¿Existe algún conocimiento indispensable?

“Si no sé de lo que tengo que saber la vida me sale más cara y con menos calidad”
$!¿Existe algún conocimiento indispensable?
No todos somos buenos para todo. Lamentablemente hay áreas en que todos debemos tener un dominio mínimo bastante alto.

Tengo un hijo que estudia física, el otro estudió administración de empresas y ciencias políticas. Por mi lado me gradué de una carrera que hoy poco tiene que ver con lo que hago, aunque fue la base para llegar a esto que tanto me gusta hacer. ¿Cuál de nosotros tres tiene el conocimiento más conveniente?

Pensar que cada uno debería saber lo que saben los otros dos es un poco ineficiente. Para que el mundo funcione debe haber especialistas en cada área. Lo mío es la capacitación... capacitar a personas que quieren tener un crecimiento tanto en su vida personal como en la laboral.

A algunos nos gustan los números, a otros las letras. Hay personas que prefieren la geografía, mientras a otras se les dan bien los deportes. La pregunta es: ¿hay conocimientos que todos debemos tener?

Existen áreas de la vida en que todos nos vemos involucrados; nos guste o no tenemos que afrontarlas. En algunas podemos buscar ayuda, como para encontrar una dirección. Casi todos tendremos que vivir esas circunstancias, ahora hay muchas posibilidades de no tener que pasar la mínima dificultad. Pero me sigo preguntando: ¿en todas las indispensables podemos sobrellevarlas sin ocuparnos de dominar aunque sea lo mínimo?

Pondré como ejemplo un área que me preocupa y me ocupa todo el tiempo: las finanzas personales.

Casi todas las personas en el mundo tenemos que ver, en menor o mayor extensión, con el dinero. Trabajamos, compramos, pagamos servicios, ahorramos, invertimos, etc. Es más, desde pequeños nos dan una mesada o un diario que tenemos que saber manejar.

Imaginemos que la mesada semanal no alcance al jueves. ¿Fue por aprovecharla a su máxima expresión? Quizá... pero en la mayoría de los casos el próximo jueves se verá en la misma situación. ¿Cuándo aprenderá ese niño a llegar con sobrante al día del próximo ingreso? Posiblemente cuando aumente su FQ (cociente de inteligencia financiera).

Un problema es que nos dedicamos a aumentar el IQ (cociente intelectual) y ahora, por suerte, ya se le está poniendo mucho caso al EQ (cociente de inteligencia emocional), pero el FQ no entra en juego; ni en la casa, ni en la escuela y mucho menos en la universidad.

Trabajar para recibir dinero nos obliga a buscar la forma de sabernos manejar con él. Hemos trabajado para él, es hora de sacarle el máximo de los provechos.

No confundamos progresar en la vida con ganar más dinero o tener más pertenencias. Progresar es convertir el ingreso en calidad de vida. La inteligencia financiera nos lleva a conseguir esa conversión. Desde lograr las compras de lo que nos cubre las necesidades, hasta construir el futuro (cercano, mediano y lejano) en qué queremos vivir. Estamos obligados a conocer del tema, no podemos dejar que otros manejen nuestro presupuesto a su antojo. Por ejemplo: haciéndonos comprar algo que no es prioritario e impide convertir nuestro dinero en pertenencias y servicios que sí aumentan nuestra calidad de vida.

AVISO: Estaré a partir de mediados de junio en RD. Si quiere saber de presentaciones abiertas me puede seguir por las redes @diegososasosa. Para contrataciones para empresas y consultorías personales escribirme al correo ventas@diegososa.info

+ Leídas