Ejercicios en pacientes cardiovasculares

$!Ejercicios en pacientes cardiovasculares

Recientemente se presentaron las últimas guías europeas, en el Congreso Europeo Virtual de Cardiología, desde Ámsterdam, con lineamientos para nuestros pacientes cardiovasculares y no cardiovasculares. A partir de los 35 años, puede incrementar el riesgo de eventos cardiovasculares agudos durante el ejercicio, importante antes de tomar la decisión de realizar ejercicios, realizar una completa evaluación cardiovascular.

El aumento de obesidad, sedentarismo, diabetes, enfermedades cardiovasculares en la población, llama a establecer políticas de buenos hábitos, dentro de los cuales está el realizar ejercicio independientemente de que esté usted sano o si ha tenido eventos o enfermedad cardiovascular detectada.

Es poco probable que el ejercicio desencadene un evento cardiovascular, o paro cardiaco, pero existe, aunque es baja la posibilidad, por lo que debemos saber que estamos aptos para realizarlos.

Todo paciente de edad avanzada, o con enfermedades, debe buscar recomendaciones, por su médico tratante, al iniciar esfuerzos.

Es recomendable 150 minutos semanales de moderada intensidad, o 75 minutos de más intensidad en toda persona sana, 4 a 5 veces por semana.

En pacientes obesos, entrenamiento de 3 o más veces por semana, aeróbico vigoroso y resistencia.

Para pacientes con hipertensión recomiendan, ejercicios de resistencia, aérobicos al menos 30 minutos 5 a 7 días por semana.

Diabéticos, practicar resistencia 3 o más veces por semana, actividad vigorosa 30 minutos 5 a 7 días por semana, así mejora la sensibilidad a la insulina.

Mayores de 65 años, sin enfermedad conocida, se recomienda aérobicos de moderada intensidad al menos 150 minutos por semana, si existe riesgo de traumas al menos ejercicio de fuerza dos días por semana.

Si ha tenido enfermedad coronaria, Bypass, infarto, debe ser guiado por su médico de cabecera (cardiólogo) que estratifique sus riesgos al realizar ejercicios; los deportes competitivos en pacientes de elevado riesgo están contraindicados. Todo paciente que ha tenido un infarto debe ingresar a un programa de rehabilitación cardiaca, guiado por su profesional de salud.

Si usted posee antecedentes de arritmias como fibrilación auricular, se recomienda ejercicio regular, evaluando previamente la estructura de su corazón.

Antecedentes de miocarditis, pericarditis por igual su médico debe luego de estudios de imágenes, definir su integración a ejercitarse.

Las embarazadas poseen su escenario, si no tienen contraindicaciones médicas u obstétricas, pueden realizar actividad aeróbica de moderada intensidad al menos 150 minutos por semana, recordar que su ginecoobstetra y-o cardiólogo dado el caso, permitirá usted se ejercite sin eventualidades.

Pacientes con valvulopatías, deben de ser evaluados por su cardiólogo, y establecer sus riesgos.

Como vemos, todos podemos hacer ejercicios, pero el cómo, cuánto, y sobre todo en qué momento, lo determinará su médico. Busque ayuda y ejercítese con lineamientos que hagan su rutina segura.

+ Leídas