$!El día 9 del mes 9

El día 9 de septiembre, que es el mes 9 del año, como 9 son los meses del embarazo en la especie humana, se celebra el día mundial del Síndrome Alcohólico Fetal (SAF), que no es más que un llamado a la conciencia de la mujer en edad reproductiva a que no tome alcohol si está embarazada, piensa estarlo o está amamantando.

El 17 de octubre del año 2018 el Ministerio de Salud Pública de la R. D. conjuntamente con OPS/OMS celebró el foro “Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal” para colocar en la agenda pública la situación del consumo de alcohol en la mujer embarazada y sensibilizar a la población sobre esta problemática. En dicho encuentro, la representante de la OPS en el país informaba: “Según nuestras estadísticas la República Dominicana ocupa el tercer lugar en la región de las Américas en el consumo de bebidas alcohólicas por las mujeres embarazadas, y eso constituye un problema de salud tanto para el feto como para la madre, su familia y la sociedad”.

El SAF fue descrito en 1973 por Kenneth Lyons y David W. Smith de la escuela de medicina de la universidad de Washington en Seattle. En 1968 Paul Lemoine en Francia ya había publicado el caso de niños hijos de madres alcohólicas con característica especiales. Estos descubrimientos fueron confirmados por un grupo de investigadores en Gothenburg, Suecia, 1979.

Los niños con SAF tienen cabeza pequeña, puente nasal plano, nariz corta, labio superior delgado, surco nasal liso y ojos que recuerdan a los del síndrome de Down. Y una condición que siempre está presente: el retraso mental. Como no sabemos cuál es la concentración de alcohol capaz de dañar al feto, lo correcto es no tomar nada de alcohol en el embarazo y mientras se está amamantando, etapas en las que el cerebro del niño está en pleno desarrollo y crecimiento.

En la R. D. existe el “Clúster del Alcohol” integrado por varias instituciones bajo la coordinación de la Dirección de Salud Mental del MSP cuya función fundamental entre otras es, hacer conciencia en las embarazadas, los profesionales sanitarios y la población general de que el SAF es un problema real y grave, que afecta a la salud de los niños para toda su vida, que es prevenible, y que esa prevención está en nuestras manos.

+ Leídas