Influenza: ¿epidemia o son los casos esperados?

$!Influenza: ¿epidemia o son los casos esperados?

Epidemia y brote epidémico son sinónimos. Se prefiere usar este último término, porque se piensa que la palabra epidemia pudiera producir alarma. Epidemia o brote epidémico es la aparición de uno o más casos de una infección que nunca antes se conocía en una población, o la aparición de más casos de los esperados de una enfermedad que ya se conoce en un país o región en un momento determinado. ¿Con tantos casos que estamos viendo de influenza en niños y adultos en estas últimas semanas, se puede afirmar que estamos ante un brote epidémico de esa enfermedad en nuestro país? No soy yo quien debe decirlo. Toca al Ministerio de Salud Pública a través de su departamento de epidemiología informar al respecto, porque la población tiene el derecho a saberlo. ¿Para qué? Para seguir las recomendaciones que deben emanar de esa autoridad, para protegernos, involucrarnos, y no caer en rumores y especulación.

Valga recordar a los padres que deben vacunar a sus niños contra la influenza. También la mujer embarazada, los envejecientes, asmáticos, diabéticos e hipertensos. Son estos la prioridad, pero todos deberíamos vacunarnos. Porque si bien es cierto que la mayoría de las personas que adquieren este virus se recuperan completamente, un porcentaje no despreciable se complica con una enfermedad respiratoria severa que puede terminar con la vida incluso de jóvenes muy saludables.

Este virus respiratorio que ha acompañado a la humanidad desde siempre, que los franceses llamaron por primera vez “gripe “y que hoy conocemos como influenza, en los tiempos de la primera guerra mundial (1918) se estima que mató entre 50 y 60 millones de personas, muchísimos más que la guerra misma. Hoy, y a pesar de que contamos con una vacuna, la OMS afirma que, la influenza es la responsable de la infección de 3 a 5 millones de personas y de la muerte de unos 500 mil individuos cada año.

El país debe saber si está o no ante un brote epidémico de influenza. Las autoridades deben informarnos. Debemos saber si disponemos de la vacuna. Y, la población tiene que empoderarse para aportar su cuota. Porque no existe en el mundo gobierno o ministerio de salud que pueda enfrentar exitosamente una epidemia, sin el apoyo decidido de sus ciudadanos.

+ Leídas