Los secretos de unas nalgas de acero

$!Los secretos de unas nalgas de acero

Durante todo el año, quizá a falta de vacaciones, la retaguardia queda olvidada. Llega ese día en que toca lucir y ¡ufff! no está lista para salir. La flacidez, la celulitis y las consecuencias de no ejercitarse o alimentarse como es debido, salen a la luz arruinándolo todo. Pero en esta parte el color rosa de la vida te puede sonreír este verano con las recomendaciones de las expertas que hemos consultado.

Cariño desde la casa

La firmeza es una de las cualidades de un trasero perfecto, a esto la doctora estética Kirshe Piñeiro agrega que debe ser redondeado, con volumen y “absolutamente proporcional al resto del cuerpo”. No obstante es una zona que comúnmente es descuidada, por lo que presenta normalmente desperfectos como celulitis, estrías y marcas residuales de foliculitis (infección del área donde crece el pelo).

Acciones tan sencillas como un exfoliante corporal con café molido y aceite de coco ayuda a mejorar la circulación y la apariencia de la celulitis, así como aumentar la ingesta de agua, medidas que Piñeiro recomienda y puedes llevar a cabo en el hogar. La experta alerta también sobre los principales enemigos para lucir un trasero de revista: la falta de ejercicio, el aumento de peso abrupto y una dieta inadecuada repercuten directamente en su tonicidad, el cúmulo de grasa y la presentación de celulitis.

Una alimentación integral

Si “googleas” seguro que encuentras muchísimos alimentos para obtener esas nalgas mitológicas. Que si consumes lácteos, huevos, carne magra, legumbres y un universo que te harán creer que sí, pero llegado el momento nada pasará, salvo una gran decepción porque, tal como asegura la doctora Erika Pérez, ningún alimento logra que se desarrolle una parte del cuerpo de manera más voluminosa o fuerte que otra. La tonificación y aumento tienen mucho que ver con el entrenamiento físico y una alimentación equilibrada que incluya todos los grupos de alimentos individualizados.

“Si una paciente me llega con esa inquietud, es joven, está haciendo ejercicio y comiendo de manera equilibrada, pero no ve resultados, lo primero que haría es confirmar sus perfiles médicos, el sueño es fundamental y el manejo del estrés... son muchos los puntos que no están incluidos en una rutinita sacada de internet”. Es tarea de un guía profesional provocar con ejercicios adecuados que las fibras musculares se vayan hipertrofiando para crear una masa muscular de acuerdo con su estructura, “no como la de una foto que nos gustó”. Se puede potenciar lo que se tiene, no crear lo que no existe.

Aumenta tu booty

¿Sabías que los glúteos conforman el músculo de mayor tamaño en nuestro cuerpo? “¡Así como lo ves!”, afirma la coach de nutrición y wellness Hiedy Paniagua. También es capaz de quemar la mayor cantidad de calorías por la manera en que está conformada: glúteo mayor, mediano y menor. Estos son muy importantes por su función sobre los miembros inferiores en cuanto a movilidad y también sobre la pelvis, influyendo en la movilidad y estabilidad de la pelvis y la columna vertebral.

Su primera recomendación es la hidratación como parte fundamental para el desarrollo de nuestros músculos. “Hay que mantenerlos hidratados mientras realizamos algún tipo de ejercicio porque el cuerpo nos pide más líquido de lo normal, debido a que a través del sudor eliminamos toxinas, minerales, iones, que son necesarios para un correcto funcionamiento muscular y más aún si buscamos un crecimiento muscular, por eso es necesaria el agua, la única vía rápida por la cual vamos a poder reponerla; para esto necesitamos cada día estar hidratados al máximo”.

Si ya estás dispuesto a realizar todos los consejos anteriores, entonces es hora de ponerse en marcha con los ejercicios que Hiedy recomienda para que tengas unos glúteos perfectos este verano con solo realizar 3 sesiones de 12 repeticiones.

1 Sentadillas clásicas o combinadas. Nos ayudan a tonificar no solo los glúteos sino también las piernas, mientras se quema grasa. Para que sean efectivas deberás hacerlas correctamente, con los pies separados a la anchura de tu espalda y la espalda firme.

2 Lunges o zancadas. Son súper efectivas para una mayor estimulación de los tres músculos de esta área. Con los pies separados, brazos relajados y espalda erguida. Da un paso hacia atrás con una de las piernas y desciende flexionando las rodillas formando un ángulo recto; recoge la pierna atrás y vuelve a la posición inicial.

3 Elevaciones. Con este sencillo ejercicio fortalecerás tus nalgas. Túmbate en el suelo con las rodillas a la altura de los hombros y los brazos firmes en el piso, levanta la pelvis lo más que puedas y contrae los glúteos. Baja sin despegar la cabeza ni el cuello del suelo.

4 Abducción de cadera. Muy útil para desarrollar los músculos. Acostado de lado, con la cabeza erguida, haz una elevación lateral de la pierna con la rodilla, siempre en forma extendida, no doblada. Esta elevación de la pierna será de 70 grados.

5 Patadas. Sin importar cuáles sean, resultan perfectas para tonificar y definir los glúteos. Existe una gran variedad, haz la que más te anime: patada trasera, como su nombre lo dice, te colocas de rodillas en el suelo, con una apoyada y la otra doblada sobre el pecho; llevas la pierna flexionada hacia atrás hasta realizar una extensión completa de la cadera. De extensión de piernas: boca abajo poniendo las manos en el suelo a unos 90 cm de los dedos de los pies, mantén las caderas arriba y contrae los abdominales; levanta una pierna hacia atrás y hacia arriba, alzando el talón; contrae los glúteos. Vuelve a poner la pierna en la posición inicial.

20180702 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas