Enfermedades de transmisión vertical

Enfermedades de transmisión vertical son las infecciones o enfermedades que puede adquirir el niño de su madre en el embarazo, en el momento del parto o a través de la lactancia. Los padres debemos educar a nuestras hijas (os) para que visiten regularmente al especialista al llegar a la adolescencia, edad en la que tendrán relaciones sexuales con nuestro consentimiento o sin él. Es lo mejor que podemos hacer. Hacerlos conscientes del peligro de ser promiscuo sexualmente. Inducirlos a retrasar para más tarde sus relaciones sexuales, que aprendan a evitar el embarazo fuera de lo que es una relación estable y, que, si sucediera, de inmediato lo comuniquen y pidan ayuda. Porque el embarazo es una condición especial que debilita el sistema inmune de la mujer la que puede enfermar y transmitir esa enfermedad a su criatura.

Poder evaluar al hombre y muy particularmente a la mujer joven en edad fértil es una oportunidad ideal para hacer análisis y pruebas, y verificar si tienen protección contra las enfermedades de transmisión sexual y protegerlos si no lo están, a través de las vacunas y otras alternativas terapéuticas.

“El número de niños que nacen con VIH en la RD es alto, con estimación del 6%, mientras 3, 700 infantes están expuestos a este virus cuando la meta era reducirlo al 2% o menos para el año 2015” (RD está en números rojos con los niños que nacen con VIH y sífilis. Lisania Bautista 30/noviembre/2012, Diario Libre). “Si la joven se embaraza y va al obstetra, y se le descubre sífilis en sus primeros estadios, con solo recibir una dosis de penicilina G benzatínica y un seguimiento adecuado, se va a sanar, habrá evitado la transmisión vertical y dará a luz a un niño sano” (Transmisión materno infantil del VIH y sífilis congénita. Artículo del Dr. Roberto Antonio Nina Bautista, gineco obstetra miembro de la Sociedad Dominicana de Medicina Perinatal, 7 de diciembre/2018. Diario Salud).

En nuestro país nacen todavía demasiado niños con enfermedades transmitidas por sus madres: sífilis, VIH y otras que están reemergiendo y que pueden prevenirse. El embarazo en adolescentes, que es un serio problema familiar y de salud pública se agrava, cuando nuestras jóvenes no tienen conciencia de que están enfermas y enfermando a sus hijos. Se hace necesaria una oportuna, correcta, masiva y permanente educación del control de la natalidad y la sexualidad en nuestra sociedad.

+ Leídas