¿Cómo puedo ganar más dinero?

Aumentar nuestros ingresos se logra mejor si entendemos cómo somos
$!¿Cómo puedo ganar más dinero?
Si vives de un empleo, la actitud de trabajo sumada al conocimiento útil es lo que más aumenta los ingresos.

Y esto, en gran parte, está condicionado por nuestra crianza. El que quiere motivarse debe tener motivos. Lo que otros logran y la forma en que lo lograron nos ayuda a entender que es posible... ¿solo para ellos? No, para muchos. Aunque no para todos.

Intenta identificarte con una de las preguntas siguientes. Si son dos, toma la que te parezca más fuerte como motivo para terminar una tarea:

1. ¿Haces un trabajo por miedo a que te repriman? Es cuando nos decimos que debemos terminar algo para que el jefe no me llame la atención por ejemplo.

2. ¿Haces una tarea para que no te castiguen? Como no dándote un aumento o teniéndote que quedar más tiempo en la empresa.

3. ¿Terminas algo más rápido por lo que recibirás? Puede ser hasta un halago.

4. ¿Te da placer terminar un trabajo a pesar de no tener otra motivación? Solo por el sentimiento de haberlo terminado.

Puedes pensar también en lo personal. Podríamos hacer varias preguntas para que sirva de test, pero las líneas que me permiten no me alcanzan... tendrás que concentrarte a fondo para encontrar tu respuesta.

Desde pequeños nos van poniendo motivos para terminar las tareas por hacer. 1- Miedo, 2- Castigo, 3- Recompensa y 4- Placer. Los 4 centros que comandan muchas de nuestras actuaciones. Compara el número de la pregunta con la que te identificaste y tendrás una tendencia de tu accionar.

Para ganar dinero tenemos que dividir en dos grupos estas cuatro áreas. Las primeras tres en un grupo y la última separada.

El grupo 1 tiene un factor que no controlamos del todo. Es casi seguro que dependa de factores externos. Si me comanda el miedo y no terminar un trabajo no implica que algo me atemorice, haré otra tarea que si tema alguna consecuencia. Lo mismo con el castigo.

De las recompensas ni hablar. Aunque es en el sentido positivo... si termino recibo. Si no recibiré: ¿me motivaré?

Hablemos del placer. Tomar la tarea para terminarla por el simple hecho de sentir placer el del deber cumplido es una motivación que no tiene fin. Devorar las tareas y sentir placer es algo que no tiene comparación. La dopamina se riega por el cuerpo y no necesitamos una fusta ni un regalo para trabajar al máximo. Ni hablar de la falta de estrés negativo y el sobrante del estrés positivo, el que nos lleva a estar preparados y energizados.

Si te dices: Tengo que hacer esto porque (el jefe...) o para (recibir...) quizá eres del grupo 1. Si no tienes que decirte nada para ponerte a trabajar en ello, posiblemente eres del 2.

SI tienes colaboradores o hijos: ¿puedes identificar a cada uno cómo es? Solo así conseguirás ponerle la motivación correcta a cada uno.

Pero Diego: ¿Cómo gano más dinero sabiendo cómo soy?

Si eres independiente ya sabes que, a cada tarea y a cada trabajo tienes que ponerle los motivos que te motiven. Bueno, en verdad lo ideal sería tener un método de productividad si tu centro predominante no es el placer... y hasta si lo es te lo recomiendo para lograr más en menos tiempo. Lo que se traduce en más ingresos.

Si vives de un empleo, la actitud de trabajo sumada al conocimiento útil es lo que más aumenta los ingresos. Subimos de puesto si lo tenemos. Dejarnos comandar por los centros del primer grupo sería contraproducente para ganar más. A muchos no les gusta estar detrás de sus empleados: reprochando y castigando por no haber hecho, u ofreciendo recompensas para que hagan.

¿Quieres que tu centro al mando sea el placer? Debes definirte en qué grupo estás, si eres del 1 busca disfrutar el camino y hacer las tareas no importando lo que ocurrirá.

+ Leídas