Yoga facial, 7 ejercicios para rejuvenecer tu rostro

  • Así como ejercitas tu cuerpo, debes hacerlo también con la musculatura del rostro

El yoga facial se ha convertido en la nueva tendencia en clave de belleza. No solo mejora las arrugas de expresión y fortalece el rostro, también relaja el rostro y oxigena la piel. Los beneficios son múltiples, tal y como nos explica Tojaira Pérez, maestra de yoga, certificada en ayurveda de @Ohmspiritrd, en este tutorial, donde a través de siete ejercicios te enseña a restar años a tu piel. ¿Empezamos?

1. Rotación de torso

Inicia con una rotación del torso para relajar la parte alta del cuerpo y el rostro, Primero hacia el lado derecho, en círculos, con todo el torno; y cambias de dirección hacia el lado izquierdo.

2. Manos en hombros y codos unidos

Lleva tus manos hacia tus hombros para abrir el pecho con tus codos hacia adelante y llevándolos hacia atrás en círculos. Cambia hacia adelante, llevando tus codos hacia atrás unidos.

3. Waooooo

Relaja el rostro y mueve toda la musculatura de tu cara diciendo waoooo, abre la boca muy grande cuando pronuncies waoooo. Relaja tu frente y mejillas diciendo waoooo. Descansa, respira y mantén siempre tus hombros relajados.

4. Rolly polly

Lleva tu lengua por encima de tus dientes y haz círculos con ella hacia la derecha, ayudando a la musculatura que envuelve tus labios. Cambia de dirección hacia el lado izquierdo. Descansa y repites.

5. Empuje de ojos y cejas

Empuja tus ojos con tus dedos para ayudar a fortalecer esa área. Lleva tus manos como una 'V' al lado de tus ojos y cejas y vas a estirar hacia atrás y te quedas allí por 10 segundos. Descansa y repites.

6. Ohhhhhh

Después, lleva tus dos manos al rostro para estirarlo hacia atrás: frente, ojos, mejillas... y vas a decir un gran Ohhhhh, abriendo mucho tus ojos mientras lo pronuncias. Siente cómo te liberas cuando lo digas. Descansa y repites.

6. Tapping

Con las yemas de tus dedos haz tapping en todo tu rostro, bien suavecito para no crear tensión en el rostro ni maltratar la piel, pasando por la frente, bajo los ojos, mejillas, siempre caminando hacia arriba y hacia atrás... mentón, el área del cuello. Descansa y repites.

Y recuerda que es importante:
- Inhalar y exhalar mientras haces el movimiento.
- Repetir 3 veces cada ejercicio.
- Lo ideal es ejercitarte todos los días, si no es posible elige un día de la semana para hacerlo, ya sea una rutina corta de 5 minutos, o una rutina perfecta de 15-20 minutos.
Otras recomendaciones que ayudan

- No llevar las carteras pesadas porque con ese peso podemos cambiar la simetría del rostro sin darnos cuenta.

- También puedes cambiar tu simetría al hablar con el teléfono celular pegado de la oreja y hombro, inclinada hacia un lado.

- Sonreír con todo el alma (arriba y atrás) es bueno porque así ejercitas tus músculos inconscientemente.

- Importante: la rutina de limpieza diaria, hidratar y humectar (que no es lo mismo).

- Salpicar con agua (a temperatura primero y terminando con fría) tu rostro por 100 veces, echando el agua hacia tu rostro, de abajo hacia arriba y así levantas la piel de tu rostro, mejora la circulación, ayuda con las arrugas, estimula la piel,

- No utilizar agua caliente porque seca la piel.

- Una vez a la semana hazte una mascarilla con 1 cucharada de yogur natural y una de miel, la dejas en la piel de 15-20 minutos y te ayudará a aclarar tu rostro, con las arrugas, trabaja con el acné y cierra los poros.

Estos son los beneficios del yoga facial
  • Trabaja la musculatura de tu rostro fortaleciéndolo y levantándolo, pero también lo hace con todo tu cuerpo porque nuestros músculos están conectados unos con otros.
  • Rejuvenece tus rostro.
  • Ayuda con tu autoestima, te da más seguridad.
  • Ayuda con la simetría del rostro.
  • Lleva un brillo único a tu rostro.
  • Mejora la circulación de tu cara.

Video: Bayoan Freites

20200619 https://www.diariolibre.com

+ Leídas