Menos sal y más potasio

“Aumentar el consumo de potasio en la alimentación contribuye a mejorar los niveles de presión arterial debido a que el potasio elimina el sodio a través de la orina”
$!Menos sal y más potasio

Se reconoce que niveles de sal elevados podrían contribuir al aumento de la presión arterial, pero el efecto del exceso de sodio tiene una relación directa con la baja cantidad de potasio en la alimentación. Aumentar el consumo de potasio en la alimentación contribuye a mejorar los niveles de presión arterial debido a que el potasio elimina el sodio a través de la orina.

Un estudio reciente de larga escala llamado ‘PURE’ demostró la relación entre la mejoría en niveles de presión arterial y la excreción de potasio a través de la orina.

Es tan evidente el beneficio, que actualmente se habla de sustituir el consumo de sal (cloruro de sodio) por cloruro de potasio (KCl). Esto significa, que no se recomienda que oriente sus esfuerzos en evaluar si lo ideal es consumir la sal rosada (conocida también como sal de Himalaya), de mina o sal común, sino más bien, en minimizar el consumo de cualquiera de estas pues ninguna ha demostrado superioridad al ser comparadas.

La cantidad recomendada de potasio en los adultos es de 4700 miligramos (mg) por día. Por ejemplo, un guineo maduro tiene aproximadamente 420 mg de potasio, así como media taza de batata tiene 475mg.

Otros alimentos ricos en potasio son los aguacates, el melón, naranjas, papas, yogurt descremado, pasas, ciruelas deshidratadas, salsa de tomate, entre otros.

Existe un patrón nutricional que resalta en las recomendaciones de pacientes con hipertensión arterial, denominado “Dieta DASH” (DASH, son siglas en inglés referidas a Dietary Approaches to Stop Hypertension) o su traducción, Abordajes dietéticos para detener la hipertensión arterial, donde el consumo de frutas, verduras y lácteos descremados forman parte de los alimentos ricos en potasio que han mostrado mejoría en controlar la presión arterial.

¿Es dañino un consumo excesivo de potasio?

En pacientes con algún trastorno renal (en los riñones), no se recomienda un consumo elevado de potasio, pues el riñón pierde la capacidad de eliminar el exceso y su acumulación podría predisponer a arritmias (trastornos del ritmo cardiaco), debilidad, calambres y otros síntomas.

Esto significa, que contamos con una razón adicional, fuera del control de peso corporal, para incluir regularmente frutas, verduras y menos alimentos procesados en nuestra búsqueda de una alimentación óptima y saludable.

Temas

+ Leídas