, absorbiéndolo inmediatamente. Ya sea un tónico, esencia o suero, el consejo es extender el producto sobre la piel y luego presionarlo lentamente, soltarlo y luego golpear suavemente la piel con las yemas de los dedos para asegurarte de que todo se absorba. Después de eso puedes seguir con otra capa. Sigue este truquito mágico, y me lo agradecerás.

Las 3 reglas de oro para un facial en casa
“Es muy importante cuidar también el escote porque del 70 al 80% de los casos esta zona muestra el proceso de envejecimiento antes que el rostro”
Helmy Peña, facialista y directora de @skinstudiodr
20201028 https://www.diariolibre.com

+ Leídas