Cada día son más los países que se preocupan porque sus habitantes adquieran las destrezas básicas en RCP y nosotros no podemos quedarnos atrás. Son muchas las vidas que podemos salvar. Son cada día más los lugares públicos: cines, aeropuertos, supermercados, colegios y universidades que preparan a su gente y disponen de un desfibrilador portátil de fácil manejo.

La persona que sufre un paro cardiaco cae al suelo, a veces inconsciente, y alguien con los conocimientos básicos de lo que debe hacer, puede salvar su vida comenzando por colocar a la persona en un lugar seguro, sobre una superficie firme, verificar si está consciente o no, conservando la calma y asegurándose de que alguien pueda ayudarle llamando al 911. Y, si no responde, entender que está inconsciente, en paro cardiaco y de inmediato comenzar a hacer las compresiones sobre el tórax del paciente que en el adulto es la parte más importante.

Existe la RCP neonatal que difiere de la RCP del adulto y que también puede salvar muchas vidas en nuestras maternidades públicas y privadas cuando todos los pediatras que reciben niños se capaciten en estas tareas. Para ello, existe un proyecto nacional para capacitar a todos los pediatras del país que reciben niños. Es una disposición oficial que en los próximos días deberá entrar en vigencia.

La Sociedad Dominicana de Pediatría (SDP) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) estarán firmando en estos días una resolución para certificar a los pediatras en ejercicio, y así nuestros niños cuenten con las garantías de una resucitación neonatal correcta si al nacer necesitasen de ella y, solo el pediatra que haya sido certificado SDP-MSP será reconocido oficialmente para aplicar dicho procedimiento.

La SDP con el soporte de expertos de la Academia Americana de Pediatría capacitó a un grupo de nuestros profesionales en RCP neonatal y, nos comprometimos a ser multiplicadores trabajando en las 17 filiales que tenemos en todo el territorio nacional capacitando a todos nuestros asociados. Porque esta es una una manera de ayudar a disminuir los índices de muertes neonatales que en nuestro país aún están muy altos.

+ Leídas