Sarampión: brotes hasta en países desarrollados. ¿Por qué?

Enfermedades que habían sido erradicadas, ahora están reemergiendo.
$!Sarampión: brotes hasta en países desarrollados. ¿Por qué?

“El sarampión, es una enfermedad sumamente contagiosa, si usted no está vacunado y permanece en una habitación con alguien infectado, en más del 90% de los casos, se contagiará. Y, una manera de evitarlo es, con dos dosis de la vacuna triple viral: sarampión, rubeola, papera” (CDC).

El 29 de enero/2019 los oficiales sanitarios del Estado de Washington declararon “situación de emergencia” por el desarrollo de un brote de sarampión en el condado de Clark, al norte de Portland, Oregon. 35 casos confirmados con 11 casos más sospechosos de sarampión, en su mayoría niños por debajo de los 10 años no vacunados. Actualmente, 349 casos de sarampión han sido confirmados en 26 Estados y la capital de los EE.UU. un país que en el año 2000, había declarado erradicada dicha enfermedad. En Europa, se reportaron 365 casos en el 2018 con 35 muertes, y nuevos brotes se anunciaron en Francia, Grecia, Italia y Rumanía. ¿Por qué? Por la propaganda de personas y organizaciones antivacunas que a pesar de la evidencia científica que ha demostrado que las vacunas ha sido el salto más grande que ha dado la humanidad respecto a la prevención de enfermedades; han influenciado en muchas personas y grupos religiosos que han dejado de vacunar a sus hijos. Y, ahí están los resultados. Enfermedades que habían sido erradicadas, ahora están reemergiendo.

Los CDC definen la “erradicación “como la ausencia de transmisión de una enfermedad por el virus que había sido endémico en un área geográfica determinada, tales como un país o una región por 12 meses o más, siempre que exista un buen registro de vigilancia. Lo que han conseguido países que vacunan permanentemente a su población, no a modo de operativos ocasionales.

Gracias al descubrimiento y aplicación de las vacunas, los pediatras de nuevas generaciones no están familiarizados y tienen dificultad para diagnosticar enfermedades como el sarampión, rubeola, tosferina, polio, difteria y muchas otras. Y, debido a la propaganda antivacunas, familias en el mundo lamentan la muerte o discapacidad de sus hijos.

En conclusión, a los grupos antivacunas debo recordarles que enfermedades como el sarampión y muchas otras, han sido erradicadas donde hay una buena cobertura vacunal. Desearles, que nunca un familiar suyo sea mordido por un animal con rabia. Y que si eso sucediera, que no duden en ponerle eso que ellos pretenden desacreditar: la vacuna.

+ Leídas