Conceptos nutricionales básicos de un paciente con diabetes (2/3)

“Existe una relación clara y estrecha entre nuestra alimentación y el control glicémico”
$!Conceptos nutricionales básicos de un paciente con diabetes (2/3)

Existe una relación clara y estrecha entre nuestra alimentación y el control glicémico. Sin embargo, llama la atención que pacientes con diabetes ignoran el impacto que tendría en el control de su enfermedad una alimentación saludable, que preste atención a conceptos específicos relacionados con la glicemia.

Para apoyar este mes de concientización y alarma contra la diabetes, aclaremos algunas ideas (Eleazu, 2016):

Respuesta glicémica: se refiere al efecto que los alimentos van a tener en nuestra glucosa (azúcar en sangre) después de ser consumidos.

Índice glicémico (IG): es una clasificación que intenta sugerir qué tanto podría elevarse la glucosa luego de ingerir algún hidrato de carbono. Se divide en alto índice glicémico (>70), intermedio (55-70) y bajo índice glicémico (<55). Para llevar esto a una interpretación más fácil, existe una lista de alimentos dentro de cada categoría, colocando como ejemplos al pan blanco (IG alto), melón (IG intermedio) y manzana (IG bajo).

Carga glicémica: se refiere a la respuesta en la glicemia con algunos alimentos, no solamente a partir de su índice glicémico, sino de la cantidad ingerida. Esto pretende resaltar la idea de que, aunque un alimento tenga índice glicémico alto o bajo, la cantidad ingerida también debe considerarse.

¿Qué es importante resaltar? Que el paladar no tiene un rol en el control de glicemia, esto significa, que no es la apreciación de lo ‘dulce o salado’ lo que debemos tomar en cuenta. Esto último es importante, porque podríamos asumir, por ejemplo, que la batata por ser dulce tiene un mayor impacto en nuestra glucosa, cuando realmente su índice glicémico es bajo, a diferencia de la papa que es alto (de aquí la importancia de conocer los conceptos antes descritos).

El aporte de fibra tiene un papel protagónico en el control glicémico por retrasar la digestión y absorción de los hidratos de carbono, además de proveer saciedad y por tanto contribuir al control de peso corporal. Esto sin embargo no significa, que consumir pan integral por su aporte de fibra no afectará nuestros niveles de glucosa en sangre.

No existe tal cosa como chocolate para diabético o galletas sin azúcar, lo que podemos encontrar es un chocolate o galletas con menos azúcar ‘añadida’, pues ya de por sí, tanto el chocolate como las galletas son hidratos de carbono y por tanto tendrán repercusiones en nuestra glicemia.

Así como estos conceptos, existen otros de gran relevancia en el control de la diabetes, que deberán ser discutidos con cada paciente para poder realizar una pauta nutricional personalizada que se apegue a sus necesidades y posibilidades de satisfacer a largo plazo, la estrategia nutricional que resulta tan importante como el apoyo de los medicamentos.

+ Leídas