Violencia infantil
en la pandemia

$!Violencia infantil <br />en la pandemia

“La enfermedad del coronavirus (COVID-19) puede afectar a los niños de forma directa como indirecta. Más allá de enfermarse, el bienestar social, emocional y mental de muchos niños se ha visto afectado por la pandemia. Los traumas que enfrentan en esta etapa del desarrollo pueden tener consecuencias a largo plazo durante toda la vida” (CDC).

En la R.D. el 63% de los niños menores de 14 años han sido víctima de violencia física y psicológica que, en la pandemia, enfrentan tres amenazas distintas: las consecuencias propias de la enfermedad, la interrupción de los servicios sociales y, el aumento de la desigualdad y la pobreza. El 3% de nuestros niños han sufrido castigos severos de acuerdo a los informes de ENHOGAR/MISC y, el 47% de las adolescentes entre 15 y 17 años han experimentado violencia intrafamiliar. Se han reportado en esta pandemia, 5,417 denuncias de violencia o delito sexual, y de estos, el 29% corresponde a menores de edad de acuerdo a los informes de la Procuraduría General de la República.

Para ayudar a combatir esta realidad que viven nuestros niños y adolescentes, el Consejo Nacional para la niñez y la Adolescencia (CONANI), ha establecido líneas directas a través de su teléfono (809) 567-2233 y su línea VIDA 1- 200-1202, además de apoyar a las familias a través de sus programas sociales.

La pandemia, ha traído consigo el cierre de colegios, escuelas y universidades, las enfermedades crónicas de la niñez han sido descuidadas, así como el seguimiento en la consulta normal del niño sano donde el pediatra puede descubrir condiciones que, corregidas a tiempo, previenen daños a largo plazo, además de la interrupción en los programas de vacunación. Uno de cada dos niños ha sido víctima de algún tipo de violencia en la pandemia y, 3 de cada 4, han recibido castigos físicos severos. Uno de cada cinco menores de 5 años está conviviendo con madres víctimas de violencia intrafamiliar, situación que también afecta al niño de manera directa.

La pandemia COVID-19, ha dejado al descubierto que somos una sociedad violenta, y ello, debe llevarnos a profundas reflexiones que nos hagan producir los verdaderos cambios que necesitamos. Que no es construir grandes plazas, sin antes haber construido mejores ciudadanos.

FUENTE: Conferencia magistral de la Dra. Josefina Luna, especialista en Pediatría Social y asesora de CONANI. Desayuno SDP, marzo 25/2021.

+ Leídas