¿Cuánto tengo que ganar para ser rico?

“El éxito no es un número; es un sentimiento”
$!¿Cuánto tengo que ganar para ser rico?

Uno de los objetivos que la sociedad nos ha puesto en la cabeza es la de ser rico. ¿Cuándo lo somos?

Ser rico medido en dinero es algo que puede romper la cabeza de muchos científicos. Poner un número no es tan fácil. Algunos índices intentan homogenizar la cuestión o relativizar la realidad. Pero son demasiados factores los involucrados.

Por ejemplo, en las encuestas que se hacen para determinar a partir de cuánto se es rico se ve la diferencia que existe en percepción. Si eres pobre el número de ingreso que debemos tener para ser ricos es mucho más bajo del que considera alguien de mayores ingresos.

La media de ingresos en cada país es también un factor a tomar en cuenta. En una nación cara como Singapur hará falta más dinero para ser considerado rico. En una pobre quizá todos los singapurenses serán catalogados como ricos... si solo vemos el nivel de ingresos.

Otro factor que influye es la moneda en que medimos. Ser millonario es un símbolo inequívoco de riqueza... hasta que la moneda se devalúa y comenzamos a ver millones en nuestras cuentas. Un millonario en libras esterlinas no es igual que uno en dólares. Mucho menos en monedas que tengan un valor nominal menor. Aunque en la mente de muchas personas sigue siendo el millonario el objetivo a medir.

Como sabes, no me gusta centrarme en riqueza, prefiero otros términos como independencia financiera. Trataré de plasmar aquí una idea matemática que me ha servido para que mis asesorados se puedan dar cuenta de qué tan bien o mal están financieramente.

Lo más importante en realidad es lo logrado. El éxito se podría plasmar más fácil que la riqueza... quizá por ser tan individual. Que, dicho sea de paso, es mi preferencia. Todos somos diferentes y vivimos diferente, con dogmas distintos y ambiciones diversas.

Mi fórmula es la siguiente: la edad multiplicada por el ingreso mensual me entrega el índice. Luego lo comparamos con el patrimonio. Este último sale de sumar lo que valen nuestras pertenencias y restarle nuestras deudas. Ese número es el más importante, debe sacarlo antes si quiere saber su éxito financiero.

Un ejemplo: si tengo 50 años y gano US$2,000. Mi índice sería 100,000. Por otro lado, tengo mi patrimonio real... lo que valen mis propiedades (vehículo, inmuebles, dinero, inversiones, etc.), menos lo que debo. Comparemos para saber dónde estoy. Si mi patrimonio es:

• Igual al índice acumulado (cerca de US$100,000): estoy más o menos. En realidad, no es grande el triunfo, sino que tengo la base para construir.

• Menos de la mitad del índice (menos de US$50,000): no ando bien. Debería concentrarme en conseguir dogmas asertivos si quiero construir el futuro en el que quiero vivir.

• El doble del índice (más de US$200,000): exitoso sería la palabra que me defina.

Esto es solo un pensamiento empírico que nos puede servir dentro de cánones normales y generales. Para una persona con un gran patrimonio mi definición de exitoso sería una burla. Y una persona de ingresos bajos ve al rico como alguien que gana más que él, con un límite mucho más bajo que el propuesto por un adinerado.

Lo más importante aquí es que debe verse a usted como usted y no compararse con otros.

+ Leídas