“Que no es solo azúcar lo que es dulce al paladar”

$!“Que no es solo azúcar lo que es dulce al paladar”

El uso de ciertas palabras o términos en medicina puede llevar a la confusión a muchos pacientes. Y es que cuando le explicamos al paciente alguna condición o enfermedad, buscamos palabras llanas y de fácil entendimiento.

En ese contexto, la diabetes es una enfermedad de gran impacto a nivel mundial por su alta incidencia (nuevos casos) y prevalencia (número de casos actuales), que deja un arduo trabajo para la educación de los pacientes que la padecen.

La glucosa, traducida como azúcar, es el combustible en nuestro organismo para el adecuado funcionamiento de los principales órganos (cerebro, corazón, intestinos).

Si alguien le dice que tiene el azúcar alta, tiene sentido que piense que ha consumido mucha azúcar en los alimentos, ¿verdad que sí? Pero no le explicaron que no se referían exclusivamente al azúcar que usted conoce comúnmente, como azúcar blanca, morena o sus aplicaciones en repostería y demás.

Cuando hablamos de azúcar en sangre, nos referimos a la glucosa, la cual será el producto final de una serie de procesos bioquímicos cuando se ingieren alimentos.

Para reducir la complejidad de este tema, la idea es explicar que estos niveles de glucosa se elevarán por alimentos que contengan hidratos de carbono independientemente de su sabor dulce. Por ejemplo, alimentos como la papa, arroz, yuca, pan, pasta, no tienen necesariamente un sabor dulce y pueden elevar de forma considerable la glucosa, por su contenido en hidratos de carbono y su bajo aporte de fibra cuando no son versiones integrales. Esto también dependerá de la porción consumida y de otros factores.

Este mes de noviembre vamos a desarrollar una serie de artículos relacionados a la diabetes para concientizar, educar y aclarar dudas frecuentes con respecto a este tema.

Con este título aclaramos que, la glicemia o azúcar en sangre se elevará por el consumo de hidratos de carbono sean estos dulces o salados. Sin embargo, lo que produce que estos niveles estén elevados por encima de lo normal no es exclusivo del consumo de estos alimentos, sino de un conjunto de factores como exceso de tejido graso (sobrepeso/obesidad), sedentarismo, genética, bajo aporte de fibra en la dieta, resistencia a la insulina y otros puntos que desarrollaremos en los próximos artículos.

Temas

Salud
Diabetes
Glucosa

+ Leídas