$!Amenazas para la salud 2019

Está terminando el 2019 y recordamos las advertencias que para este año hacía la OMS sobre las principales amenazas que para nuestra salud debíamos enfrentar. Aunque hay cada día más conciencia en la gente, los políticos y líderes del mundo no están escuchando y solo les preocupa sus asuntos particulares.

Contaminación del aire y el cambio climático: nueve de cada diez personas respiramos aire contaminado cada día. Para el año 2019 la OMS advertía que la contaminación del aire sería el mayor riesgo ambiental para la salud.

Enfermedades no transmisibles: enfermedades como la diabetes, asma, hipertensión arterial, el cáncer y las enfermedades cardiacas son las responsables de más del 70% de todas las muertes que incluye a 15 millones de personas que mueren entre los 30 y 69 años.

Pandemia global de influenza: el mundo tendrá que enfrentar otra pandemia de influenza, aunque no se sabe cuándo y qué tan grave será, y parecería que no escuchamos.

Resistencia antimicrobiana: El uso indiscriminado de los antibióticos y medicamentos en general sin que se tomen medidas serias y permanentes al respecto, es una amenaza tal, que pronto volveremos a los tiempos en que no disponíamos de medicamentos para tratar las enfermedades más comunes.

Ébola y otros patógenos: en el año 2018 la República Democrática del Congo sufrió dos brotes de ébola en zonas poco pobladas que se extendieron a grandes poblaciones en conflicto donde la ayuda médica no pudo llegar. Imaginemos la catástrofe que se produciría si este y otros virus y bacterias surgieran en los países que hoy están en conflictos civico-militalres.

Débil atención primaria de salud: el origen de la gran mayoría de las enfermedades que padecemos los países subdesarrollados se debe a una inexistente voluntad política de los gobernantes para prevenir las enfermedades: ausencia de agua potable en la mayoría de los hogares, pobre cobertura vacunal, políticas débiles de lactancia materna, asuntos que son obligación de los Estados y no de particulares. El dengue y otras enfermedades transmitidas por vectores, la malaria, la tuberculosis, el HIV y muchas otras.

El nivel educacional bajo de la población mantenido por decenios, el desinterés por hacer las cosas bien, los altos niveles de corrupción e impunidad, las desigualdades e injusticias acumuladas junto a las amenazas que nos recordaba la OMS, son el origen de la inconformidad e indignación de la sociedad actual.

+ Leídas