Recordemos que aún existe el riesgo de afección por COVID-19, el virus del 2020 que ha causado mucha incertidumbre, cambios y fallecimientos. Importante enfatizar que para los juntes de fin de año, ya sea por motivos de trabajo , amistades o familiares, preponderar los lineamientos de protocolo para evitar contagios, el lavado de manos, distanciamientos, uso de mascarilla, evitar aglomeraciones que traigan como consecuencia futuras lamentaciones.

Entender que además de cuidarnos, lo hacemos por nuestra familia, por los envejecientes o afectados con enfermedades de base como falla cardiaca, afección renal, colagenopatías, infartos, arritmias, obesos. Es de sumo valor que usted sea ejemplo para llevar el control de los suyos o su alrededor.

Al adquirir el coronavirus todos podemos correr el riesgo de complicarnos, más aun los de enfermedades como diagnóstico de base. Aún continúa el ministerio de Salud Pública reportando camas utilizadas por pacientes con COVID-19, así como fallecimientos.

Reiteramos evitar los excesos, consultar con su médico de cabecera ante síntomas, sospechas, seguimiento rutinario o si necesita vacunación para otros virus que causan generalmente en esta época afecciones respiratorias.

Al cuidarse del contagio de COVID-19 está cuidando su salud cardiovascular y la de los suyos.

Temas

Salud
Corazón

+ Leídas