“Alcohol, ¿cuándo no se considera moderado?”

$!“Alcohol, ¿cuándo no se considera moderado?”

Aprovechando una época de mayor exposición al consumo de alcohol, nos detenemos a detallar lo que consideramos moderado y algunos puntos que sugieren que usted ya no es un “bebedor social”.

Recientemente, la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) reportó los resultados de un estudio científico (Iakunchykova, 2019) en el que más de dos mil personas fueron evaluadas, considerando a las siguientes preguntas como determinantes de un consumo excesivo de alcohol:

— ¿Toma más de seis tragos/copas en una ocasión? Recuerde que una botella de vino contiene el equivalente a 6 copas (4 onzas cada una), lo cual es comparable con 12 onzas de cerveza o 1.5 onzas de alguna bebida destilada (vodka, ron, whisky).

— ¿Tiene la sensación de resaca o embriaguez cuando toma?

— ¿Necesita de un trago o copa cuando despierta en la mañana?

— ¿Ha afectado a alguien (violencia) por el consumo de alcohol?

— ¿Tiene algún miembro de su familia preocupado por su ingesta de alcohol?

Estas preguntas fueron las realizadas a los participantes del estudio mencionado inicialmente que buscaba de forma primaria investigar el daño que produce en las fibras musculares del corazón un consumo excesivo de alcohol, aun cuando el paciente no siente ninguna molestia o síntoma característico, siendo los resultados sugestivos de un daño significativo al tejido del corazón.

— ¿Y no se supone que una copa de vino al día se considera saludable para el corazón?

No realmente. Hace varios años que se ha resaltado que el consumo de alcohol no provee beneficios en ninguna dosis y que los antioxidantes como los flavonoides sugeridos como beneficiosos en el vino, podríamos encontrarlos en frutas y en otros alimentos, sin el efecto dañino del alcohol.

Actualmente, el rango de moderación permanece en la cantidad de una copa al día en mujeres y hombres mayores de 65 años o dos copas al día en hombres menores de 65 años. Esta recomendación no se hace en ningún caso, pues si usted no toma, no se le recomienda tomar, y si lo hace, debe consultar con su médico de cabecera sobre el riesgo existente con alguna condición médica (ej. Diabetes), uso de fármacos y otras condiciones como el embarazo donde se contraindica su ingesta.

En cuanto al control de peso, el consumo de alcohol es una de nuestras mayores limitaciones en los avances. En los hombres, el alcohol disminuye los niveles de testosterona, bloqueando así la ganancia de masa muscular y dificulta la pérdida de peso por el aporte de calorías vacías. Aún en el rango de ‘moderación’, la ingesta de alcohol tiene un impacto que ralentiza los objetivos de un peso saludable (Chao, 2019).

Considere realizar una autoevaluación con las preguntas realizadas al inicio y buscar apoyo de forma inmediata en caso de encontrarse respondiendo de forma positiva a una o más de ellas.

Temas

+ Leídas