¿Puede el coronavirus afectar el corazón?

Este nuevo virus, puede afectar de manera colectiva, sobre todo a pacientes con mayor vulnerabilidad
$!¿Puede el coronavirus afectar el corazón?

En la ciudad de China de Wuhan, aparece en diciembre 2019 el nuevo Coronavirus (COVID-19), el cual fue declarado el pasado martes como pandemia por la OMS (Organización mundial de la salud), ya que se ha ido expandiendo en otros países.

Es una afección que se manifiesta como cuadro gripal, malestar general, fiebre, dolores musculares, tos e insuficiencia respiratoria, que puede llegar a necesitar ventilación asistida en cuidados intensivos.

Este nuevo virus, puede afectar de manera colectiva, sobre todo a pacientes con mayor vulnerabilidad, como diabéticos, mayores de 60 años, personas con enfermedad crónica cardiovascular (hipertensos, fallo cardiaco), afectados con cáncer o con historia de problemas de base respiratorio crónico.

Los pacientes vulnerables poseen un déficit de inmunidad, las defensas están comprometidas, un cuadro de afección por coronavirus que implica una neumonía grave puede conllevar a descompensación de fallo cardiaco, enfermedad coronaria, previamente estable, se produce una respuesta inflamatoria que incluso afectaría otros órganos.

Se ha evidenciado, en casos aislados de pacientes con otros virus relacionados al mismo como el SARS, afección aguda como miocarditis, con alteraciones del electrocardiograma y ecocardiograma, presentación de taquicardia, hipotensión, shock en pacientes sin antecedentes cardiovasculares, por lo que si existe la posibilidad de injuria cardiaca importante ante esta nueva amenaza.

Ante cualquier cuadro de afección respiratoria importante, ya sea neumonía por Influenza, que por igual existe un alto índice de cuadros en esta temporada, la llegada a nuestro territorio de Coronavirus o cualquier patología pulmonar grave pone en peligro la población con enfermedad de base, como las ya mencionadas anteriormente.

Deben existir protocolos en los pacientes vulnerables, hasta el momento no hay vacuna para el mismo, por lo que se recomienda tomar las medidas de las autoridades de Salud Pública para evitar contagio o propagación, basadas en la OMS, y avisar ante cualquier síntoma a su médico de cabecera.

+ Leídas